Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

¿Puedo solicitar más de una vez los beneficios por discapacidad del Seguro Social?

No hay límite en el número de veces que puedes solicitar el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) ni la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI). Lo que sí debes pensar es si, en caso de que tu solicitud sea denegada, te conviene más apelar la decisión o tramitar una solicitud nueva.

A no ser que tu nueva solicitud se base en un problema médico diferente al anterior, los abogados especializados en materia de discapacidad suelen ser partidarios de la apelación, dice Lea Robbins, abogada de la Organización Nacional de Representantes de Solicitantes al Seguro Social, una asociación profesional de abogados y defensores de las personas con discapacidades.

Pero añade que cada caso es un mundo. La decisión entre apelar o volver a solicitar la ayuda dependerá de las particularidades de tu caso. ¿Por qué denegaron tu solicitud? ¿Ha cambiado tu estado de salud desde que la tramitaste? ¿Puedes aportar pruebas nuevas o mejores para demostrar que cumples con la definición de discapacidad del Seguro Social (padecer una enfermedad o lesión que te impida realizar la mayoría de los trabajos remunerados durante al menos un año)?

Un abogado o defensor profesional especializado en legislación de discapacidad y procedimientos del Seguro Social puede ayudarte a sopesar los pros y los contras de cada estrategia en función de tus circunstancias. Estos son algunos de los aspectos generales que debes tener en cuenta.

Beneficios retroactivos

La fecha en que notificas a la Administración del Seguro Social (SSA) tu intención de solicitar beneficios por incapacidad se denomina "protective filing date" o fecha protegida de solicitud. Si aprueban tu solicitud, podrías recibir pagos retroactivos o beneficios vencidos desde esa fecha (o, en el caso de las solicitudes del SSDI, hasta 12 meses antes).

La fecha protegida de solicitud sigue vigente durante todo el proceso de apelación. Ahora bien, si presentas una solicitud nueva, se te asignará una fecha más reciente y, por tanto, en caso de que acepten tu solicitud, recibirás menos pagos retroactivos. Esta es "la ventaja principal de apelar en lugar de tramitar otra solicitud", señala Robbins.

Probabilidades de éxito

El Seguro Social rechaza casi dos tercios de las solicitudes de beneficios por discapacidad por motivos médicos en la fase de solicitud. Muchos expertos afirman que la probabilidad de recibir la ayuda es mayor si apelas que si inicias un nuevo trámite.

Y las estadísticas de la SSA lo confirman: entre el 2010 y el 2018, los evaluadores del Seguro Social aprobaron alrededor del 36% de las solicitudes iniciales de beneficios por discapacidad, según el informe anual más reciente de la agencia sobre el programa SSDI.

Durante el mismo periodo, más de la mitad de los casos que se apelaron y llegaron a una audiencia ante un juez de derecho administrativo —la segunda fase del proceso de apelación de la SSA y la primera en la que los solicitantes pueden presentar argumentos orales y testigos— se resolvieron con el otorgamiento de beneficios.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Tu estado de salud

Si tu estado de salud es más o menos el mismo que cuando solicitaste los beneficios, es probable que una solicitud nueva corra la misma suerte que la anterior, a menos que hayas reunido nuevas pruebas médicas sobre la gravedad de tu enfermedad. Dichas pruebas también pueden presentarse en una apelación, y al apelar conservarías las ventajas mencionadas más arriba.

Sin embargo, presentar otra solicitud puede ser una buena opción si quieres obtener beneficios por un trastorno médico distinto al que motivó tu solicitud inicial o por una discapacidad que ya tenías y que empeoró notablemente desde la solicitud anterior.

Plazos

Dispones de 60 días a partir de la fecha del rechazo de la solicitud de beneficios para presentar una apelación. Una vez vencido ese plazo, es probable que tengas que volver a presentar una solicitud si todavía deseas acceder a los beneficios. De nuevo, ten en cuenta que una nueva solicitud tendrá pocas probabilidades de éxito si es esencialmente una réplica de una solicitud denegada.

La SSA puede aceptar una solicitud de apelación fuera de plazo, pero solo si argumentas una buena razón por la cual no pudiste presentar la apelación dentro del plazo de 60 días. Ejemplos de causas justificadas pueden ser ciertas circunstancias personales que te impidieron presentar la solicitud a tiempo, como la falta de vivienda o una enfermedad grave; limitaciones físicas, mentales o lingüísticas; la mala información o información incompleta sobre tus derechos de apelación proporcionada por la SSA, o un incendio u otro accidente que haya destruido los archivos de tu caso.

Si se venció el plazo de apelación, otra opción es pedirle al Seguro Social que reabra tu solicitud. Puedes hacerlo como parte de una nueva solicitud de beneficios por discapacidad por una causa estrechamente relacionada. Una de las ventajas de la reapertura del caso es que, tal como sucede con la apelación, tu fecha de solicitud original se conserva.

La reapertura del caso se puede solicitar sin ninguna justificación en un plazo de 12 meses desde la fecha de la denegación. Transcurridos los 12 meses, la SSA solo considerará la reapertura de un caso en circunstancias específicas y limitadas, como la presentación de nuevas pruebas sustanciales sobre tu estado de salud o que se demuestre que la denegación anterior fue consecuencia de fraude o error.

Ten en cuenta que

  • Salvo en contadas excepciones, no puedes presentar una nueva solicitud de beneficios por discapacidad si ya tienes una solicitud pendiente del mismo tipo de beneficios. Por ejemplo, si tienes un caso de SSDI en cualquier paso del proceso de revisión por parte del Seguro Social, tendrás que retirarlo primero para poder presentar una nueva solicitud de SSDI.
  • Pero sí puedes solicitar beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) —el otro programa de discapacidad del Seguro Social— si tienes un caso de SSDI en revisión, aunque es posible que la SSA consolide ambas solicitudes.

Publicado el 26 de julio del 2021