Skip to content
 

Netflix podría limitar la capacidad de compartir contraseñas

Pero el servicio de transmisión debe tener cuidado porque la competencia es intensa.

Imagen muestra varios dispositivos de transmisión de video

Getty Images

In English

Netflix dijo recientemente que tomará fuertes medidas para evitar que se comparta información de acceso con personas que no viven bajo el mismo techo.

Esta postura del gigante de las transmisiones que ofrece programas que valen la pena ver sin parar, como Grace and Frankie, Ozark y Stranger Things, te podría dejar preguntándote si otros servicios de transmisión pedirán una cuenta aparte para todos los espectadores en domicilios diferentes. La advertencia parece poner sobre aviso a quienes comparten contraseñas o quienes usan la suscripción de otros. Pero también abre la puerta para que los proveedores de servicios de transmisión adopten el tipo de planes para familiares y amigos que prevalecen en la industria de la telefonía celular.

“Creo que ese es definitivamente un modelo que están analizando detenidamente”, dice el residente de Nueva York Andrew Hare, vicepresidente ejecutivo de Investigación, Medios de Comunicación Globales y Entretenimiento en la empresa de estrategia investigadora Magid. En marzo, Netflix empezó a probar dos opciones pagadas para compartir conexiones en Chile, Costa Rica y Perú, lo que podría dar una idea de lo que vendrá a Estados Unidos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En un plan piloto ‘Añade un miembro extra’, los suscriptores en los planes estándar y premium pueden añadir “subcuentas” a un precio reducido para hasta dos personas que no viven con ellos. Cada persona recibe un nombre de usuario, contraseña, perfil y recomendaciones personalizadas. Netflix quiere estudiar cómo funciona la prueba en Latinoamérica antes de implementarla en otros lugares.

“Creo que Netflix entiende el argumento de que quizás compartas una contraseña con tu hermana en otro estado o que estás presentando a mamá y papá nuevo contenido al compartir tu contraseña”, dice Hare. Pero después de que el servicio de transmisión más grande del país perdiera suscriptores este año por primera vez desde el 2011, está buscando otras formas de crecer.

Por qué la gente comparte sus contraseñas de los servicios de transmisión

Casi la mitad, el 46%, de los suscriptores de servicios de transmisión de video que han sido encuestados dijo que comparte su información de conexión con personas que no viven en el mismo hogar.

  


¿Qué tan común es compartir el servicio de transmisión?

Casi dos de cada cinco personas en Estados Unidos admitieron usar la conexión de transmisión de otra persona, según una encuesta de febrero del 2021 de más de 1,500 consumidores, encargada por Lending Tree. Más de la mitad de quienes dijeron que lo hacían transmitían Netflix, en comparación con el 31% para Hulu, el 28% para Disney+ y el 22% para Amazon Prime Video.

En la encuesta, la mayoría de las personas que “tomaban prestada” la información de conexión eran familiares del titular de la cuenta. Cerca de una cuarta parte eran amigos, el 20% eran seres queridos e incluso el 5% eran exparejas. Casi una tercera parte confesó conectarse en secreto, sin el permiso del suscriptor.

Los adultos mayores se encuentran entre las personas que comparten información de conexión a servicios de transmisión con personas que viven fuera de sus hogares, pero en cifras más pequeñas si se compara con los más jóvenes, según una encuesta de 1,000 usuarios realizada en el 2018 por Comparitech, un sitio web de consumidores dedicado a la privacidad y seguridad cibernética.

Casi una tercera parte de los boomers y de la generación X cree que es ético otorgar acceso a contenido de transmisión, comparado con el 76% de los usuarios de la generación Z y el 63% de la generación del milenio. Los porcentajes fueron similares para quienes creían que era ético recibir acceso.

Mucho tiempo de tolerancia con las contraseñas compartidas

En una carta de abril a los accionistas, Netflix reconoció que compartir contraseñas ayudó a impulsar su crecimiento al hacer que más gente usara el servicio. Ahora ve a esos espectadores como una gran oportunidad de revertir sus pérdidas de suscriptores.

“Los servicios de transmisión ciertamente están tratando de adoptar una política de una cuenta por hogar. Y restringir la capacidad de compartir contraseñas es una gran parte de eso”, dice Paul Bischoff, editor de Comparitech.

“Me imagino que ellos [Netflix] primero irán tras las personas que comparten más excesivamente”.

— Rich Greenfield, LightShed Partners

Netflix, quien aumentó sus precios en enero, cuenta con tres niveles de transmisión ilimitada en Estados Unidos: el plan básico de $9.99 al mes permite a los espectadores ver en una pantalla a la vez. El plan estándar de $15.49 permite ver en dos pantallas al mismo tiempo, incluso en alta definición. Y la mensualidad de $19.99 del plan premium permite cuatro pantallas simultáneamente e incluye contenido Ultra HD, donde esté disponible.

Netflix probablemente sabe quiénes son los abusadores en serie, dice Rich Greenfield, socio en la empresa de investigación de telecomunicaciones y medios de comunicación LightShed Partners, en Nueva York. “Me imagino que ellos primero irán tras las personas que comparten más excesivamente”.

Además de los 222 millones de hogares que pagan suscripción de Netflix, en la carta se calcula que el servicio de transmisión se está compartiendo con 100 millones de hogares más. El número de suscriptores creció a ritmo constante durante la pandemia, pero algunos empezaron a cancelar su suscripción en los primeros tres meses de este año.

A Netflix le preocupa que cancelen hasta 2 millones de cuentas

Se pronostica que las 200,000 cancelaciones aumentarán a unos 2 millones en los siguientes tres meses. La competencia entre los servicios de transmisión ha crecido por la pandemia con Amazon Prime Video, Apple TV+, Disney+, HBO Max, Hulu, Peacock, Paramount+ y YouTube TV, además de servicios de video a pedido con publicidad (AVOD).

Aunque perder cuentas no es ideal para ningún servicio de transmisión, la presión para Netflix puede ser diferente a la de sus rivales. Especialmente Amazon y Apple, quienes tienen otros negocios más críticos para sus ganancias.

“En cierto modo, pase lo que pase, los servicios rivales salen ganando porque ellos estarán observando si la restricción de contraseñas funciona e impulsa el crecimiento para Netflix, y en tal caso ellos podrían considerar una política similar”, dice Hare de Magid. “O si hay una reacción negativa y Netflix termina perdiendo suscriptores, ellos quizás se mantengan al margen del asunto y se los perciba como más favorables hacia los consumidores”.

¿Disney podría ser el próximo? Según se informa, la compañía envió un cuestionario a los suscriptores de Disney+ en España preguntando por qué comparten contraseñas con personas fuera de su hogar.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El riesgo de compartir contraseñas

Aparte de las preocupaciones éticas o legales, cuando compartes tu contraseña con otras personas, incluso con personas en quienes confías, te estás arriesgando. La gente suele usar la misma contraseña o una similar en varios sitios web y servicios, aunque es algo que no se recomienda por motivos de seguridad.

“Si tuvieras la contraseña de alguien, podrías conectarte a su cuenta de Netflix, saber qué tipo de contenido está viendo y crear más fácilmente un ataque de suplantación de identidad dirigido hacia esa persona”, dice Chandler Givens, director de gestión de productos para la privacidad del consumidor en la empresa de seguridad Avast. “Dirías, ‘Sabemos que viste Caddyshack 15 veces en el último año. Creemos que te gustaría esto. Haz clic aquí’. Y luego, haces clic en el enlace y es un programa malicioso”.

Cerca de una cuarta parte de los usuarios a nivel mundial nunca ha cambiado sus contraseñas, según investigación de Avast. Y el 83% de las personas en Estados Unidos usan contraseñas sencillas que son fáciles de descifrar.

El aumento de los precio obliga a hacer cambios

Tener una mayor cantidad de opciones de transmisión, además de los aumentos de precio en años recientes, está causando que los consumidores pongan atención a sus presupuestos, dice Hare.

El número promedio de servicios de video a pedido a los que los espectadores se suscribieron se duplicó entre el 2019 y finales del 2021; el precio mensual promedio por dichos servicios aumentó unos $10 hasta $23.58, según Magid. Y una mayor cantidad de gente se suscribe a cuatro servicios o más que quienes no se suscriben en absoluto.

“Los consumidores están llegando a su límite en cuanto a la cantidad que están dispuestos a pagar y a cuántos servicios se suscribirán”, dice Hare. Netflix sabe que sus suscriptores podrían cambiarse fácilmente. “Netflix no quiere que esto sea contraproducente y perder la buena voluntad del consumidor”.

Edward C. Baig colabora con artículos sobre tecnología y otros temas del consumidor. Anteriormente trabajó para USA Today, BusinessWeek, U.S. News & World Report y Fortune; también es autor de Macs for Dummies y coautor de iPhone for Dummies y iPad for Dummies.