Skip to content
 

Cómo ajustar los espejos retrovisores del auto para evitar los puntos ciegos

Las cámaras de alta tecnología ayudan, pero los conductores también puden apoyarse en su propia observación.

Mujer con una chaqueta roja ajusta el espejo de su auto

Getty Images

In English

En la actualidad, los vehículos están equipados con mucha tecnología para la seguridad de los conductores, como cámaras de marcha atrás, transmisiones de video de visión lateral y alertas de cambio de carril.

Sin embargo, todo ese apoyo tecnológico puede significar que algunos conductores ponen demasiada confianza en la tecnología y no en su propia observación. Esos malos hábitos pueden crear situaciones potencialmente peligrosas, como los puntos ciegos, es decir, la zona de la carretera que queda fuera del campo de visión del conductor.

Los puntos ciegos cubren casi la mitad del espacio (en inglés) que rodea a tu vehículo, según las estadísticas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. Con demasiada frecuencia, cuando los conductores salen de un estacionamiento o cambian de carril, no ven a los vehículos que se acercan ni a los peatones que se encuentran en su camino debido a un punto ciego. Esto puede provocar una colisión o lesiones graves. 

Es posible que hayas dejado de voltear la cabeza para mirar detrás de ti cuando pones el auto en reversa, pensando que la cámara retrovisora te proporciona un panorama adecuado. O tal vez, antes de desplazarte a otro carril, esperas a oír el sonido del asistente de cambio de carril de tu vehículo en lugar de mirar por encima del hombro izquierdo. Si es así, es hora de que vuelvas a aprender lo básico. A continuación, te explicamos cómo y por qué debes ajustar y revisar los espejos retrovisores de tu auto antes de salir a la carretera.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Coloca los espejos correctamente

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) proporcionan una capa adicional de seguridad cuando estás al volante, pero los espejos retrovisores deben ser siempre la primera y la última línea de defensa, dice Lynn Fuchs, fundadora y presidenta de A Woman's Way Driving School, con sede en Valley Stream y Glens Falls, Nueva York. 

"Podría producirse un error mecánico con la tecnología y ocurrir un fallo, así que siempre debes usar tus propios ojos para saber cómo navegar con seguridad tus cambios de posición en la carretera", dice Fuchs.

Eso significa utilizar sistemáticamente los tres espejos al conducir: el retrovisor interior, el retrovisor exterior del conductor y el retrovisor del acompañante.

"La idea es crear una visión integral de la mayor parte posible de tu vehículo, especialmente hacia la parte trasera, donde es más difícil ver", dice William Van Tassel, director de programas de formación de conductores de la oficina nacional de la American Automobile Association (AAA).

Lo creas o no, algunos conductores apuntan sus espejos laterales hacia adentro, para ver solo sus propios coches, en lugar de girarlos hacia afuera, señala.

"Enseñamos lo que comúnmente se conoce como la 'técnica de eliminación de puntos ciegos y del deslumbramiento' (en inglés), que consiste en inclinar los retrovisores laterales hacia afuera unos 15 grados. La ventaja es que tienes una visión más amplia y completa del auto que tienes detrás", dice.

Para ajustar correctamente el espejo del lado del conductor, siéntate al volante y toca con la cabeza la ventanilla del conductor. Mira el espejo retrovisor y ajústalo hacia afuera hasta que puedas ver el carril de al lado y solo una pequeña parte de la sección trasera de tu auto como punto de referencia, aconseja Fuchs. Para ajustar el espejo del lado del pasajero, inclínate hacia la derecha hasta que tu cabeza esté por encima de la consola central del auto, entonces mira por el espejo del lado derecho y ajústalo hasta que puedas ver parte de tu vehículo.

"Centra el espejo retrovisor de modo que no estés mirando el asiento trasero, tu cara o el techo, céntralo para ver a través de la ventanilla trasera", dice.

Si quieres mejorar la visibilidad, compra un espejo gran angular que puedes acoplar a tu espejo retrovisor actual, dice Fuchs.

Prueba primero los vehículos que no conoces

Si alquilas un automóvil o tomas prestado el de un amigo, la AAA recomienda que pruebes el vehículo, porque los puntos ciegos serán diferentes. Antes de salir, haz que alguien camine alrededor del vehículo mientras tú permaneces en el asiento del conductor. Observar a esa persona te dará una idea de lo que puedes y lo que no puedes ver.

"Esta práctica te ayuda a acostumbrarte al vehículo antes de conducirlo en la carretera", dice Van Tassel.

Si compartes el auto con otros miembros de la familia, verifica dos veces la configuración antes de conducir, señala Fuchs.

"Revisa siempre los espejos, porque puede ser necesario reajustarlos para que se adapten al tamaño y la altura de cada conductor", explica.

Aunque todos los espejos estén perfectamente colocados, nunca podrás verlo todo si no giras la cabeza y el cuerpo para mirar directamente el espacio adonde quieres dirigirte, advierte Van Tassel.

"Los espejos son estupendos, pero no te dan la misma amplitud de perspectiva que si miraras directamente a un área. La línea de visión directa es la mejor", dice. "Confía y verifica: confía en tus ojos mirando directamente el camino que quieres seguir, pero utiliza los espejos retrovisores y las cámaras de visión trasera para verificar".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


No puedes eliminar todos los puntos ciegos

También es una buena idea limpiar los espejos laterales y la cámara trasera con un paño de microfibra al llenar el depósito de gasolina, dice Van Tassel. Hasta una gota de agua en la cámara puede obstruir la visibilidad. Para proteger aún más tus retrovisores, debes replegarlos cuando te estaciones para que otro vehículo no los dañe accidentalmente.

"Sería maravilloso si tu cámara trasera circulara constantemente alrededor del auto, pero no es así. Siempre habrá un punto ciego en alguna parte", dice Fuchs. "Puedes tomar tus decisiones basadas en lo que ves en el espejo, especialmente cuando tienes un espejo gran angular, pero debes voltear la cabeza para mirar por encima del hombro por la parte trasera de la ventana durante ese último medio segundo, y muchas personas no lo hacen".

Como muchos perdemos flexibilidad a medida que envejecemos, Fuchs sugiere practicar ese movimiento de torsión en casa.

"Puedes hacer ejercicios mientras estás sentado en una silla para estirar esos músculos y poder voltear el cuerpo y mirar detrás de ti", explica. "Puedes ayudar a aflojar esos músculos para tener esa perspectiva cuando la necesites. En el auto, esa comprobación de último segundo debe hacerse siempre por encima del hombro".

Wendy Helfenbaum colabora con artículos sobre mejoras del hogar, jardinería, autos, bienes raíces y turismo. Sus trabajos han aparecido en medios como Apartment Therapy, Houzz, BBC.com, WomansDay.com y Costco Connection.