Skip to content
 

5 maneras de luchar contra la reduflación

Con estos trucos, no tendrás que pagar más por menos.

Una mano que sostiene un pequeño billete de dólar

BRYAN ALLEN/GETTY

In English

Pagar más por menos se ha convertido en la norma, con la inflación rondando su nivel más alto en 40 años. Pero los precios más altos no son lo único que está afectando a los consumidores. La reduflación, una práctica en la que los fabricantes reducen la cantidad o el tamaño de los productos, pero generalmente no el precio, está aumentando y los consumidores pagan más por menos en varias categorías.

Este fenómeno creciente no pasa desapercibido para los adultos mayores, que se han visto obligados a reducir sus gastos. Entre los baby boomers encuestados por Morning Consult, el 62% habían oído hablar de la reduflación. La mayoría estaban muy o algo preocupados por el impacto en sus presupuestos. Según la investigación de Morning Consult, esto tiene sentido. Los consumidores encuestados dijeron que veían la reduflación en muchos tipos de productos, entre estos: 

  • Bocadillos
  • Artículos para la despensa
  • Alimentos congelados
  • Carne
  • Pan y pastelería 
  • Productos lácteos 
  • Bebidas 
  • Frutas y verduras

Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


"En la mente de los consumidores, los bocadillos son los principales culpables de la reduflación: en el informe de investigación, más de la mitad de los adultos de EE.UU. dijeron haber notado que los bocadillos disminuyeron en tamaño o cantidad, mientras que los precios se mantuvieron estables o aumentaron", escribió Emily Moquin, analista de alimentos y bebidas de Morning Consult.

Los consumidores se rehúsan a aceptar toda esta reduflación; y tú tampoco deberías aceptarla. Aquí hay cinco maneras de defenderse.

1. Presta atención al peso neto 

La mejor manera de combatir la reduflación es prevenirla, y eso empieza por saber detectarla. Fíjate en el peso neto o el contenido neto del producto que vas a comprar. Puede ser onzas para el jugo de manzana o número de hojas para el papel higiénico. Buscar el precio por unidad en los estantes de las tiendas te ayudará a detectar la reduflación. "Ignora el nombre del tamaño y fíjate en la cantidad del tamaño, luego compáralo con lo que tienes en casa que compraste la última vez", dice Edgar Dworsky, fundador de Consumer World y defensor de los consumidores, que ha dado seguimiento a la evolución de la reduflación durante más de 30 años.

2. Olvídate de la fidelidad: la mejor oferta gana 

Los consumidores mayores pueden ser fieles a cierta marca, pero la fidelidad puede no verse recompensada en tiempos de alta inflación. Para evitar la reduflación, los expertos dicen que los consumidores deberían optar por la opción más económica. Esto es especialmente cierto si una marca de la competencia está en oferta. Puede que incluso te enamores de la alternativa menos costosa

3. Compra marcas genéricas 

Los productos genéricos han tenido una mala reputación a lo largo de los años, pero hoy en día las marcas de la tienda tienden a ser iguales en calidad, así como menos costosas. Prácticamente todos los supermercados y minoristas tienen sus propias marcas, lo que ofrece a los clientes ahorros del 20 al 25%, según Consumer Reports

4. Compra en grandes cantidades 

Comprar productos al por mayor es una excelente manera de combatir la reduflación. Cuando compras al por mayor, normalmente pagas menos por unidad. Pueden ser centavos, pero esos centavos se suman rápidamente. Sin embargo, esta forma de ahorrar no es para todos. Tendrás un desembolso inicial mayor y tendrás que transportar los artículos, que pueden ser pesados, como agua o productos enlatados. También tendrás que asegurarte de consumir lo que compras. "Compra al por mayor cuando el precio sea bueno, pero no compres en exceso, especialmente los alimentos que se echarán a perder o que no podrás consumir antes de la fecha de vencimiento", dice Dworsky. 

5. Busca ofertas y descuentos 

Si no hay alternativas adecuadas y no tienes más remedio que absorber la reduflación, busca otras formas de ahorrar. Aquí hay varias tácticas que puedes emplear:

Apúntate a las listas de correo electrónico, correo postal y mensajes de texto de tus marcas favoritas. 

  • Usa aplicaciones móviles y cupones digitales
  • Busca descuentos en sitios web de ofertas
  • Espera a que los artículos estén en oferta
  • Haz un seguimiento de los productos en las redes sociales


Donna Fuscaldo es una escritora y editora colaboradora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como 
The Wall Street Journal, Forbes, Investopedia y HerMoney.