Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

La escasez de autos por la pandemia afecta al debate entre nuevos y usados

Con los precios de autos al alza, las estrategias bien meditadas pueden facilitar la compra.

Mujer observa un auto

Don Mason / Getty Images

In English | Quienes buscan comprar un automóvil se enfrentan a un dilema clásico en estos momentos: ¿comprar un vehículo nuevo o uno usado? Pero el dilema ahora tiene un toque decididamente moderno. La actual escasez de automóviles provocada por la pandemia está afectando tanto al mercado de automóviles nuevos como al de automóviles usados, así como al proceso de toma de decisiones a la hora de comprar. Entonces, ¿qué se debe hacer? Aquí tienes algunas cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de valorar las opciones.

Factores en cuanto a los automóviles nuevos

Tu automóvil nuevo pierde un 10% de su valor en el momento en que sale del concesionario. No le ha sucedido nada horrible una vez que te lo llevas, pero simplemente ya no se considera un automóvil nuevo una vez que deja de estar a nombre del concesionario. Es un automóvil usado al instante, que solo vale lo que pagaría un concesionario en una subasta o lo que te daría un comprador de automóviles usados, en lugar del precio de venta al público que acabas de desembolsar.

Este año, es muy posible que hayas tenido que gastar más por ese vehículo nuevo: más del 12% de los consumidores pagaron un precio superior al de la etiqueta por un vehículo nuevo en comparación con el año pasado. Es la cifra más alta desde al menos el 2002, según el recuento realizado en abril por Edmunds.com, un sitio de investigación y compra de automóviles.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La culpa la tiene la escasez de los microchips que se necesitan para que muchas de las funciones y sistemas de los vehículos actuales puedan operar. Los fabricantes de automóviles redujeron la producción de vehículos cuando la pandemia empezó a devastar la demanda, y los fabricantes de chips encontraron otras salidas para sus productos: computadoras, juegos y otros artículos que se hicieron más populares al quedarse las personas en casa.

El resultado fue una interrupción de la producción de automóviles y un aumento de su precio.

"Los vehículos nuevos —especialmente las camionetas y los SUV nuevos— son básicamente el equivalente en el 2021 al papel higiénico y al desinfectante de manos de hace un año", según un comunicado de Jessica Caldwell, directora ejecutiva de perspectivas en Edmunds. En otras palabras, tienen una gran demanda. "Los consumidores parecen haberse acostumbrado a pagar más por los productos en el último año, y los vehículos nuevos no son una excepción".

El valor de los automóviles usados

Entonces, ¿es mejor optar por un vehículo usado?

Por lo general, el valor de los automóviles usados está subiendo, no bajando, por lo que es posible que tampoco encuentres ninguna buena oferta. De hecho, iSeeCars.com analizó su base de datos de más de 470,000 automóviles "ligeramente usados" del 2019 y 2020 que estaban a la venta en junio del 2021 y descubrió que algunos automóviles estaban realmente listados a un costo más alto que cuando eran nuevos.

Por término medio, el análisis ha revelado que el automóvil ligeramente usado promedio cuesta alrededor de un 3% menos que una versión nueva.

"Los precios de los automóviles usados han subido en general, y han aumentado drásticamente en el caso de ciertos modelos con mucha demanda que pueden ser más difíciles de encontrar en los concesionarios de automóviles nuevos", dijo el analista ejecutivo de iSeeCars, Karl Brauer, en un artículo de la empresa sobre el análisis. "Los concesionarios pueden pensar que los compradores de automóviles usados están dispuestos a pagar más por la gratificación instantánea de un vehículo poco usado que pueden conducir inmediatamente al salir del concesionario en lugar de esperar a uno nuevo".

Brauer calificó al aumento de los precios de los automóviles usados de "incomparable", y añadió que espera que los costos sigan siendo elevados en el futuro próximo.

El lado bueno de la compra

Sabemos que es un momento complicado para buscar un vehículo.

"Es un buen momento para vender, pero no para comprar, ya sea nuevo o usado", dice Benjamin Preston, periodista especializado en automóviles de Consumer Reports.

Si hay un aspecto positivo, es que cualquier automóvil que compres "probablemente se devaluará más lentamente en los próximos años". La oferta será escasa; las personas necesitarán automóviles", dice Preston. Pero advierte: "La depreciación es como adivinar con una bola de cristal".

Aunque se trata de un mercado difícil, no es imposible sortearlo si recalibras tu forma de pensar. Aquí tienes algunos consejos:

  • Si tienes un segundo o tercer automóvil, considera la posibilidad de venderlo sin comprar otro, y ajusta tu estilo de vida en consecuencia.
  • Sé flexible. "Les hemos dicho a las personas que si el precio y la disponibilidad son problemas y realmente necesitas un automóvil ahora mismo, hazte un favor y compra lo que necesitas, no lo que quieres", dice Preston.
  • Intenta buscar vehículos nuevos o usados más allá de tu área geográfica inmediata.
  • Espera. No todo el mundo puede, por supuesto, pero, si es posible, intenta aguardar a que termine la escasez, aunque no esperes una solución rápida. Edmunds dice que eso podría tardar unos seis meses, y al menos otro analista prevé que la escasez durará hasta el 2023.

Otras estrategias son conformarse con un modelo menos equipado para mantener el precio bajo, o elegir otro color o incluso otro modelo o marca. O tal vez elegir un tipo de vehículo totalmente diferente. Las camionetas y los SUV alcanzan los precios más altos, y los sedanes no tanto.

La información sobre la depreciación ofrece perspectiva

Si te decides por un automóvil nuevo, debes saber que algunos se han depreciado más rápido que otros. La escasez podría haber sesgado las cifras concretas, pero las listas de iSeeCars.com de los automóviles nuevos que en general mantuvieron mejor su valor y los que se desplomaron rápidamente —principalmente marcas de lujo— sugieren que, en general, podría ser mejor comprar algunos automóviles nuevos que usados, mientras que con otros sucede lo contrario.

Basándose en una búsqueda de 2.6 millones de automóviles nuevos y usados vendidos entre agosto del 2020 y marzo del 2021, la empresa de investigación de datos dice que es mejor comprarlos nuevos porque el precio nuevo se acerca más al de los de hace un año:

  • Tesla Model 3
  • Toyota Tacoma
  • Kia Telluride
  • Ford Ranger
  • Jeep Gladiator
  • Toyota RAV4 Hybrid
  • GMC Sierra 1500
  • Toyota Tundra
  • Chevrolet Colorado
  • Honda Civic (cinco puertas)

Estos vehículos fueron los que más se devaluaron en el año estudiado, y podría ser mejor comprarlos de segunda mano que nuevos:

  • BMW 5 Series
  • Hyundai Sonata
  • Infiniti Q50
  • Mitsubishi Eclipse Cross
  • Ford Mustang
  • Mercedes-Benz GLA
  • Infiniti Q60
  • Nissan Sentra
  • BMW Serie 3
  • Mercedes-Benz CLA

James R. Healey colabora como escritor de artículos sobre el sector automovilístico. Se desempeñó durante 27 años como columnista de temas automovilísticos y autor de una columna semanal para USA Today. Sus trabajos se han publicado también en la revista Car and Driver y en Trucks.com.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.