Skip to content
 

¿Usas un lenguaje brillante u opaco?

Conoce los 10 lenguajes de la mujer y consejos para comunicarte más asertiva y persuasivamente.

Sonia González

Cortesía de HarperCollins Español

Sonia González B., mentora, conferencista y autora.

¿Qué mujer, en algún momento de su vida, no ha escuchado preguntar: “¿quién entiende a las mujeres?”, o decir que son complicadas, que dan muchas vueltas, que hablan mucho o son muy emocionales? Pero a la misma vez que se usan estas etiquetas negativas, se habla de la "mujer maravilla", la que puede trabajar, encargarse de la casa, sus hijos y su marido —todo al mismo tiempo— porque tiene una gran habilidad para lo que llaman en inglés, “multitasking”.

Hay muchos libros y estudios sobre las comunicaciones interpersonales, casi siempre comparando a la mujer con el hombre y desde la perspectiva de autores masculinos, asegura Sonia González B., mentora, conferencista y autora del nuevo libro, Comunicación femenina inteligente.

Hay que cambiar ese marco para entender a la mujer y para que ella misma pueda empoderarse, afirma. “Mi apuesta es cambiar los paradigmas y transformar la comunicación”, dice González. “Miremos a la mujer desde una mirada de mujer”. Para ello, es importante “que la mujer sepa reconocer que es un ser maravilloso y que tiene oportunidades de mejora dentro de su comunicación”.

Para lograrlo, hay que entender cómo la mujer se comunica en todo aspecto de su vida —profesional, personal y emocional— y cómo esto afecta su relación con otros, ya sea hombre o mujer.

Los 10 lenguajes de la mujer

Tras años de investigación y un análisis profundo, González determinó que la mujer usa lenguajes positivos y negativos y los catalogó de la siguiente manera: lenguajes brillantes, que resaltan sus virtudes y fortalezas, y lenguajes opacos, que enfatizan sus defectos y debilidades.

Los cinco lenguajes brillantes son:

1.    Empatía. Sensibilidad y capacidad de identificarse con otras personas, siendo esta la base de todo su sistema comunicativo.

2.    Intuición. Capacidad de percepción inmediata, de entender o percibir sentimientos, tener un “sexto sentido”.

3.    Inspiración. Motivación para la acción, entusiasmo y la transformación.

4.    Multitareas. Habilidad para manejar varios procesos a la vez.

5.    Conexión emocional. Compenetración e interrelación. Permite el acercamiento e interacción con gente a su alrededor porque se conecta a partir de la emoción y con el corazón.

Carátula del libro de Sonia González

Cortesía de HarperCollins Español

Carátula del libro "Comunicación femenina inteligente" de la autora Sonia González.

Los cinco lenguajes opacos son:

1.    Falta de concreción. Hablar mucho con indirectas; pensar una cosa y decir otra.

2.    Complicada y compleja. Respuestas confusas e inexplicables.

3.    Tendencia a controlar. Tóxica; no está dispuesta a ceder en su forma de pensar; manipula por temor.

4.    Dependencia emocional. Demanda atención; apegos enfermizos.

5.    Actitudes cíclicas y cambiantes. Esencia impredecible, atribuida en parte a cambios hormonales y de edad, variación de emociones y circunstancias adversas.

Es importante señalar, indica González en su libro, que “por ser cada mujer un universo, algunas cuentan con unos lenguajes y otros no”.

El objetivo es corregir el uso de los lenguajes opacos a partir del auto conocimiento para poder mejorar la comunicación. “No puedes salir de un mal hábito si no lo reconoces primero”, señala González. Eso da paso a la corrección y transformación.

En su libro, la autora ofrece claves y herramientas para que la mujer sepa qué hacer para corregir sus lenguajes opacos: “Si hablas demasiado, cómo te concretas; si eres demasiado controladora, cómo soltar; cómo hago para dar una orden en la casa o un consejo una sola vez y no repetirlo para que me hagan caso”, explica.

5 consejos para comunicarte más efectivamente

Aunque el primer paso al cambio es la aceptación que debe corregir sus lenguajes opacos, también debe tener cuidado de no hacer mal uso de los lenguajes brillantes. Por ejemplo, abusar de la habilidad de manejar varias tareas a la vez. “La capacidad de hacer multitasking nos puede llevar a ser controladoras y creer que el mundo se va a caer si tú no lo controlas”, afirma González. “No puedes controlar el mundo, tienes que soltarlo”.

La autora ofrece los siguientes consejos:

  1. Aprovecha tus virtudes para ser más efectiva.
  2. Inspira más y controla menos.
  3. Usa tu intuición para cuando veas algo más que otros no ven: úsalo para apoyar, no ocultar; para ayudar y motivar.
  4. Regula tu habilidad de multitasking; haz una sola cosa a la vez.
  5. Con tu conexión emocional, pregúntate cómo puedes sacar el mayor provecho de esa comunicación.

Estos lenguajes brillantes sirven para mejorar la comunicación en cada aspecto de la vida de la mujer. Aunque la corrección de lenguajes opacos no es instantánea, es posible.

“No es fácil cambiar una cultura. Es un tema generacional, heredado, aprendido, de estigmas y paradigmas históricos fuertes”, afirma González. Pero toda mujer, “autoconociendo su potencial y fortaleza, puede lograrlo”.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO