Skip to content
 

5 consejos para jubilarte en los próximos 12 meses

¿Planeas jubilarte en menos de un año? Aquí te decimos qué debes hacer ahora.

Ilustración de un reloj despertador de cuerda y encima en forma de onda la palabra jubilación

ISTOCK/GETTY IMAGES

In English

Has economizado, ahorrado y planeado durante décadas, en épocas buenas y malas. Ahora, tu objetivo es jubilarte en este entorno de incertidumbre, tal vez el año próximo, a pesar de que los últimos seis meses han sido angustiosos desde el punto de vista económico.

En julio, el Departamento de Trabajo informó que el índice de precios al consumidor (CPI) aumentó un 9.1% en junio, el mayor incremento de un año a otro en 41 años. La Reserva Federal aumentó la tasa de interés de los fondos federales a corto plazo tres veces en el 2022, y ha indicado que podría haber más aumentos para frenar la economía del país y controlar la inflación. La guerra de Rusia contra Ucrania ha sacudido la economía mundial, disparado el precio del petróleo y aumentado lo que pagan los consumidores por la gasolina. El índice bursátil Standard & Poor’s 500 está en territorio bajista, causando estragos en las cuentas jubilatorias, y se habla de una recesión.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


No hagas caso a los titulares y mantén la perspectiva

¿Cómo puedes navegar los tiempos difíciles y pasar con éxito a la siguiente etapa de tu vida? Para comenzar, concéntrate en lo que puedes controlar, dice Tracy Sherwood, planificadora financiera certificada de Sherwood Financial Planning en Williamsville, Nueva York. “En tiempos de volatilidad en el mercado bursátil, eso abarca el gasto, el ahorro, la diversificación de la cartera y el control de las emociones”.

También puede ser útil repasar algunas realidades básicas. Si bien son inquietantes, los mercados bajistas son normales. Ocurren cuando el mercado de acciones cae el 20% o más con relación a su valor alto más reciente. Al 13 de junio, el índice bursátil Standard & Poor’s 500, el parámetro que mide el desempeño de 500 de las principales acciones de Estados Unidos, había caído un 21.8% con relación al valor pico que alcanzó el 3 de enero de este año.

Y a pesar de que el pasado no predice lo que acontecerá en el futuro, reflexionar sobre eventos anteriores puede ser un ejercicio útil. Desde 1926, ha habido 17 mercados bajistas, con una duración promedio de tres años y medio. Algunos —si bien no todos— estuvieron acompañados por recesiones, que se definen como dos trimestres consecutivos de reducción del producto interno bruto (PIB). La última recesión, en el 2020, generada casi exclusivamente por la pandemia global, duró apenas dos meses.

Busca asesoramiento experto para cubrir todos los aspectos

¿Puedes jubilarte en pocos meses? ¿Deberías hacerlo? Esa es una decisión muy importante. Algunos expertos dicen que sí puedes, siempre y cuando tomes medidas para proteger tus ahorros jubilatorios lo mejor posible. “Nuestros clientes nos hacen esa pregunta casi a diario”, dice Matthew Boersen, un planificador financiero certificado de Straight Path Wealth Management en Jenison, Míchigan. “Nuestra respuesta es ¡sí!”.

Aquí te presentamos los consejos de planificadores financieros de distintos puntos del país para hacer esta transición en forma inteligente, a pesar de las inquietantes noticias económicas y geopolíticas.

1. Pon a prueba tu plan financiero

Si no tienes un plan bien concebido, es esencial que crees uno, dice Sherwood. “Nuestros clientes han clarificado sus objetivos inmediatos y a corto y largo plazo. Hemos identificado una estrategia de ingresos en la jubilación, ingresos de los que pueden depender y parámetros para decidir cuándo puede ser prudente gastar más o menos”. Si necesitas la ayuda de un asesor para crear una estrategia, visita letsmakeaplan.org (en inglés) para encontrar uno en tu área.

Tu planificador financiero podría recomendarte tres tipos de inversiones: dinero en efectivo seguro (como certificados de depósitos bancarios y fondos del mercado monetario), fondos de bonos (que tienen un nivel de riesgo moderado) y fondos de acciones (que conllevan el mayor riesgo). La asignación de estas inversiones en tu cartera se debe alinearse con tu tolerancia al riesgo.

Es posible que las recientes pérdidas de los mercados de bonos y valores te causen inquietud. Si diseñaste tu plan en tiempos mejores, pídele a tu asesor que lo revise para asegurar que sigues por buen camino, dice Zachary Bachner, un planificador financiero certificado de Summit Financial Consulting, LLC, en Sterling Heights, Míchigan. Las herramientas de predicción con las que cuenta su empresa pueden ayudar a determinar si la inflación o el mercado en baja podrían descarrilar los objetivos de un cliente. “Si ingresamos niveles más altos de inflación o los valores actualizados de las cuentas y todavía obtenemos una proyección positiva, eso ayuda a tranquilizar al cliente”.

2. Fortalece tu posición con dinero en efectivo y un presupuesto realista

Todo jubilado debería tener un presupuesto, y si aún no lo tienes, créalo (si necesitas una herramienta para elaborar un presupuesto, encontrarás una amplia selección en AARP). Y si bien muchos planificadores dicen que puedes vivir con aproximadamente el 85% de tu ingreso previo a la jubilación, muchas personas que se jubilan temprano dicen que gastan la misma cantidad de dinero que antes de jubilarse, y a veces más. Pon a prueba tu presupuesto antes de jubilarte para ver si es razonable, y si tus ingresos y el dinero en efectivo que tienes ahorrado son suficientes para mantener tu estilo de vida. De no ser así, identifica los gastos que sería razonable reducir.

Pero ¿cuánto dinero en efectivo deberías tener ahora? Para los clientes que planean jubilarse en los próximos 12 meses, Michael McDaid, un planificador financiero certificado de Retirement DNA en Long Beach, California, sugiere tres años de gastos de manutención. Si no tienen ese dinero, su recomendación es que hagan los ajustes necesarios. “Según los recursos que tengan, tal vez deban reconsiderar la fecha en que planean jubilarse”, dice.

¿Por qué tanto dinero? En un mercado bajista como el que tenemos actualmente, no deberías retirar dinero de tus inversiones. Supongamos que tu fondo de acciones cayó un 15% y tú retiras el 4%: tu cuenta se reduce en un 19%. Una vez que te jubiles, no tendrás forma de cubrir esa pérdida.

Si tienes previsto hacer grandes viajes, asegúrate de que cuentas con el dinero en efectivo necesario para costearlos. “Si puedes demorar un gasto importante hasta que el mercado se recupere un poco, el impacto no será tan grande”, dice Bachner. Asegúrate de consultar a tu asesor sobre la tasa apropiada de retiros para tu situación.

Otra opción es buscar un trabajo a tiempo parcial o un empleo temporal para ayudar a reducir la necesidad de retirar dinero de las cuentas jubilatorias, dice Bachner. “Cada dólar que ganas permitirá que tus activos continúen invertidos hasta que el mercado comience a repuntar otra vez”. Si efectivamente te jubilas en poco tiempo y debes retirar fondos, es mejor retirarlos de las cuentas en efectivo.

3. Aprovecha las oportunidades del momento

Aunque parezca extraño, puedes hacer que esta caída del mercado actúe a tu favor, dice Boersen. Por ejemplo, si tu cuenta IRA tradicional con impuestos diferidos perdió valor, este puede ser el momento de convertirla total o parcialmente en una cuenta Roth IRA. Pagarás menos impuestos ahora de los que pagarías si el saldo de la cuenta fuera mayor. No obstante, si debes recurrir a tu reserva de dinero en efectivo para hacerlo, debes pensarlo dos veces.

Además, si tienes una cuenta gravable, este puede ser el momento de aprovechar las pérdidas para fines fiscales. Es decir, vender una inversión con poco rendimiento en la que estás perdiendo dinero y usas esa pérdida para reducir tus ganancias de capital gravables. Puedes deducir hasta $3,000 en pérdidas de los ingresos ordinarios y reinvertir esos fondos de acuerdo con tu estrategia de asignación de activos. Pero debes tener presente que los beneficios derivados de aprovechar las pérdidas con fines fiscales no se aplican a las cuentas 401(k) o IRA porque el IRS no permite deducir las pérdidas en una cuenta con impuestos diferidos. Este es otro tema para conversar con tu asesor financiero antes de tomar decisiones.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. Asegúrate de que el cuidado de tu salud esté cubierto

Un evento médico importante, como un ataque al corazón, puede descarrilar tu plan jubilatorio si no tienes un seguro médico apropiado, ya sea a través de Medicare, del seguro médico de tu cónyuge o del mercado privado. Si eliges un plan con deducible alto, asegúrate de tener suficiente dinero ahorrado para pagar los deducibles. Si estás inscrito en Medicare, debes incluir en tu presupuesto fondos para el cuidado dental y de la visión, que no se incluyen en Medicare.

5. No prestes atención a todo lo que se dice y mantén la fe

Finalmente, Bachner advierte contra ser presa del pánico si el mercado continúa retrocediendo. Debes recordar que las pérdidas que puedes haber sufrido son solo sobre el papel. Resiste la tentación de pasar tus inversiones a dinero en efectivo, ya que al hacerlo esas pérdidas serán permanentes. Él dice que es mejor conservar las inversiones y esperar a que el mercado repunte en el futuro. “Dicho esto, estamos aprovechando esta oportunidad para verificar que los clientes tengan inversiones apropiadas, de acuerdo con su nivel de tolerancia al riesgo. La volatilidad del mercado este año hizo que algunas personas se dieran cuenta de que no son inversores tan agresivos como pensaban".

Por muy difícil que sea, aléjate del momento y piensa en el largo plazo, dice Boersen. “El retorno de las inversiones en el 2022 puede ser negativo, pero si miras el rendimiento a lo largo de períodos más prolongados, incluso dos o tres años, el retorno continúa siendo increíblemente positivo”.

 

Patricia Amend es autora y editora de estilos de vida desde hace 30 años. Ha sido redactora de planta en la revista Inc., periodista en Fidelity Publishing Group y redactora principal en Published Image, una empresa de educación financiera que fue adquirida por Standard & Poor's.