Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo ser una influidora digital Skip to content
 

Cómo me gano la vida como influidora digital

¡Tú también puedes hacerlo! Estos son los primeros pasos.

Lorraine Ladish sostiene en la mano un teléfono móvil

Cortesía de Lorraine Ladish

Por lo general, el término influidora (influencer en inglés) se lo relaciona con la juventud. Pues bien, a mis 55 años me gano la vida principalmente como influidora digital. Soy escritora y periodista de profesión, y también escribo y publico libros. Pero lo que me genera más ingresos, con gran diferencia, es mi presencia en las redes sociales.  

Algunas mujeres, incluso más jóvenes que yo, me preguntan si no son demasiado mayores para probar suerte en este terreno. ¡Por supuesto que no! Por un lado, somos relativamente pocas las mujeres maduras que nos dedicamos a escribir blogs y a compartir nuestra vida en las redes. Esto significa que cuando una marca u organización busca blogueras de una cierta edad, nos llevamos una buena parte de las campañas dirigidas a mujeres de nuestra generación. Hay espacio de sobra para más mujeres de nuestra generación en el mundo digital.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Recuerda también que las generaciones que nos siguen continúan cumpliendo años. Esto quiere decir que dentro de unos 10 o 20 años, el mercado de influidores mayores estará más saturado. Así que, si alguna vez te has planteado empezar un blog o una plataforma digital, te animo a que lo hagas ahora. Requiere creatividad, dedicación y constancia como cualquier otra empresa.

A continuación comparto contigo algunas sugerencias que te ayuden a comenzar una plataforma digital y te impulsen a probar suerte en las redes sociales.

  • Piensa que tu edad es un punto a favor. Tienes experiencia, madurez, y mucho que compartir con tus futuros lectores y seguidores. Ten en cuenta que, en las redes sociales, ser simplemente tú es tu mejor aliado a cualquier edad.
  • Elige el tema o los temas que vas a abordar. Belleza, salud, cultura, ejercicio, lo que más te guste. Procura que sea algo que te apasione, porque te aseguro que habrá momentos en los que te canses de escribir y de publicar en internet. Si no te encanta el tema, te resultará —emocionalmente— más difícil mantener tu blog a largo plazo.
  • Piensa en qué nombre le pondrás. Cuando hayas elegido el que más te guste, asegúrate de crear un URL y ponlo a disposición en todas las redes sociales, deletreado siempre igual. Por ejemplo, yo soy @lorrainecladish en todas las plataformas sociales. Así, cuando alguien quiere encontrarme en cualquier plataforma, le resulta fácil.
  • Abre cuentas en las principales redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram, YouTube), aunque no creas que vayas a usarlas. Así, nadie más podrá abrir una cuenta con el mismo nombre. Además, si en el futuro decides publicar contenido en esa red social, tendrás la oportunidad de hacerlo.
  • Crea tu página web. Contrata alguien si no te sientes preparada para hacerlo tú, pero hoy en día es fácil de usar la mayoría de plataformas para publicar blogs. Dicen que los blogs están pasados de moda, pero la realidad es que es el único terreno en internet que es realmente tuyo. Cada cierto tiempo desaparece una red social. En cambio, tu blog perdurará si lo sabes mantener.
  • Elige la misma foto o avatar para todas las redes sociales. Ten en cuenta que eres una marca y, por ello, debes tener siempre el mismo aspecto en internet. Piensa en cualquier marca conocida y lo que pasaría si tuvieran varios logos diferentes en vez de uno solo. Cuando quieras cambiar la foto o avatar, hazlo al mismo tiempo en todas las redes. Yo lo hago cada dos años para que se vea actual.
  • Planifica un calendario de contenido para tu blog y las redes sociales, y cíñete a él. Es fácil lanzar un blog y canales en las redes sociales. Lo difícil es ser constante y publicar día tras día, tengas o no tengas lectores. Un calendario sencillo podría consistir en: publicar entradas en el blog tres veces por semana y una vez al día en cada red social. Es solamente un ejemplo.
  • Empieza a publicar contenido antes de que te sientas totalmente preparada. Lo cierto es que planificar un proyecto, como lanzar una plataforma digital, puede ser el cuento de nunca acabar. Yo siempre he lanzado mis proyectos antes de que estén listos todos los detalles. Es la mejor manera de no quedarte eternamente en la etapa de planificación.
  • Hazte amigas de otras blogueras en internet. Sigue en las redes a otras mujeres de tu edad o que estén publicando contenido similar o que complemente lo que publicas. Las redes sociales me han traído contactos de trabajo y amistades que me han cambiado la vida. Se puede crear comunidad en línea, al igual que en la vida real.
  • Sé constante. Cíñete a tu calendario de publicación pase lo que pase, como si te estuvieran pagando por ello. Solo así, les demostrarás a posibles patrocinadores que eres confiable y que pueden contar contigo cuando den el paso de contactarte para promocionar un concepto o un producto. Es en este punto donde fracasa la mayoría. Si consigues superar esta barrera, el triunfo está casi asegurado. A la larga cobrarás por algo que empezaste haciendo gratis.

Ganarse la vida como influidora digital es posible a cualquier edad. Solo hay que atreverse a intentarlo y recordar que, como todo lo que merece la pena, es una maratón y no una carrera de corta distancia.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.