Skip to content
 

14 maneras de mejorar tu experiencia del servicio de transporte en vehículos privados

Transportes como Lyft y Uber pueden ser más económicos que un taxi y sus apps permiten que un amigo o familiar monitoree tu viaje.

Un hombre observa la aplicación de servicio de transporte en su teléfono

Getty Images

In English

Para muchas personas, los servicios de transporte en vehículos privados ofrecen una manera cómoda de desplazarse.

Si aún no has usado servicios como Lyft o Uber —o las opciones menos conocidas, como Curb, Gett o Wingz—, son aplicaciones que instalas en tu teléfono inteligente donde puedes introducir tu destino para ver cuánto te costará el viaje. En muchos casos, este servicio es menos costoso que un taxi.

Para saber dónde se encuentra el conductor, verás un icono de auto que se aproxima a tu ubicación en un mapa, junto con el tiempo estimado de llegada, la foto del conductor, la calificación otorgada por otros pasajeros, la marca y el modelo del auto y el número de la matrícula. Muchos vehículos ofrecen comodidades en el asiento trasero, como una botella de agua o un cargador de teléfono.

Cuando llegues a tu destino, no darás al conductor dinero en efectivo ni tu tarjeta de crédito. La tarifa ya se cobró a tu tarjeta de crédito por medio de la aplicación, y recibirás de inmediato un recibo por correo electrónico.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Para ahorrar dinero, puedes optar por recoger a otro pasajero en el transcurso del viaje. Por esa razón, estos servicios de transporte también se conocen como aplicaciones de viajes compartidos.

¿Ya sabías todo eso? Bien, pero hay maneras de sacar aún más provecho de estos populares servicios de transporte para que tengas la mejor experiencia posible.

También puedes pedir viajes para otras personas, como cuando tus obligaciones te impiden llevar a un amigo o a la persona a la que cuidas a una cita. AARP solicitó a Uber y Lyft que compartieran algunos consejos. Lyft declinó la invitación.

Antes del viaje, prepárate

1. Empieza a buscar con anticipación. Si es importante que llegues a tu destino a cierta hora —por ejemplo, para ir al aeropuerto o al médico—, Conor Ferguson, gerente de comunicaciones de movilidad para Uber, recomienda abrir la aplicación algún tiempo antes de que necesites pedir el viaje.

"Los tiempos de espera pueden variar en horas pico, [así que] abre la aplicación de Uber 20 minutos antes de que quieras partir, para tener una mejor idea de los tiempos de llegada", dice Ferguson. "Así estarás más seguro de llegar a tiempo a tu destino".

2. Tal vez espera un poco. Si no tienes mucha prisa y ves que las tarifas son más caras de lo normal, espera unos minutos y luego vuelve a probar. Tanto Uber como Lyft fijan sus precios en función de la demanda, por lo que las tarifas suben cuando hay más personas que solicitan el servicio.

3. Comparte el viaje. Existen opciones de viajes compartidos —UberX Share (para Uber) y Lyft Share (para Lyft)—, y también se puede optar por dividir la tarifa con otra persona, como un amigo. Es fácil seleccionar más de un destino en la aplicación.

Aprende en línea

AARP Driver Safety ofrece un seminario web interactivo por video, titulado "Using App-Based Ridesharing", que te permite aprender más, a tu conveniencia, sobre cómo usar las aplicaciones de servicios de transporte, comenzando por cómo descargar la aplicación (en inglés).

Inscríbete en internet

Mira el seminario y descarga las hojas de consejos

4. Si usas el servicio con frecuencia, considera una membresía. Las membresías de Lyft y Uber —llamadas Lyft Pink y Uber One, respectivamente— cuestan desde $9.99 al mes. Ambos planes ofrecen precios exclusivos a sus miembros.

Lyft ofrece también una membresía de Grubhub+, priorización gratis de recogida y beneficios de alquiler de bicicleta, auto y escúter. Uber ofrece entregas gratuitas de comidas a domicilio por Uber Eats; descuentos de hasta el 10% en ciertos pedidos de Uber Eats para llevar y de entregas a domicilio; y un 5% de descuento en otros viajes.

5. Prepárate para partir a tiempo. Podrás ver la ubicación del vehículo, y recibirás un aviso cuando el conductor haya llegado a tu ubicación.

Una vez que el conductor está de camino, si tienes un contratiempo y necesitas uno o dos minutos adicionales, puedes usar la aplicación para llamar al conductor o enviarle un mensaje de texto. Por razones de seguridad, el conductor escuchará el mensaje leído en voz alta por medio del tablero de instrumentos del auto.

6. Confirma el punto de recogida en la aplicación. A veces el sistema GPS del teléfono muestra una ubicación imprecisa, por lo que tal vez tengas que mover la tachuela en el mapa para confirmar tu ubicación exacta.

Eso podría ser importante cuando pidas un viaje desde el aeropuerto. En caso de cualquier duda, comunícate con el conductor, ya que será problemático para los dos si él tiene dificultades para dar con tu ubicación exacta.

Cuando el vehículo llegue a tu ubicación

7. Verifica los datos del vehículo. Ferguson aconseja usar la aplicación para verificar los datos del auto, como el número de matrícula, la marca y el modelo, y la foto del conductor.

8. ¿Necesitas ayuda? Pídela. Si tienes maletas u otros artículos, como un andador, y necesitas ayuda para guardarlos, pide con cortesía que el conductor te ayude a colocarlos en el maletero.

9. Pon atención a los posibles peligros en la vía. Antes de abrir la puerta del auto para subir o bajar, verifica que no haya vehículos ni ciclistas que se acerquen rápidamente.

Y cuando subas, no cierres la puerta con demasiada fuerza. Recuerda que los conductores de Uber y Lyft usan sus propios vehículos.

Durante el viaje

10. Permite que otras personas vean dónde estás. Desde la aplicación, puedes compartir los datos de tu viaje con un cuidador, con el amigo al que vas a visitar o con un ser querido. Así, esa persona podrá ver tu ubicación en un mapa, junto con la hora estimada de tu llegada y los datos del conductor y del vehículo en el que viajas.

11. Deja los refrigerios para más tarde. Piensa en cómo te gustaría que actuaran otras personas si fueras tú el conductor. No bebas, comas ni fumes en el auto. Evita el uso de vulgaridades y cuida el volumen de tu voz si hablas por teléfono.

12. Protégete. Siempre se puede informar de un problema de seguridad por medio de la aplicación: por ejemplo, si el cinturón de seguridad no funciona o en caso de un accidente u otro incidente.

Además, tanto Lyft como Uber te permiten contactar discretamente al 911 desde la aplicación. En el caso de Lyft, un representante de ADT se comunicará con la policía para pasarle los datos de tu ubicación. Las autoridades no te llamarán por teléfono a menos que lo solicites.

En Uber, puedes tocar el botón de emergencia para contactar directamente al 911; de esa manera, las autoridades podrán ver tu ubicación en tiempo real, tanto en un mapa como la calle y el número. En ciertas ciudades, los datos de tu ubicación y viaje se enviarán automáticamente a un operador del 911.

13. Califica con conciencia. ¿No te encantó tu experiencia en Uber? ¿Tu conductor de Lyft no fue agradable?

Cuando saques tu teléfono para dar dos estrellas en lugar de cinco, ten en cuenta lo siguiente: el conductor te va a calificar a ti también. Este esquema recíproco de calificaciones es una de las principales diferencias entre un servicio de transporte en los vehículos privados y los taxis.

14. Si recibes un servicio de buena calidad, puedes dar una propina, que se pagará en su totalidad al conductor.

Marc Saltzman es un escritor colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.