Skip to content
 

¿Ha llegado el momento de comprar un auto eléctrico?

Con la subida del precio de la gasolina y la disponibilidad de más vehículos eléctricos, tal vez estés pensando en comprar uno.

Auto eléctrico conectado a una estación de carga

Getty Images

In English

El beneficio de los vehículos eléctricos es el bajo impacto que tienen en el medioambiente y su buen desempeño (especialmente la rápida aceleración). Pero con el precio de la gasolina en niveles récord este año, el principal motivo por el que podrías considerar un vehículo eléctrico en este momento es este: para recargar el auto, no tienes más que conectarlo a un cargador en vez de a un surtidor de gasolina. Las estimaciones indican que el costo de alimentar un vehículo eléctrico es menor que el de un auto a gasolina, y el ahorro puede ser aún mayor a medida que la gasolina aumenta. Los costos de mantenimiento también son más bajos.

Afortunadamente, la industria automotriz fue oportuna en esto. Justo cuando sobreviene esta crisis de gasolina, hay más fabricantes en el mercado de vehículos eléctricos. Por años, el mercado estuvo dominado por Tesla, cuyos vehículos eléctricos —la mayoría de lujo— le dieron estilo y elegancia a la tendencia. Pero ahora puedes encontrar vehículos eléctricos de fabricantes tradicionales, como Volkswagen y Hyundai, entre otros. Incluso el venerable Ford Mustang y la camioneta Ford F-150 ya vienen en versión totalmente eléctrica.

Pero es comprensible: quien ha manejado un auto estándar a gasolina durante toda la vida podría ser reacio a adoptar la nueva tecnología, en particular cuando las gasolineras continúan prevaleciendo y las estaciones públicas para la carga de vehículos eléctricos son pocas. Si estás pensando en comprar un auto nuevo este año, o simplemente tienes curiosidad por los vehículos eléctricos, estos son algunos factores para tener en cuenta.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Cómo se siente manejar un vehículo eléctrico?

“Lo maravilloso de los autos eléctricos es que obtienes el máximo torque desde cero rpm”, dice John Voelcker, un reportero y analista de la industria de vehículos eléctricos, y editor y fundador de Green Car Reports. Eso significa que la aceleración es rápida e instantánea. Pero “no se trata solo de la velocidad; se trata de la suavidad”, agrega. “Cuando arrancas desde un semáforo en rojo, no hay un zumbido de motor, no hay pausas entre cambios de marcha”.

Los vehículos eléctricos también son excepcionalmente silenciosos, lo que hace más fácil que los ocupantes mantengan una conversación en un tono normal de voz. Y como los motores eléctricos son más pequeños que los motores a gasolina y las baterías en los nuevos vehículos eléctricos normalmente se encuentran debajo del chasis, los fabricantes pueden ofrecer más espacio para pasajeros y equipaje. Por lo tanto, un vehículo eléctrico mediano generalmente tiene más espacio interior que un vehículo a gasolina de tamaño similar.

¿Cuánto cuestan los vehículos eléctricos?

La respuesta es complicada. Hay que considerar otros factores además del precio de venta, que probablemente parezca más alto que el de los vehículos similares a gasolina.

Para empezar, algunos estados ofrecen incentivos para la compra de ciertos modelos de vehículos eléctricos. Puedes encontrar información detallada, estado por estado, en afdc.energy.gov/laws/state.

Nueva Jersey, por ejemplo, no aplica el impuesto a las ventas del 6.625% a la compra de un vehículo eléctrico, lo que equivale a un descuento de $2,650 en un vehículo de $40,000. También debes investigar los incentivos para la instalación del equipo de carga del vehículo que a menudo ofrecen las compañías locales de electricidad. En California, por ejemplo, si vives en Anaheim puedes deducir $3,000 del costo de instalar un cargador de nivel 2 (de carga más rápida) en tu casa. Pero si vives en Oklahoma, el mejor incentivo de la empresa de electricidad es de $200 para la instalación del equipo de carga de un vehículo eléctrico. 

Más comúnmente, los vehículos eléctricos pueden recibir créditos impositivos federales, pero eso varía según la marca. La ley que estableció los créditos otorgó una asignación fija a cada fabricante, y tanto GM como Tesla han agotado la suya (aunque tal vez sus vehículos puedan recibir algunos reembolsos estatales). Pero en el caso de otras marcas, los créditos federales pueden reducir considerablemente el precio de venta. Aquí es necesario mencionar que para poder recibir el crédito impositivo total de $7,500 debes adeudar como mínimo esa cantidad de impuestos en un año. Una persona que vive de sus ahorros jubilatorios y los pagos del Seguro Social puede tener una deuda impositiva relativamente pequeña y no llegar a esa cifra, dice Jay Halpern, un contador público certificado de Kingston, Nueva York.

¿Cuánto cuesta manejar un vehículo eléctrico?

Ya mencionamos la diferencia en el costo del combustible, pero los vehículos eléctricos también tienen menos piezas movibles que los vehículos a gasolina: no tienen pistones, complejas cajas de marchas, inyectores de combustible, radiadores, cigüeñales... (la lista continúa). Y eso significa menos mantenimiento y menos reparaciones. El Departamento de Energía tiene una buena calculadora (afdc.energy.gov/calc/) con la que puedes comparar el costo del vehículo que conduces actualmente con el de un vehículo eléctrico. ​En cuanto a los costos de operación, un Honda CR-V a gasolina con tracción delantera, que tiene un consumo de gasolina decente —28 mpg en la ciudad/34 en carretera— tendrá un gasto de gasolina de alrededor de $2,988 al año si recorre 15,000 millas anuales en California, mientras que el Departamento de Energía dice que un Audi Q4 totalmente eléctrico que recorra la misma distancia costará aproximadamente $1,250 al año en electricidad.[PA1]  En Míchigan, el costo de gasolina baja a $2,362, pero el costo de electricidad es tan solo $954 (nuevamente, menos de la mitad).

¿Qué autonomía tiene un vehículo eléctrico?

“Hace diez años, cuando surgió la primera versión de autos eléctricos, estaban los Tesla, que recorrían 200 millas. Pero los vehículos eléctricos con precios más accesibles tenían una autonomía de alrededor de 75 millas. Y casi nadie compra un auto con 75 millas de autonomía”, dice Voelcker, el consultor de la industria de vehículos eléctricos. Pero los tiempos han cambiado. “Hoy, lo que se considera normal se está acercando rápidamente a las 250 o 300 millas”.

Pero cuando tienes en cuenta que puedes recargar tu vehículo eléctrico por la noche en casa, esa autonomía podría ser mucho más de lo que necesitas (a menos que te embarques en un viaje largo por carretera). Voelcker recomienda que, durante un mes, resetees el odómetro de tu auto a gasolina cada domingo por la mañana y anotes las distancias que efectivamente recorriste en una semana. “Las personas siempre se sorprenden mucho cuando ven qué tan lejos no fueron”. 

¿Dónde puedo cargar el auto?

Casi el 90% de los propietarios de vehículos eléctricos dice que siempre o casi siempre lo cargan en casa, según una encuesta de J.D. Power de febrero del 2021. Eso se debe a la comodidad y al costo: en casa, no le pagas un sobrecargo a un tercero proveedor. Aun así, cargar un vehículo eléctrico en una estación de carga pública con frecuencia cuesta menos que surtir un auto de gasolina. Y si buscas con atención, cada vez hay más estaciones de carga gratuitas ofrecidas por distintos Gobiernos y por empresas minoristas, como supermercados, que buscan tu lealtad como cliente. Hay aplicaciones para teléfonos inteligentes que pueden ayudarte a encontrarlas.

Si vas a cargar el auto en un sitio que no sea tu casa, busca algo para hacer mientras esperas: incluso los cargadores de alta velocidad requieren media hora o más para una carga completa.

También pregúntale al concesionario sobre opciones para cargar el vehículo gratuitamente. Para su vehículo ID.4 crossover, Volkswagen regala recargas gratuitas por los primeros tres años en los cargadores públicos que forman parte de su red Electrify America.

En cuanto a la carga en casa, si bien puedes usar un tomacorriente estándar, cargar las baterías de esa forma llevará tiempo (se cargarán alrededor de 5 millas por hora). La instalación de cableado de mayor capacidad (que puede costar hasta $1,800) puede darte hasta 250 millas de electricidad durante una carga de toda la noche.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los cambios del tiempo afectarán la autonomía del auto, ¿verdad?

Un estudio del 2020 de la Norwegian Automobile Federation halló que la autonomía de un vehículo eléctrico promedio se redujo aproximadamente el 20% en temperaturas bajas. Esto no es sorprendente. Calefaccionar el aire interior de la cabina también reduce la eficiencia de combustible en los vehículos a gasolina, pero estos autos tienen la ventaja de que usan el calor excesivo del motor para la calefacción. Los sistemas de los vehículos eléctricos no generan tanto calor (en invierno). Un vehículo eléctrico también tendrá menor autonomía si manejas en el calor del verano de Las Vegas, pero lo mismo sucederá con un auto a gasolina, ya que el uso del acondicionador de aire consume energía. 

Si todavía me causa ansiedad el tema de la autonomía, ¿debería comprar un vehículo híbrido?

Los vehículos híbridos tienen un motor a gasolina y un motor eléctrico a batería. Estos vehículos tienden a tener una autonomía relativamente limitada cuando operan con energía eléctrica solamente (apenas unas 15 millas). Pero si no estás listo para adaptarte a un vehículo totalmente eléctrico, o vives en una zona donde no hay una infraestructura decente de sitios públicos de carga, o recorres largas distancias con regularidad, este tipo de auto tiene ciertas ventajas sobre la versión totalmente eléctrica.

Para comenzar, son híbridos, lo que significa que usan el motor eléctrico para complementar el motor a gasolina. Tienden a funcionar solo con electricidad al principio, pero si agotas la batería no te quedarás varado. Además, como los autos híbridos tienen baterías relativamente pequeñas, la otra ventaja es que probablemente no debas agregar un cargador más rápido en casa: un tomacorriente común debería ser suficiente para cargar el vehículo durante la noche. 

Michael Frank es un periodista independiente cuyo trabajo se ha publicado también en Esquire, The Atlantic, The Wall Street Journal y otros medios.