Skip to content
 

5 cosas que puedes hacer si tienes una gran deuda impositiva

No te alarmes. Pero tampoco ignores al IRS.

Formulario 1040 del IRS que señala la casilla dinero que debes, debajo de billetes de 100 dólares

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Has revisado la declaración de impuestos tres veces y el reembolso que estabas anticipando es, en realidad, una deuda muy grande al Servicio de Impuestos Internos (IRS). ¿Qué puedes hacer?

Antes que nada, mantén la calma: irte del país probablemente no sea una buena opción. Pero tampoco ignores la situación, porque las penalidades y el interés se acumularán mientras tú titubeas.

En vez de eso, crea un plan de acción y encara de frente esa deuda. Estos cinco pasos te servirán de guía para afrontar una deuda impositiva mayor de lo que esperabas.

1. Vuelve a revisar

Si estás preparando los impuestos con un programa informático, asegúrate de no haber ingresado información incorrecta de tu W-2 o de alguna otra notificación tributaria. Te sorprendería ver cuánto puedes deber a causa de un solo dígito incorrecto. (Por lo general, el IRS rechazará una declaración que contenga información incorrecta sobre el W-2, pero tal vez debas esperar hasta que lo haga).

Si estás trabajando con un contador, asegúrate de que te explique por qué la deuda es tan alta. Aunque cometan un error, los contadores no son responsables de pagar los impuestos adicionales, si bien el IRS podría no aplicar las penalidades correspondientes a la declaración.

2. Presenta la declaración

El IRS cobra dos multas separadas por la presentación tardía de la declaración de impuestos. La primera es una multa por no presentar la declaración antes de la fecha límite. En la mayor parte del país, esa fecha este año es el 18 de abril, si bien los contribuyentes de Maine y Massachusetts tienen hasta el 19 de abril debido a feriados estatales. La multa por presentación tardía es del 5% de la cantidad adeudada cada mes, y es la mayor de las dos penalidades. La multa por no pagar es del 0.5% por mes y tiene un máximo del 25%. (Si se aplican ambas multas en el mismo mes, la penalidad total es del 5% cada mes: 4.5% por no presentar la declaración y 0.5% por no pagar). También pagarás el 3% de interés sobre la cantidad adeudada; este porcentaje aumentará al 4% el 1.o de abril.

Puedes obtener una extensión automática para presentar la declaración de impuestos, pero de todos modos se espera que pagues a tiempo los impuestos que adeudas. La extensión de este año amplía el plazo hasta el 17 de octubre. Si bien adeudarás penalidades sobre los impuestos no pagados, evitarás la multa más onerosa por presentación tardía.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


3. Comunícate con el IRS

Es posible que puedas acceder a un plan de pago a largo plazo de hasta seis años. Puedes completar el formulario 9465 para solicitar el plan en línea o llamar al IRS directamente. Si debes $50,000 o menos, tal vez puedas evitar la presentación del formulario 9465 y establecer un acuerdo de pago en cuotas en línea, incluso si aún no has recibido una factura de impuestos, dice Eric Smith, vocero del IRS. Visita el sitio web del IRS para solicitar un acuerdo de pago en línea. Con el acuerdo en línea pagarás un arancel de usuario más bajo que si utilizas el formulario 9465.

El IRS querrá saber qué parte del saldo puedes pagar y podría sugerir un pago mayor. En cualquier caso, todavía adeudarás las multas y los cargos acumulados, pero deberías poder obtener un plan que se adapte a tu presupuesto.

Si esta es la primera vez que has tenido que solicitar una extensión, pídele al IRS que cancele la penalidad por ser la primera vez, dice Bishop Toups, un abogado de la zona suroeste de Florida especializado en impuestos, derechos de las personas mayores y planificación patrimonial. Pero no crees un hábito de pedir esta exención única. “Tienes solo una ‘carta para salir de la cárcel’”, dice Toups.

En algunas circunstancias, el IRS puede determinar que una cuenta es incobrable (por ejemplo, si estás enfermo o existen otras razones por las que no puedes pagar tu deuda impositiva). En ese caso, ya no recibirás llamadas ni cartas del IRS relacionadas con la deuda, dice Toups. En teoría, esa deuda podría permanecer en los libros del IRS hasta que la pagues o hasta que el plazo de prescripción la elimine. Este plazo es de diez años para la mayoría de los asuntos impositivos.

4. No ignores las notificaciones del IRS

El IRS te enviará por correo varias notificaciones por el pago tardío o la falta de pago de impuestos, que abarcarán desde una amable nota con referencia a los impuestos atrasados hasta comunicaciones cada vez más alarmantes. Finalmente, el IRS designará una persona para que hable contigo personalmente o por teléfono. Esa persona te hará preguntas detalladas sobre tus finanzas y propondrá varias opciones de pago, que pueden variar desde exigir el pago inmediato o la venta de activos hasta confiscar tu salario o tus cuentas bancarias. Por lo general, no querrás llegar a este punto.

Responde la correspondencia que recibas. Muchas veces, el IRS preguntará sobre una deducción o un cálculo específico en una sección de tu declaración de impuestos. También podría pedirte que vuelvas a presentar un formulario. Responde a esos pedidos. Si los ignoras, podrías recibir la visita de un cobrador del IRS.

Además, busca ayuda si la necesitas. Considera contratar a un agente registrado (en inglés); estos agentes pueden representarte ante el IRS y ante un tribunal tributario.

5. Aprende de la experiencia

Una cuenta elevada de impuestos puede deberse a una variedad de razones: no retener suficientes ingresos de tu cheque de nómina es una causa común, y también lo son las ganancias derivadas de la venta de acciones o de propiedades inmobiliarias. Afortunadamente, muchos de esos problemas pueden remediarse con facilidad. El IRS tiene una herramienta útil para calcular la cantidad correcta de retención para impuestos en los cheques de nómina y tu agente de inversiones debería poder asistir con la identificación de la base impositiva de cualquier inversión que hayas vendido.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.