Skip to content
 

Las 10 mejores compras de segunda mano

Los libros, los artículos para mascotas y la cristalería cuestan mucho menos cuando se compran usados.

Libros usados de gatos en la tienda de ventas de segunda Angels With Paws, en Lakewood, Colorado.

DENVER POST / GETTY IMAGES

In English

La primavera es esa peculiar época del año en la que limpiamos nuestros garajes y áticos para poder salir corriendo a las ventas de jardín y de garaje y a las tiendas de segunda mano para encontrar gangas en cosas que los demás sacan de sus garajes y áticos.

Una forma inteligente de aprovechar este ciclo es comprar solamente aquello que te sientas cómodo comprando de segunda mano. Pero ¿cómo puedes saber si realmente es buena idea comprar algo usado? Aquí te lo decimos. AARP se puso en contacto con cuatro gurús de las compras de segunda mano, que dicen que es mejor comprar estos 10 artículos usados.

1. Libros

Siempre ha sido y siempre será mejor comprar los libros de segunda mano. "Es la categoría por excelencia de lo que se puede comprar usado", dice Kate Holmes, consultora del sector de reventa y autora de Too Good to Be Threw: The Complete Operations Manual for Resale and Consignment Shops. Incluso si no piensas leer los libros, dice, "un pequeño paquete de libros parecidos, atado con un lazo de yute o una cinta de raso, se convierte en un maravilloso accesorio para un estante".

Para la experta en compras Trae Bodge, leer un libro usado puede ser una experiencia muy placentera. "Hay algo encantador acerca de leer un libro que leyó alguien que marcaba su lugar doblando la esquina de la página", dice. De hecho, compró de segunda mano la mayor parte de su colección en la venta semestral de libros para recaudar fondos para becas universitarias en la que su marido es voluntario. Hablando de la universidad, recomienda de manera especial que prácticamente todos los libros de texto universitarios se compren de segunda mano, con lo cual se pueden ahorrar cientos de dólares.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En particular, una estupenda compra de segunda mano son los libros para niños, dice Andrea Woroch, experta en ahorros para los consumidores. En un mercado de agricultores, sus hijos compraron recientemente ediciones nuevas "usadas" de Bambi, de Disney, por $4 cada una, lo que supone un descuento de dos tercios. Y cuando se trata de libros ilustrados de gran formato, que están pensados más para ser exhibidos que para ser leídos, dice que comprarlos de segunda mano es, con mucho, la vía más económica.

2. Artículos para mascotas

Puede que no haya una forma más inteligente de adquirir artículos básicos para tu mascota que comprarlos de segunda mano, dice Chism. Todavía le molesta un poco la jaula para perro de $150 que tuvo durante muchos años y que finalmente vendió en Craig's List por $60. Pocas cosas se venden más rápidamente en las ventas de garaje y de jardín que las jaulas para mascotas, porque son muy costosas cuando se compran nuevas. Ella recomienda comprar también comederos, correas y hasta collares de segunda mano, ya que pueden ser caros en la tienda de animales. Sin embargo, aconseja no comprar una cama para mascotas usada, a menos que tenga una etiqueta que garantice que nunca se ha utilizado. De lo contrario, podría ser una invitación para pulgas, garrapatas y ácaros, advierte.

Letrero en la fachada de un edificio que dice tiendas de segunda, y otro que dice antiguedades y música

Alamy Stock Photo

3. Instrumentos musicales

Los instrumentos musicales usados son la compra más inteligente para los padres, o los abuelos, de niños que piensan aprender a tocar un instrumento musical por primera vez, dice Bodge. Esto es especialmente cierto en el caso de los instrumentos de viento, pero añade que no debes olvidar cambiar las boquillas; es la misma situación con las guitarras y los violines, aunque a menudo habrá que cambiar las cuerdas. Hace unos años, Bodge compró un teclado usado para su hija, que empezaba a mostrar interés por aprender a tocar el instrumento. Al comprarlo de segunda mano, dice, pagó un 30% menos de lo que le habría costado nuevo.

4. Ropa de moda y retro

Woroch dice que es mucho más inteligente comprar ropa de moda usada en vez de comprarla nueva, sobre todo aquellas prendas que solo se van a usar ocasionalmente. En las tiendas de consignación y en los sitios web como Swap.com, dice, puedes encontrar incluso ropa "usada" con las etiquetas originales que nunca se ha puesto nadie. "¿Por qué gastar $80 por una prenda de moda que puedes comprar usada por $15?", se pregunta. No hace mucho, invitaron a Woroch a una fiesta de graduación al estilo de la década de los 80 y en lugar de gastar cientos de dólares en un vestido nuevo, compró uno como nuevo en eBay por $50.

De manera parecida, la compra de segunda mano favorita de Bodge es un abrigo de pieles sintético de diseño a cuadros en blanco y negro que compró hace 10 años por $15. Calcula que en realidad valía unos $300. A Bodge le gustaba tanto este abrigo que se volvió su prenda favorita, y sus amigos y vecinos la conocían como la señora del abrigo a cuadros. "Debo haberme puesto ese abrigo mil veces", dice.

3 productos para comprar usados

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

5. Artículos para los días de fiesta

Adornos navideños en una venta de garaje

iStock / Getty Images

Estados Unidos es un país que a menudo parece ir de fiesta en fiesta, y decorar para todas esas fiestas puede resultar sumamente caro. Por eso, comprar decoraciones de segunda mano es estupendo, siempre que tengas la seguridad de que están en buen estado, dice Chism. Lo que a ella le gusta más es encontrar adornos "únicos" para su árbol de Navidad en tiendas de segunda mano. Aconseja comprar decoraciones de segunda mano para otras fiestas, como Hanukkah, Acción de Gracias, Halloween, San Valentín y Pascua.

6. Cristalería

La cristalería fina puede ser muy cara, pero comprarla usada puede ahorrarte cientos de dólares, dice Chism. Todavía está orgullosa del juego de ocho piezas de cristalería de diseño que compró hace años en una venta de garaje por $75. Los juegos de vasos y copas tenían elegantes bordes dorados y probablemente valían más de $500 en aquella época, según sus cálculos. "Estaba tan ilusionada por llevármelos que pagué el precio que pedían y ni siquiera regateé". Tras años de uso, los vendió recientemente con un gran margen de ganancia.

Comprador en una tienda de bicicletas usadas en Boulder, Colorado

MediaNews Group / Getty Images

7. Artículos deportivos

Los deportistas son los primeros en saber que los artículos deportivos nuevos pueden poner en peligro el presupuesto. El costo de artículos como bicicletas, esquís y palos de golf nuevos puede llegar fácilmente a los cientos de dólares. Por eso Woroch sugiere hacer lo mismo que ella: comprarlos usados. Por ejemplo, hace años su hija quería un par de esquís que, por supuesto, tenían que ser de color rosa. Después de buscar un poco, Woroch encontró un par en eBay (con fijadores) por $100. Eso es probablemente menos de un tercio del costo de comprarlos nuevos, dice.

Las bicicletas de segunda mano, en particular, son una excelente compra, dice Chism. Pero es fundamental que tú, o quien vaya a usarla, primero den una vuelta de prueba en la bicicleta. Por eso es bueno llevar la licencia de conducir a las ventas de garaje o de jardín, ya que es posible que el vendedor te la pida para tenerla mientras vas a probar la bicicleta.

8. Equipo de acondicionamiento físico

Una de las pocas cosas más caras que los artículos deportivos son los equipos de acondicionamiento físico. Cuando se compran nuevos, los artículos como las cintas caminadoras, las bicicletas fijas, las escaladoras y las máquinas de pesas de calidad pueden costar miles de dólares, por lo que Woroch recomienda comprarlos siempre de segunda mano. Pero esto requiere un poco de ingenio, porque también debes asegurarte de que los artículos estén todavía en buenas condiciones. Cuando ella estaba buscando una bicicleta fija se dio cuenta de que un gimnasio local estaba en plena renovación. Woroch llamó al gimnasio, que estaba en proceso de cambiar todo su equipamiento, y por $100 compró una bicicleta fija que, según ella, probablemente valía $1,000.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


9. Muebles de madera y para jardín

Mientras que los muebles tapizados no deben comprarse de segunda mano, Bodge recomienda ampliamente comprar muebles de madera y la mayoría de los muebles de jardín de segunda mano. Por supuesto, debes inspeccionar tu compra para asegurarte de que no tenga fisuras ni daños. Si los cojines se ven viejos o raídos, puedes comprar unos nuevos, dice.

10. Aparatos electrónicos

Hay que ser muy prudente a la hora de comprar aparatos electrónicos usados, pero el ahorro puede ser grande, dice Woroch. La clave está en adquirirlos adecuadamente. En lugar de comprarlos en ventas de garaje o tiendas de segunda mano, Woroch recomienda comprar aparatos electrónicos reacondicionados certificados (con garantía) en tiendas de confianza, como Best Buy, Walmart, Verizon, Apple y eBay, que venden artículos electrónicos reacondicionados, desde herramientas eléctricas hasta teléfonos móviles, con un descuento del 20 al 60% sobre el precio de venta al público. En algunos casos, dice, pagar con tarjeta de crédito ampliará la garantía.


Bruce Horovitz es un escritor colaborador que cubre temas de finanzas personales y el cuidado familiar. Anteriormente escribió para Los Angeles Times y USA TODAY. Horovitz escribe regularmente para The New York Times, el Wall Street Journal, The Washington Post, Investor's Business Daily, AARP Magazine, AARP Bulletin, Kaiser Health News y PBS Next Avenue.