Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿10 días o 14? Explicamos las pautas de cuarentena de la COVID-19

Los CDC revisan las reglas de aislamiento a partir de los datos crecientes sobre el grado de contagio del coronavirus.

Una mujer, con mascarilla, mira a través de una ventana

GETTY IMAGES

In English | Las personas que podrían haber estado expuestas al coronavirus ahora tienen algunas opciones de cuarentena que pueden ayudar a prevenir la propagación de la COVID-19 cuando no hay síntomas o antes de que aparezcan.  

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han recomendado durante mucho tiempo que quienes que han estado en contacto cercano con alguien que tiene COVID-19 se queden en casa y permanezcan alejadas de otras personas durante 14 días. Esta recomendación continúa siendo la regla de oro. No obstante, el 2 de diciembre los CDC agregaron dos alternativas más breves a sus directrices de cuarentena.

Los funcionarios del área de la salud dicen ahora que una cuarentena de 10 días es suficiente si la persona que la realiza no presenta ningún síntoma de COVID-19 durante ese período. Es más, la cuarentena puede incluso concluir en 7 días si la persona arroja resultado negativo en una prueba de detección de COVID-19 y no tiene síntomas de infección.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


"La reducción de la duración de la cuarentena puede hacer que a las personas les resulte más fácil tomar esta crítica medida de salud pública, ya que reduce las consecuencias económicas asociadas con un período más largo, especialmente si durante ese tiempo no pueden trabajar", dijo en una conferencia de prensa Henry Walker, gestor de incidentes de COVID-19 para los CDC. "Además, un período de cuarentena más breve puede reducir la presión sobre el sistema de salud pública y las comunidades, especialmente en momentos en que las nuevas infecciones están aumentando con rapidez".

Estados Unidos está viendo un pico récord en la cantidad de casos de coronavirus y en las hospitalizaciones y muertes causadas por el virus. El día en que los CDC anunciaron el cambio en las pautas de cuarentena, había más de 100,000 personas internadas con COVID-19. Eso es casi el doble de la cantidad hospitalizada durante el pico que se vio en la primavera. Hasta el momento, aproximadamente 14 millones de personas en Estados Unidos se han sido infectado con coronavirus, y más de 273,000 han muerto a causa de la infección.

Las nuevas recomendaciones de cuarentena se basaron en "modelación extensiva" y en nuevas investigaciones, subrayaron los funcionarios de los CDC. John Brooks, director médico en jefe de los CDC para la respuesta a la COVID-19, reconoce que hay un pequeño riesgo de "que una persona que abandona temprano la cuarentena pueda transmitir [el virus] a otra si se vuelve contagiosa”. No obstante, ese riesgo se ponderó contra la reducción del riesgo para el sistema de salud público y privado.

“Una situación en la que están aumentando los casos significa que la cantidad de contactos está aumentando y la cantidad de personas que necesitan tratamiento está aumentando. Eso es una gran carga, no solo para las personas que tienen que cumplir con la cuarentena, sino también para las autoridades de salud pública que tienen que monitorearlas, explicó Brooks. “Creemos que si podemos reducir en algo esa carga, sabiendo que conlleva un pequeño costo, podemos obtener un mayor acatamiento general de las reglas", lo cual se traduce en menos infecciones.

Una vez completada la cuarentena breve, las personas deben de todos modos continuar atentas a los síntomas de COVID-19 durante 14 días a partir de la exposición al virus.

Cuarentena versus aislamiento

Los términos "cuarentena" y "aislamiento" a menudo se utilizan en forma indistinta, pero se aplican a escenarios diferentes. La cuarentena es la medida que corresponde en el caso de una persona que estuvo o podría haber estado expuesta a la COVID-19, mientras que el aislamiento está indicado para alguien con una infección comprobada de coronavirus. No obstante, ambas tienen el mismo fin: evitar que el virus de propague a otras personas.

Quienes tienen COVID-19, con o sin síntomas, se deben aislar de otros durante al menos 10 días a partir de la aparición de los síntomas. El aislamiento puede concluir después de los 10 días siempre y cuando los síntomas estén mejorando y la persona no haya tenido fiebre durante al menos 24 horas. Los CDC actualizaron sus pautas en julio para indicar que ya no era necesario que las personas que habían tenido resultado positivo en la prueba de detección de COVID-19 se realizaran una nueva prueba con resultado negativo antes de poder volver a interactuar con otros individuos.

La actualización se publicó luego de que varios estudios demostraron que 10 días después de la aparición de los síntomas las personas ya no tienen el virus y no son contagiosas. Los CDC también recomiendan que las personas que nunca experimentan síntomas de COVID-19 (personas asintomáticas) pero tienen resultado positivo en la prueba de detección del virus se aíslen durante 10 días después de hacerse una prueba de detección.

Los expertos en salud aplaudieron las nuevas recomendaciones de aislamiento de los CDC. En particular, observaron que los cambios podrían ayudar a conservar materiales de prueba y aliviar los retrasos en los resultados.

Anteriormente, los proveedores de servicios de salud habían estado realizando varias pruebas a algunos pacientes de COVID-19 para asegurar que ya no presentaban riesgo de contagio. Esta práctica se convirtió en un "consumo de recursos", especialmente en los pacientes que arrojan resultado positivo semanas después de la desaparición de síntomas, dijo en una entrevista anterior con AARP Michelle Doll, epidemióloga hospitalaria asociada y profesora adjunta de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de Virginia Commonwealth University en Richmond.

De acuerdo con nuevas investigaciones, es probable que todas esas pruebas positivas persistentes hayan sido un resultado de “fragmentos sobrantes del virus”, no una indicación de que el virus aún estaba presente y era transmisible, explica William Schaffner, profesor de Medicina Preventiva y Enfermedades Infecciosas en el Centro Médico de Vanderbilt University en Nashville.

“Estos son, por así decirlo, soldados muertos. Por lo que no hay razón para hacer todas estas pruebas de seguimiento, ya que solo proveen resultados potencialmente confusos”, indicó Schaffner en julio. Contar con una recomendación más estándar y basada en la ciencia sobre cuándo los pacientes pueden volver a tener contacto con los otros habitantes de su hogar significa que “las personas pueden salir más rápido del aislamiento”, agregó.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Excepciones a la regla de aislamiento de 10 días

Hay algunas excepciones a las recomendaciones de aislamiento de 10 días de los CDC. La primera tiene que ver con las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o un medicamento. Doll dice que el virus es “un poco más impredecible” en pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos, los cuales “pueden propagar el virus por períodos más largos”.

Los CDC dicen que es posible que las personas con sistemas inmunitarios comprometidos deban permanecer en casa y sin contacto con otros por más de 10 días, pero que deben hablar con su proveedor de atención médica para orientación adicional.

Los síntomas pueden persistir mucho después de la infección

Solo porque ya no eres contagioso no significa que no experimentarás ningún síntoma. Hay estudios que indican que el tiempo de recuperación de la COVID-19 puede durar más que el virus.

Un nuevo informe de los CDC, por ejemplo, halló que el 35% de los adultos sintomáticos que arrojaron resultado positivo a la prueba de COVID-19 pero no fueron hospitalizados por la enfermedad no habían recuperado su estado habitual de salud entre 14 y 21 días después de la prueba. Incluso a los adultos jóvenes y sanos les cuesta recuperarse rápidamente de la infección. Casi uno de cada cinco adultos entrevistados de 18 a 34 años sin trastornos médicos crónicos no había recuperado su estado usual de salud 14 a 21 días después de la prueba positiva.

La clave para salir del aislamiento es asegurarte de que tus síntomas están mejorando. Si no mejoran, habla con tu médico. Los síntomas que requieren atención médica inmediata incluyen dificultad respiratoria, dolor o presión persistente en el pecho, confusión, incapacidad para despertarse o permanecer despierto y labios o rostro azulados.

Por último, si tienes un síntoma de COVID-19, como fiebre o fatiga, pero no te haces una prueba para confirmar una infección de coronavirus, es recomendable que te mantengas lejos de otras personas durante 10 días para mayor seguridad, dice Schaffner.

Nota del editor: este artículo, que originalmente se publicó el 27 de julio, se ha actualizado para incluir nueva información.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.