Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Banca en línea segura - Servicio bancario en internet - Sucursales virtuales Skip to content
 

Virtudes de la banca en línea

Consejos para manejar tu cuenta bancaria de la manera más segura.

Hombre toma una foto del recibo del banco con el teléfono inteligente, la banca en línea

Foto: Corbis

La banca virtual te puede ahorrar tiempo y dinero.

En estos tiempos ya nadie se sorprende por la frecuencia con que debemos usar los bancos: pagar las cuentas de la casa, consultar el balance de la cuenta, transferir de inmediato fondos a parientes o amigos, y otros. Es así que la banca en línea, un servicio que ofrecen los bancos, es el medio más rápido y conveniente de mantenerse al día.

Pero cuando se trata de incrementar la actividad bancaria en línea, recuerda tomar medidas de seguridad para resguardar tus datos personales y evitar incidentes como el robo de identidad. Si tomas estas precauciones puedes sacarles provecho a las siguientes virtudes que tienen estos servicios.

Virtudes de la banca en línea

1. Consultar saldo. Tú puedes consultar el saldo de tu cuenta a cualquier hora, desde el computador en tu casa, o tu móvil. Puedes averiguar si te han acreditado o cobrado pagos sin tener que esperar por el estado de cuenta al final del mes.

2. Pagar cuentas. Puedes pagar en línea las cuentas de servicios básicos como gas, electricidad y otros, sin tener que enviar cheques por el correo postal. Puedes hacer pagos cuando lo desees o programar pagos automáticos en fechas específicas. (Para realizar pagos automáticos, ingresa a la página web de tu banco con tu nombre de usuario y contraseña y ve a la sección de “Pagos”. Una vez ahí, puedes decidir el destinatario, el monto y la fecha de pago. En esa sección también deberías encontrar un enlace para activar pagos automáticos con la frecuencia deseada).

3. Transferir fondos. Transfiere fondos instantáneamente a parientes, amigos, o socios y clientes (en caso de tener negocio) dentro y fuera de Estados Unidos. Hay quienes envían dinero a sus países a través de sus cuentas en vez del envío de remesas. Ten en cuenta que la mayoría de los bancos cobran por hacer este tipo de envíos.

4. Banca móvil. Si tienez un teléfono inteligente o tableta y tu banco ofrece aplicaciones para móviles, podrás realizar gran parte de tu actividad financiera mediante estas apps. Las puedes descargar gratuitamente en tu iPhone, Android o Blackberry de entidades como Citibank, Bank of America, Wells Fargo (en inglés) y otros. La mayoría de los bancos también ofrecen servicios de banca móvil que puedes utilizar ingresando a la página web de tu banco (versión móvil), sin tener que descargar una aplicación.

5. Alertas y otras ventajas. El realizar tu actividad bancaria en línea también te permite, si tú lo autorizas, recibir los estados de cuenta de manera electrónica y solicitar chequeras cuando se te acaben los cheques y otros servicios que normalmente los bancos comunican a sus clientes.

Medidas de seguridad

Aunque en general es seguro utilizar los servicios en línea que ofrecen los bancos, es importante que tomes precauciones para mantener tu cuenta y dinero bajo “llave”, y tu información personal fuera del alcance de los ciberpiratas.

1. FDIC. Toma la precaución de que la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) —es una agencia independiente del Gobierno que protege tu dinero en el banco— asegure los fondos del banco que vas a utilizar. (¿Cómo averiguar? El sitio web de tu banco simplemente debe desplegar el logo de FDIC). Hay bancos extranjeros que operan en Estados Unidos que no están asegurados por esta agencia. Si estos se van a la quiebra, tu no tendrás a quien recurrir.

2. Banco legítimo. Antes de abrir una cuenta mediante internet, verifica que la institución financiera sea legítima. Por ejemplo, busca el ícono de un pequeño candado donde ingresas la dirección del sitio en el navegador, visita el sitio web de la institución y verifica su dirección postal. También puedes preguntar a tus amigos o parientes si conocen ese banco en particular.

3. ‘Phishing. Ten mucho cuidado con el phishing, por ser una actividad común a la que recurren los ladrones en internet. Lo que hacen es redirigirte a una página web muy parecida a la de tu banco, pero en realidad es una página ficticia, creada para robarte los datos personales, como tu nombre de usuario y contraseña. Para evitarlo, nunca ingreses a la página de tu banco a través de enlaces que te lleguen por correo electrónico. Podría ser un fraude. Más bien escribe la dirección web en el navegador.  

4. Robo de identidad. Ten cuidado a quién le entregas tus datos personales. Sospecha si en la página web te piden información extra, y siempre que vayas a entregar tu información personal, verifica que el sitio donde lo estás haciendo sea legítimo y seguro. Esto se sabe porque aparece el pequeño candado al lado de la dirección en tu navegador, y porque la dirección de los sitios seguros comienza con "https" en lugar de "http".

En lo posible, además, usa contraseñas diferentes para cada sitio web, y cámbialas con frecuencia. No utilices tu fecha de nacimiento u otros números que sean fáciles de adivinar. Un buen software de seguridad puede brindarte más protección, como las opciones gratuitas Avast! o AVG.

Nunca reveles a nadie el PIN o contraseña de tu cuenta, ni siquiera a un empleado del banco, y no guardes (o salves) tu contraseña en el navegador.

5. Cuidado con el wifi público. En lo posible trata de no ingresar a tu banco desde un computador que no sea el tuyo ni a través del wifi de lugares públicos como aeropuertos, cafés, bibliotecas o restaurantes. Házlo desde tu casa u oficina. El wifi público puede dar lugar —especialmente cuando no se toman precauciones de seguridad—, al robo de tu número de seguro social, PIN y otra información confidencial.

También le puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO