Skip to content
 

¿Andas perdido en un estacionamiento? 8 maneras de encontrar tu auto

Con tu teléfono inteligente y tu llavero con control remoto tienes varias maneras de conseguir ayuda.

Un hombre con traje y maletín se rasca la cabeza

GETTY IMAGES

In English

Todos hemos sentido esa sensación de angustia, mientras buscamos en un estacionamiento abarrotado por habernos olvidado del lugar en el que estacionamos.

No te atormentes por eso. Has estado haciendo mandados todo el día y tienes un sinnúmero de cosas en la mente. Quizás andabas distraído mientras cerrabas con llave tu automóvil, hablabas por teléfono y caminabas hasta la puerta principal de un edificio sin fijarte dónde dejaste tu auto en un estacionamiento grande.

Respira profundamente. Las siguientes son algunas maneras, con y sin tecnología, de encontrar tu vehículo. Puedes seguir algunos de estos consejos antes de necesitarlos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


1. Diferencia tu auto de los demás

Casi cuatro de cada cinco automóviles que circulan en la actualidad son de color blanco, negro, gris o plateado, según iSeeCars, una empresa de investigación de autos con sede en Woburn, Massachusetts. Si el tuyo es uno de esos, es buena idea que encuentres una forma de distinguirlo, parecida a decorar una maleta negra para encontrarla rápido en la sección de reclamo de equipaje de un aeropuerto.

Aunque ya no hay demasiados vehículos con antenas altas, si el tuyo la tiene, puedes amarrarle una cinta grande y colorida. De lo contrario, coloca un imán grande en el parachoques trasero; pega una calcomanía transparente en la ventanilla trasera; o sujeta en las ventanillas laterales unas orejas de conejo, unas banderas decorativas o unas astas de reno que sobresalgan del techo cuando las ventanas estén cerradas.

Algunos kits estacionales también incluyen una cola de tela que se cuelga de la puerta del maletero para distinguir tu vehículo, cuya parte trasera probablemente será lo primero que veas. La mejor opción es una que sea visible desde lejos.

O tu próximo auto podría ser de un color más llamativo. Menos del 0.1% de los autos del país son amarillos. Algunos ejemplos son las camionetas deportivas serie X3 M o X4 M de BMW en “São Paulo yellow"; los Blazer, Colorado, Spark o Trailblazer de Chevrolet en “nitro yellow”; los modelos Gladiator y Wrangler de Jeep en “high velocity yellow"; los modelos 911 de Porsche en “racing yellow”; el Crosstrek de Subaru en “plasma yellow pearl”; y el GR Supra de Toyota en “nitro yellow”.

2. Estaciona cerca de un punto de referencia distintivo

Una buena manera de recordar dónde estacionaste es dejar tu vehículo cerca de un punto de referencia fácilmente identificable, como por ejemplo un cartel o un edificio específico, o cualquier otra cosa que pueda verse desde lejos. Si vas a algún sitio con regularidad, trata de estacionar en un lugar similar todas las veces y fíjate dónde es.

Los estacionamientos en aeropuertos, centros comerciales y parques temáticos a menudo tienen letras o números en un letrero, quizás instalado en un poste, para que puedas acordarte de si estás en la Sección G o la Fila 4. En Toronto, un estacionamiento subterráneo enorme tiene carteles con siluetas de animales para ayudarte a recordar la sección, por ejemplo la del “conejo”.

3. Estaciona lejos de los demás

A algunos conductores les gusta evitar las muchedumbres y estacionarse en la periferia de un estacionamiento. Más personas intentan estacionar lo más cerca posible a una entrada.

Por supuesto, una sección vacía podría llenarse antes de que regreses. Pero para quienes no tienen problemas de movilidad, estacionar lejos puede tener ciertas ventajas.

  • Una caminata más larga hasta la puerta te ayudará a completar tus 10,000 pasos diarios.
  • Con una menor cantidad de vehículos en los bordes de un estacionamiento, hay menos probabilidades de que alguien abolle la puerta o el parachoques de tu auto.

4. Toma una foto o graba un video

Al bajarte de tu vehículo, saca tu teléfono inteligente y tómale una foto, quizás una que incluya un letrero o punto de referencia, para después poder encontrarlo fácilmente. O graba un video corto para tener una idea de la ubicación de tu vehículo en un estacionamiento grande.

Aproximadamente seis de cada siete adultos de 50 años o más tienen teléfonos inteligentes, según la encuesta de AARP sobre tendencias de tecnología para el 2022 (en inglés) realizada en septiembre y octubre del 2021. Esta es una buena manera de aprovechar el tuyo. Cuando ya no te haga falta, simplemente borra la foto o el video.

Otra opción: abre la aplicación de grabación de voz integrada en tu teléfono y describe el lugar donde estás. Después, escucha la grabación para refrescarte la memoria.

5. Oprime los botones del llavero con control remoto de tu auto

Si terminaste tu mandado sin haber seguido ninguno de los consejos anteriores y te encuentras perdido en un mar de vehículos, saca tus llaves. Vuelve sobre tus pasos hasta el área cercana al lugar donde te parece que estacionaste.

Oprime dos veces el botón de cerrar la puerta en el llavero para que tu vehículo emita un sonido, que muchas veces es hacer sonar la bocina dos veces. Sigue el sonido.

Si eso no funciona, oprime el botón de alarma de tu control remoto, que con frecuencia es rojo, para activar la alarma del auto. Una vez encuentres tu vehículo, vuelve a oprimirlo para que deje de sonar ese ruido fuerte.

¿Te parece que estás cerca, pero no escuchas ningún sonido? Para extender el alcance del radio inalámbrico del llavero, sostenlo debajo de la barbilla o al lado de la cabeza; esto permitirá que tu cráneo actúe como una antena temporaria que aumentará la señal para abarcar una mayor distancia.

Esto funciona porque las personas, incluso en sus cabezas, tienen mucha agua, lo que amplifica las ondas de radio del llavero. Y no estás poniendo en peligro tu salud. Si de casualidad llevas una botella grande de agua, puedes usarla del mismo modo, según Roger Bowley, ahora profesor emérito de la Facultad de Física y Astronomía de University of Nottingham en Inglaterra, quien hizo un video de YouTube sobre ese tema.

6. Busca fila por fila

Recorre todas las filas donde haya automóviles, empezando desde cierta fila y atravesando metódicamente cada una hasta encontrar la tuya. Es mejor que andar sin rumbo en círculos, lo que solo te frustrará más.

Hay quienes buscan el número de su placa en vez del vehículo mismo. Puedes usar esta táctica al mismo tiempo que oprimes el botón del llavero con control remoto para que el auto emita un sonido, y así sabrás cuando te encuentres en los alrededores.

7. Obtén ayuda

Si bien es probable que prefieras evitar pedir ayuda, ten presente que no eres la primera persona que se encuentra en esta situación. Regresa y pídele ayuda a un empleado del aeropuerto, un recepcionista de oficina, un guardia de seguridad o un empleado del parque temático.

Algunos garajes o estacionamientos tienen puestos para llamadas de emergencia que se conectan directamente con la oficina de seguridad. Mantén la calma y explica la situación. Quizás los guardias tengan un carrito de golf u otro vehículo de seguridad para ayudarte y que no tengas que seguir caminando.

8. Usa una aplicación de estacionamiento

Varias decenas de aplicaciones gratuitas o de precio moderado pueden memorizar la ubicación de tu vehículo y después darte indicaciones para regresar. Pero si sabes dónde buscarla, tu teléfono inteligente ya tiene una aplicación integrada de mapas: Maps (Mapas) en el iPhone de Apple y Google Maps en los teléfonos Android.

Maps (Mapas) de Apple. Si conectas tu iPhone con tu vehículo mediante Bluetooth inalámbrico o usas Apple CarPlay, no necesitas hacer nada al bajar del vehículo. La aplicación automáticamente coloca un marcador de auto estacionado en su mapa cuando sales del auto.

Esta función debería estar activada por defecto. Si no lo está, fíjate que los servicios de localización estén activados en Settings | Privacy | Location Service (Configuración | Privacidad | Localización). Después, cuando estés en tu auto y conectado mediante Bluetooth o CarPlay, abre Settings (Configuración) en tu iPhone, desplázate hacia abajo y pulsa Maps (Mapas). Bajo el título Your Car (Tu auto), pulsa Show Parked Location (Mostrar auto estacionado) hasta que el interruptor esté verde.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para encontrar después tu automóvil:

1. Abre la aplicación Maps (Mapas) en el iPhone después de salir al exterior, mientras permaneces seguro en una acera.

2. Busca una etiqueta azul llamada Parked Car (Auto estacionado) y púlsala.

3. Sigue la ruta para caminar hasta tu auto, prestando atención a los vehículos cercanos.

Si no conectaste tu iPhone con tu vehículo, puedes agregar un marcador o "pin" manualmente.

1. Abre la aplicación Maps (Mapas) para ver un mapa de tu ubicación, con un punto azul que muestra dónde estás.

2. Toca por unos segundos el punto en la pantalla que indica tu ubicación.

3. Pulsa el minimapa que aparece y selecciona Drop Pin | Add to Favorites (Marcar mi ubicación | Agregar a favoritos).

4. Vuelve a abrir Maps (Mapas) después, cuando necesites desplazarte hasta tu vehículo. Escoge Favorites (Favoritos) y pulsa tu puesto de estacionamiento para seguir las instrucciones a fin de regresar al auto.

CONSEJO EXTRA: si te pierdes o te quedas atascado en algún lugar, puedes abrir Mapas, tocar por unos segundos tu punto azul en la pantalla y luego elegir Send My Location (Compartir mi ubicación). Desde ahí, puedes enviar un mensaje de texto o correo electrónico para compartir tu ubicación con familiares y amigos a fin de que puedan recogerte. Puedes hacer algo parecido en Google Maps al pulsar el icono Share (Compartir) que está en la parte superior derecha de la pantalla o pulsar el botón Share (Compartir) que aparece al deslizar hacia la izquierda la hilera de botones debajo de la dirección.

Google Maps. Tu teléfono puede saber si te estás desplazando en un automóvil. Después de estacionar:

1. Abre la aplicación Google Maps que viene instalada en tu teléfono Android, como un dispositivo Google Pixel o Samsung.

2. Pulsa el botón azul en el mapa que indica tu ubicación.

3. Toca Save your parking (Guardar tu estacionamiento). Si has estado estacionario por un tiempo y no ves esa opción, pulsa el botón Save (Guardar) ubicado a la derecha de los botones Directions (Indicaciones) y Start (Iniciar). Google te pedirá que inicies sesión para guardar tu ubicación de estacionamiento.

Para encontrar tu vehículo:

1. Abre la aplicación Google Maps en tu teléfono Android.

2. Pulsa la barra de búsqueda y selecciona Parking location (Lugar de estacionamiento).

3. En la parte inferior de la pantalla, toca el botón Directions (Indicaciones).

Marc Saltzman es un escritor colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.