Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Señales y síntomas de coágulos sanguíneos en el cerebro


spinner image El cordón de un aparato para medir la presión forma un corazón sobre un fondo rojo

Entre los síntomas que indican que algo está terriblemente mal se encuentran: debilidad o entumecimiento en un brazo, dificultad para hablar, rostro caído en un solo lado. Aunque solo experimentes uno de estos síntomas, este podría ser una señal de que tienes un coágulo sanguíneo en el cerebro.

Es de suma importancia que comprendas la gravedad de estos síntomas. Esto es lo que necesitas saber.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

¿Qué es un coágulo sanguíneo en el cerebro?

“Un coágulo sanguíneo en el cerebro es una enfermedad grave que puede causar un derrame cerebral o la muerte, ya que bloquea o revienta los vasos sanguíneos”, dice el Dr. Deepak Gulati, neurólogo vascular y director médico de servicios virtuales de derrames cerebrales en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio. “Se conoce comúnmente como derrame cerebral isquémico, pero un coágulo de sangre en el cerebro también podría significar un derrame cerebral hemorrágico, que es menos común”.

Un derrame cerebral isquémico, que representa aproximadamente el 85% de los derrames cerebrales, “ocurre cuando un coágulo de sangre bloquea el vaso sanguíneo”, lo que resulta en la falta de flujo sanguíneo al cerebro. Por otro lado, durante un derrame cerebral hemorrágico, un vaso sanguíneo se rompe y causa la acumulación de sangre dentro del cerebro, agrega Gulati. 

“La palabra 'isquémico' significa falta de flujo sanguíneo”, dice la Dra. Jayne Zhang, profesora adjunta de Neurología en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins. “Como podrás imaginar, si hay un coágulo sanguíneo que bloquea la circulación al cerebro, eso causa la falta de oxígeno, y esa parte del cerebro muere. En ese momento es cuando ocurre un derrame cerebral”.

Hay dos tipos de derrame cerebral isquémico: la trombosis cerebral ocurre cuando se forma un coágulo sanguíneo en una de las arterias que proveen sangre al cerebro. El otro tipo, una embolia cerebral, es causada por un coágulo que se forma en otra parte del cuerpo, por lo general en las arterias del corazón o el cuello, y viaja a un vaso sanguíneo que conduce al cerebro o está dentro de él.

De cualquier manera, el cerebro se ve privado de lo que necesita para funcionar.

Señales y síntomas

“Muchos coágulos sanguíneos envían una advertencia previa. El dolor en el pecho o la dificultad para respirar pueden ser síntomas de un coágulo sanguíneo en los pulmones o el corazón; el dolor en las piernas, la hinchazón de las piernas o un cambio en el color de la piel pueden ser síntomas de un coágulo de sangre en una vena profunda”, dice Zhang.  Por el contrario, cuando hay un coágulo sanguíneo en el cerebro, los pacientes suelen presentar dificultades neurológicas repentinas, agrega.

¿Cómo saber si tú o la persona con quien estás está experimentando un derrame cerebral?

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

RECUERDA EL ACRÓNIMO B.E.F.A.S.T.  (BALANCE, EYES, FACE, ARMS, SPEECH, TIME) PARA RECONOCER LOS SÍNTOMAS DE UN DERRAME CEREBRAL:

  • Balance (equilibrio): ¿Tienes pérdida de equilibrio o te sientes mareado? ¿Caminas de manera diferente?
  • Eyes (cambios en la visión): ¿Tienes visión en ambos ojos? Toma nota de cualquier pérdida repentina de la visión, visión borrosa o doble.
  • Face (rostro caído): ¿Puedes sonreír bien? La debilidad o el entumecimiento en la cara —especialmente en un lado del cuerpo— son señales de un derrame cerebral.
  • Arm (debilidad en el brazo): Trata de levantar ambos brazos. ¿Un brazo tiende a caerse?
  • Speech (dificultad para hablar): ¿De repente hablas y suenas como si tuvieras bolitas de algodón en la boca? La confusión y las dificultades del habla y la comunicación son señales de que puedes estar experimentando un derrame cerebral y “que la parte del cerebro que controla estas funciones está comprometida debido a un coágulo sanguíneo que se formó”, dice Zhang.
  • Time (tiempo de llamar al 911): De la misma manera que el tiempo es esencial con un ataque cardíaco, este es esencial con un derrame cerebral, a menudo llamado ataque cerebral. “Hay un período de tiempo importante de cuatro horas y media” para recibir tratamiento, dice Zhang. “Si llegas al hospital dentro de ese período, podrías recibir un medicamento para eliminar coágulos que podría mejorar los síntomas del derrame cerebral o hacerlos desaparecer por completo”, dice. Es por eso que la frase “el tiempo perdido pone en peligro al cerebro” tiene gran importancia. En promedio, 1.9 millones de células cerebrales mueren cada minuto que un derrame cerebral no recibe tratamiento, según la American Stroke Association.

Otros síntomas de un derrame cerebral causado por coágulos sanguíneos incluyen un dolor de cabeza repentino y grave, problemas de visión, mareos y una pérdida de equilibrio o coordinación que es lo suficientemente grave como para afectar la movilidad.

Diagnóstico y pruebas

Mucho sucede dentro de ese período de tiempo de 4.5 horas, que comienza con el primer síntoma.

“Cuando una persona que posiblemente está teniendo un derrame cerebral llega a la sala de emergencias, primero hacemos una evaluación de los síntomas y obtenemos un historial médico del paciente”, dice Zhang. “Luego se realiza un examen neurológico para averiguar qué vaso sanguíneo puede estar bloqueado y por qué la persona tiene síntomas”. 

Las tomografías computarizadas (CT) y las imágenes por resonancia magnética (MRI) confirmarán el diagnóstico. Ambas ofrecen una imagen del cerebro que muestra la ubicación del derrame cerebral y la magnitud del daño, pero una resonancia magnética es más detallada.

Opciones de tratamiento

El cuerpo absorberá naturalmente un coágulo de sangre por sí solo, pero toma entre días y semanas absorberlo por completo, dice Zhang. Sin embargo, dos tratamientos aceleran el proceso considerablemente.

Uno de ellos, un medicamento para eliminar coágulos llamado activador tisular del plasminógeno (tPA), trata el derrame cerebral isquémico haciendo exactamente lo que su nombre sugiere: descompone el coágulo que está deteniendo el flujo sanguíneo al cerebro. Para ser considerado un buen candidato para recibir el tPA, debes recibir tratamiento en un plazo de 4.5 horas a partir de la aparición del primer síntoma del derrame cerebral.

Fuera de ese plazo, dependiendo del tamaño y la ubicación del coágulo sanguíneo, podrías recibir lo que se conoce como una trombectomía mecánica. En este procedimiento, los médicos pasan un catéter a través de una arteria en la ingle hasta la arteria obstruida en el cerebro para llegar al coágulo y extraerlo.

Ambos tratamientos han cambiado drásticamente cómo se ve la vida después de un derrame cerebral. “Antes de la llegada de los tratamientos que tenemos ahora, solía ser mucho peor”, dice Zhang. “A menos que se trate de un derrame cerebral muy grande que termine causando daños a otros órganos, la tasa de supervivencia de la mayoría de los derrames cerebrales actualmente —si llegan al hospital a tiempo y reciben el tratamiento adecuado— es de más del 90%”.

La recuperación depende de varios factores, entre ellos “el tamaño, la ubicación y el tipo de derrame cerebral”, dice Gulati. “La mayoría de los pacientes mejoran significativamente en las primeras semanas o meses y luego continúan mejorando hasta por un año”.

Nota de redacción: Este artículo, publicado originalmente el 18 de julio del 2017, se ha actualizado para reflejar los nuevos informes de Kimberly Goad.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?