Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Cinco mitos sobre el Seguro Social

Los hechos que aclaran cinco creencias infundadas.

In English | Sucedió durante la explosión del mercado en la década de 1990 y está ocurriendo de nuevo: el Seguro Social es objeto de ataques. El primer desafío surgió de la "esperanza", de que los ahorristas obtendrían más ingresos de jubilación por su dinero si compraban acciones en la Bolsa. Pero la idea de la privatización no tuvo éxito entre el público.

Vea también: Los 10 mejores y peores estados para jubilarse.

Hombre escondiendo su dinero en tierra. Los mitos de la seguridad social

Foto: C.J. Burton/Corbis

Hoy el ataque proviene del "miedo"­, ­de que el Seguro Social tiene graves problemas económicos y fracasará. Las personas jóvenes aceptan los cambios con más facilidad que las mayores. Un sondeo de CNN/Opinion Research Corp. llevado a cabo hace un año encontró que el 60 % de los adultos que no están jubilados esperan no recibir nada (¡cero!) del Seguro Social llegado el momento.

Están equivocados. A medida que crecen la desinformación y la desconfianza, sin embargo, se hace más importante explorar —y eliminar— varios mitos relacionados con el Seguro Social que ponen en peligro el apoyo público al sistema.

Mito N.º 1: El Seguro Social corre peligro de entrar en bancarrota. No es cierto. Incluso si nada cambiara y todo el superávit del programa se agotara en el 2036, como está proyectado, los cheques se seguirían emitiendo. Los ingresos provenientes de los impuestos sobre la nómina cubrirían el 77 % de los beneficios prometidos. Esto es cierto tanto para los jóvenes como para las personas mayores e incluye los ajustes por inflación.

Mito N.º 2: Me convendría más depositar mis impuestos del Seguro Social en mi propia cuenta de inversión. Mmm... ­­¿Está diciendo que apartaría fielmente ese dinero todos los años de su vida laboral en una combinación de acciones y bonos, sin saltearse un año ni recurriendo a sus ahorros o vendiendo cuando el mercado cayera? Existen pocos ideales así.

Trivia: ¿Cuánto sabe sobre el Seguro Social?

Debería invertir muchísimo más de lo que se imagina para equiparar los beneficios que paga el Seguro Social. Como ejemplo, tome a una pareja de 65 años con un único sostén de familia que ganaba un salario promedio. Al momento de la jubilación, recibirían unos $2.170 al mes, además de ajustes por inflación, de por vida, según el Urban Institute.

Para igualar esa suma en ahorros privados, tendrían que tener unos $580.000, expresa Michael Kitces, director de investigaciones del Pinnacle Advisory Group, y ese dinero podría durarles sólo 30 años. ¿Cuántas personas comunes ahorrarían tanto?

Siguiente: El Seguro Social no es sólo para los jubilados. »

Mito N.º 3: En 1983, el Congreso implementó cambios en el Seguro Social para establecer un fondo que pagaría por los "baby boomers" (los nacidos entre 1946 y 1964) cuando se jubilaran, así que no es justo cambiar los beneficios ahora. No, el Congreso no esperaba "financiar por adelantado" a los boomers, según un estudio del registro de Charles Blahous, de la Institución Hoover de Stanford University. Aumentó los impuestos y recortó algunos beneficios futuros para superar una insolvencia inminente. Las reservas del fondo fiduciario —ahora de $2.600.000 millones ($2.6 trillion)— fueron el subproducto de las decisiones tomadas. El Congreso nunca se apartó de su visión de pacto intergeneracional: las personas que trabajan pagan por aquellas que ya no trabajan o no pueden hacerlo. Por otra parte, el pacto requiere que los adultos mayores hagan ciertas concesiones para que los jóvenes lo puedan cumplir.

Mito N.º 4: Debería obtener del Seguro Social la cantidad que invirtió. No, el Seguro Social no es un programa de inversión personal (ver Mito N.º 2). Sus impuestos pagaron por la generación de jubilados anterior. Los trabajadores actuales están pagando por usted. La cantidad total de su beneficio dependerá de cuánto ganó, si recibe beneficios conyugales, cuándo se jubiló y cuántos años vivirá.

Mito N.º 5: El Seguro Social ayuda a los adultos mayores, no a la gente joven como yo. Incorrecto. Brinda apoyo para los ingresos a viudas y viudos con hijos de corta edad que resulten elegibles, como así también a huérfanos. Asimismo, les ahorra a las familias jóvenes el costo de brindarles apoyo económico a los padres mayores que, sin el Seguro Social, no contarían con dinero suficiente para llegar a fin de mes. También brinda beneficios para trabajadores con discapacidades.

Mi último punto... y no es un mito, es un hecho. Si las personas jóvenes cambiaran sus impuestos sobre la nómina a cuentas privadas, el Gobierno tendría que pedir prestados $6.500.000 millones ($6.5 trillion) o más (dependiendo de los detalles) para seguir pagándoles los beneficios a los jubilados actuales.

Eso tendría como resultado un déficit más alto, mayores impuestos sobre la nómina, más recortes en el gasto o las tres opciones. Es más sensato —y económico— reparar el programa actual y tranquilizar a todo el mundo.

Jane Bryant Quinn es experta en finanzas personales y la autora de Making the Most of Your Money NOW (Obtener el máximo de su dinero ahora). Escribe regularmente para AARP Bulletin.

Todo lo que tiene que saber del Seguro Social

Fotos de 15 leyendas del boxeo latinoamericano

Visite la página de inicio de AARP para más información de su interés

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO