Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo reducir los altos precios de los medicamentos recetados Skip to content
 

Los votantes quieren que el Congreso haga reducir los altos precios de los medicamentos recetados

Las elecciones de mitad de mandato podrían ser determinantes para que los legisladores actúen.

Hombre observa su pastillero semanal.

Getty Images

In English | La incorporación de la cobertura de medicamentos recetados en Medicare en el 2006 ayudó a millones de adultos mayores en Estados Unidos a no tener que elegir entre poner comida en la mesa o comprar sus medicinas. Pero doce años después, los precios de los medicamentos recetados siguen por las nubes, y muchos consumidores mayores de 50 años todavía se enfrentan a esa decisión.

El precio promedio de venta al público de un medicamento recetado para tratar una enfermedad crónica ha alcanzado unos $13,000 al año. Esto es más del triple lo que era cuando se aprobó la histórica legislación que incorporó la cobertura de medicamentos, y representa aproximadamente el 80% del beneficio jubilatorio anual promedio del Seguro Social. Lo que deben pagar los beneficiarios de Medicare de su bolsillo por esos medicamentos varía muchísimo, según el plan que tengan.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Durante las campañas electorales a mitad del mandato presidencial este otoño, los candidatos para el Congreso y las oficinas estatales deben saber que el alto costo de los medicamentos recetados pesa en la mente de los votantes. En una encuesta llevada a cabo por la Kaiser Family Foundation esta primavera, los participantes dieron la máxima prioridad a la reducción de los precios de los medicamentos recetados. La encuesta también reveló que más del 80% de los adultos en Estados Unidos sostienen que el Congreso no está haciendo lo suficiente para solucionar este problema.

"No hay ninguna razón por la cual nosotros deberíamos estar pagando los precios más altos del mundo por medicamentos", dice Megan O’Reilly, directora de salud y defensa de la familia, de AARP. Y, en una carta dirigida al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Joyce Rogers, vicepresidenta sénior de asuntos gubernamentales de AARP, dice: "Es de vital importancia que cualquier propuesta para reducir el costo de los medicamentos recetados no simplemente transfiera los costos dentro del sistema de atención médica sin abordar la causa fundamental del problema: los precios establecidos por las compañías farmacéuticas". 

Es crucial elegir a las personas adecuadas en noviembre para lograr la reducción de los precios de los medicamentos, dice David Mitchell, fundador de Patients for Affordable Drugs. "Deberíamos buscar a candidatos que estén dispuestos a enfrentarse a toda la industria farmacéutica", dice Mitchell, que padece de cáncer de la sangre, un cáncer incurable. "Las historias que oigo parten el corazón. Hay personas que tienen que saltar dosis, cortar las pastillas a la mitad, vaciar sus cuentas de ahorro 401(k). Una mujer con cobertura de Medicare acumuló deudas de tarjetas de crédito para poder pagar lo que le correspondía de los costos de sus medicinas y luego tuvo que refinanciar su casa. En este momento, el sistema no está sirviendo a los pacientes y consumidores. El sistema está sirviendo a aquellos que se enriquecen a través de él".

Preguntas a los candidatos sobre el precio de los medicamentos.

AARP

Estas son maneras en las que los próximos legisladores federales y estatales pueden abordar los altos precios de los medicamentos: 

Negociar los precios

Los expertos en políticas dicen que las soluciones a los altos precios de los medicamentos se han conocido por años. La primera en su lista es darle a Medicare el poder de negociar con los fabricantes farmacéuticos. "Como el comprador más grande de medicamentos recetados, el Gobierno federal debe poder sacarle provecho a ese poder adquisitivo para obtener mejores precios para los beneficiarios", dice O'Reilly.

Permitir la importación segura de medicamentos

AARP se encuentra entre los grupos que están luchando por precios más bajos a través de la importación segura de medicamentos menos costosos. Las propuestas sugeridas por AARP incluyen permitir la compra de medicamentos recetados de países como Canadá o miembros de la Unión Europea.

Ampliar el acceso a los medicamentos genéricos

Los defensores de esta solución sostienen que la competencia también aumentaría si los adultos mayores en Estados Unidos tuvieran un mejor acceso a los medicamentos genéricos, que cuestan menos. Por ejemplo, la ley Creating and Restoring Equal Access to Equivalent Samples (CREATES, Creación y restablecimiento del acceso igualitario a muestras equivalentes) no les permitiría a los fabricantes de medicamentos bloquear el desarrollo de medicamentos genéricos asequibles. Algunas compañías de medicamentos de marca frustran a los fabricantes de medicamentos genéricos al negarse a darles muestras del medicamento que necesitan para probarle a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. que el equivalente genérico es tan bueno como el de marca. La ley CREATES le permitiría a las compañías fabricantes de medicamentos genéricos a demandar a los fabricantes de medicamentos de marca para obtener esas muestras. Hasta el momento, ni el Senado ni la Cámara de Representantes han votado sobre esa propuesta, que goza de apoyo bipartidista.

Preservar la ayuda financiera para beneficiarios durante el período sin cobertura de Medicare

Como parte de un acuerdo incluido en el presupuesto federal a principios de este año, los beneficiarios con cobertura de medicamentos recetados de la Parte D de Medicare y altos gastos en medicamentos recibirán cierta ayuda financiera. Esto se debe a que el período sin cobertura se eliminará en el 2019 en vez de en el 2020, y las compañías farmacéuticas pagarán una mayor parte de los costos. El período sin cobertura comienza una vez que el beneficiario haya gastado cierta cantidad de dinero en medicinas en un año. En adelante, él o ella debe pagar más por los medicamentos recetados hasta alcanzar el límite anual de gastos de bolsillo. La industria farmacéutica ha estado ejerciendo presión para cambiar el acuerdo que eliminaría el período sin cobertura. AARP ha estado instando a los líderes del Congreso a proteger el acuerdo que reduce los costos durante el período sin cobertura y es posible que este tema vuelva a surgir en el Congreso.

Eliminar las cláusulas de censura impuestas a las farmacias

AARP también apoya dos proyectos de ley presentados en el Senado que prohibirían las supuestas órdenes de censura que les impiden a los farmacéuticos informar a los consumidores cuando les es posible comprar una medicina a un precio más barato si lo compran sin usar sus seguros. 

Aumentar la transparencia en la fijación de precios

Por años, los precios de los medicamentos recetados han aumentado a tasas mucho más altas que la tasa de inflación. AARP y otras organizaciones están instando al Congreso a exigirles a los fabricantes de medicamentos que expliquen por qué establecen precios tan altos para sus productos y por qué estos precios aumentan tanto con el tiempo. AARP opina que los pacientes también merecen saber cuánto respaldo financiero por parte de los contribuyentes recibieron las compañías durante las investigaciones y el desarrollo del medicamento y cuánto gastaron los fabricantes en su promoción en comparación con lo que se gastaron en su investigación y desarrollo. AARP apoya la ley FAIR Drug Pricing Act, que exigiría una mayor transparencia en la fijación de los precios.

Luchas a nivel de los estados

Según la National Conference of State Legislatures (NCLS, Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales), 25 estados han promulgado iniciativas que harían ilegales las cláusulas de censura impuestas a las farmacias. Otros han aprobado proyectos de ley para mejorar la transparencia en la fijación de precios. Por ejemplo, California en la actualidad les exige a las compañías farmacéuticas avisar con dos meses de anticipación cuando planean aumentar significativamente el precio de un medicamento. Y Nevada promulgó una ley que exige que los fabricantes de medicamentos para tratar la diabetes compartan datos que expliquen por qué están aumentando sus precios.

¡Comprométete a votar!

Las elecciones de este año son unas de las más importantes de nuestras vidas. Cada voto cuenta y nosotros, el pueblo, juntos podemos hacer responsables a los políticos.

Sé La Diferencia. Vota.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.