Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

En espera de ser viuda: lo que toda mujer debe saber

Cómo abordar las conversaciones difíciles sobre documentos legales, finanzas y planes para el futuro.


spinner image Una mujer sentada mirando por la ventana con una taza en sus manos.
Fly View Productions / Getty Images

 

 "Es un tumor en la columna vertebral", sollozó mi marido. Con esas palabras comenzó mi travesía por la viudez.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Tony pensó que su dolor de espalda era otro ataque de ciática. Su médico ordenó una resonancia magnética rápida. Pero fue el inicio del tránsito de ocho meses del diagnóstico a la muerte. El cáncer ya se había extendido; era demasiado tarde para curarlo.

Las mujeres no deberían sorprenderse al saber que sobrevivirán a sus maridos. Las mujeres viven más que los hombres y tienden a casarse con hombres mayores. Entre las personas casadas en Estados Unidos, el 58% de las mujeres mayores de 75 años enviudan, en comparación con el 28% de los hombres. Es asombroso que un tercio de las mujeres enviudan antes de los 60 años y la mitad, antes de los 65. Yo tenía 56 años.

Hablando claro

Les pedí a mujeres que son (o serán) viudas que hablaran de sus experiencias, de lo que aprendieron o de lo que les gustaría contar.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Mary Ellen Roberts vive con Jim, que ha sido su esposo durante 45 años. Hace trece años, Jim pensó que tenía gripe. Una radiografía de tórax mostró una enfermedad incurable llamada fibrosis pulmonar idiopática. Sus pulmones están dañados y rígidos; necesita el máximo de oxígeno. Roberts es su principal cuidadora y se adapta constantemente a las necesidades de él: "Lo que tenga que hacer, lo haré".

 "Pon tus registros financieros en orden" es su primer consejo. "Te conviene evitar un juicio testamentario. Haz un archivo con los papeles importantes y la información de contacto, y dile a alguien dónde está. Cuando llegue el día, es posible que no puedas pensar". Además, recomienda preguntarles a los hijos qué pertenencias quieren y anotar los objetos que deseen o dárselos inmediatamente. En cuanto a los asuntos cotidianos, Roberts dice: "No te sientas culpable por cosas como pedir entrega a domicilio o usar servicios".

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Judy Geigner estuvo casada 43 años. Cuidó de su marido durante seis meses tras el diagnóstico de cáncer de pulmón. Su rápido declive dejó poco tiempo para hacer planes. Aunque algunas cosas estaban preparadas, los testamentos, las directivas, el servicio funerario prepagado y las parcelas para el entierro, Geigner pronto se vio abrumada por lo que no se había organizado.

Durante su quimioterapia, el marido de Geigner prometió hacerle una carpeta, "toda para ti". Ella la encontró más tarde; estaba vacía. Él había administrado las finanzas y solo proporcionó las contraseñas necesarias poco antes de su muerte. Se olvidó de hacer los arreglos necesarios para que su pensión le llegara a Judy. El seguro médico de Judy se venció al mes siguiente. Ella invita a las mujeres a tener una experiencia diferente y mejor que la suya. "Averigüen dónde están los documentos del seguro y a quién dirigirse".

Sin desanimarse, Judy contrató a un contador especialista en impuestos, un servicio para cortar el césped y un organizador para su mudanza a un condominio. Ahora es orgullosamente independiente: "Estaba sola, pero cuando tenía que hacer algo, lo hacía".

Karen Haack estuvo casada con su marido durante 35 años. Él sobrevivió más de seis años con cáncer del cerebro, mucho más de lo esperado. Hasta llegaron a pensar que habían vencido la adversidad. Esto, dice ahora, es lamentable. "Nunca hablamos de que no se curaría o de qué pasaría si no sobreviviera. Simplemente avanzamos. Son oportunidades perdidas que nunca voy a recuperar". Consultaron a un abogado especializado en herencias para establecer fideicomisos. Haack organizó todos los documentos. Además, asistió a un grupo de apoyo durante dos años. "Era para mí; fue lo mejor que pude haber hecho", afirma. Trece años después, sigue en su casa y tiene amistades sólidas. Aun así, dice: "Perdí a mi compañero de golf y de viaje". Su consejo para las viudas: "Date permiso de lamentarte de vez en cuando. Está bien". En cuanto a la logística, aconseja conseguir "muchos certificados de defunción. Necesitarás más copias de las que crees y después son difíciles de conseguir". (Los expertos recomiendan de seis a diez copias certificadas).

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

El consejo de una contadora pública certificada

Ginna Zoellner lleva más de una década cuidando a su marido con Alzheimer. Está dispuesta a pagar para permitirse ciertas comodidades para cuidar de sí misma. Además, es contadora, de modo que se aseguró de que los asuntos financieros estuvieran preparados para la futura muerte de David. Ella da consejos prácticos y señala que aunque las tareas parecen excesivas, todo debe hacerse, ya sea antes o después del fallecimiento.

"Primero, haz una tabla de todos tus bienes, menos las deudas pendientes", dice. "Luego haz una lista de todas las fuentes de ingresos mensuales. Utiliza dos columnas: una para las cantidades actuales y la otra para las que quedarán después del fallecimiento. (Después del fallecimiento, recibirás mayores ingresos del Seguro Social). Los gastos disminuyen sin tu cónyuge, pero no a la mitad; seguirás teniendo muchos de los mismos gastos. Trata de anticipar tus gastos futuros y haz un presupuesto".

La última palabra

Karen Elizabeth Hannahs es una trabajadora social que asesora a familias con preocupaciones por el final de la vida. Ha observado vacilación en torno a ocuparse de las necesidades financieras cuando un ser querido todavía puede proporcionar información. "Me he encontrado con una comprensible renuencia a hablar de los planes 'futuros'. A menudo las personas sienten alivio al saber que pueden seguir esperando y rezando por un milagro mientras hablan de asuntos financieros de gran impacto para su futuro".

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.