Skip to content
 

Un exingeniero de la NASA cuenta cómo se venga de los estafadores

Mark Rober habla del paquete con bombas de purpurina y otras ideas creativas con las que responde a los delincuentes.

Mark Rober, ex ingeniero de la NASA trabajando en su laboratorio en California

Cortesía de Mark Rober

In English

Esta historia debe archivarse en la carpeta “Ten cuidado con quién te metes”.

Cuando unos ladrones se llevaron un paquete de Amazon del porche de una casa en California en el 2018, no sabían a quién le estaban robando. Se trataba de Mark Rober, un exingeniero de la NASA que se ha convertido en superestrella de YouTube y es famoso por sus creativos videos científicos, como la pista de obstáculos de nivel olímpico que diseñó para que las ardillas no lleguen a sus comederos para pájaros (ha sido visto 99 millones de veces).

“Me sentí tremendamente violado”, recuerda Rober. (Irónicamente, en el paquete había un candado de combinación de $5). “Pensé que si alguien iba a hacer algo al respecto, tenía que ser yo. Ayudé a poner vehículos exploradores en Marte. Puedo evitar que se roben los paquetes”.

De modo que Rober, de 42 años, armó un paquete con una cámara oculta que podía monitorear y colocó dentro una “bomba” que explotaba en una nube de purpurina cuando el paquete se abría. Luego, esperó a que un ladrón se lo llevara. El video de un pirata del porche bañado en purpurina por la explosión de la bomba ha sido visto 88 millones de veces y aumentó marcadamente la atención que los consumidores y las autoridades policiales prestaban al problema.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


La cruzada contra el delito de Rober podría haber terminado allí; ha trabajado en otras artimañas, como llenar una piscina con gelatina para ver qué se sentía al darse un panzazo en esa sustancia (117 millones de personas han visto ese video). Pero en cambio, el episodio le abrió los ojos al problema más amplio del fraude a los consumidores. Así que elevó su ambición: combatir los centros de llamadas ilegales en India, que con frecuencia buscan a sus víctimas entre los adultos mayores de Estados Unidos.

La planificación y ejecución de su misión más reciente llevó 18 meses.

Junto con otros vigilantes del fraude en YouTube (entre ellos Jim Browning —el seudónimo de una persona del norte de Irlanda que lucha contra el fraude, cuyo perfil se presentó en la edición de abril del 2021 de AARP Bulletin— y Trilogy Media, dos luchadores contra el fraude radicados en Los Ángeles), Rober diseñó máquinas complejas que, al activarse, desparraman cosas desagradables y atemorizantes en la habitación.

La elaborada estrategia dio resultado: cuando la trampa se activó, un centro de llamadas delictivas en Calcuta, India, se vio invadido por cucarachas, ratas, un aerosol con olor espantoso y bombas de purpurina. El caos resultante quedó capturado en cámaras de circuito cerrado de TV que el equipo de Rober había pirateado (en inglés).

El ataque sorpresivo detuvo al menos temporalmente la actividad de varios centros de llamadas de estafadores. El grupo compartió su trabajo con funcionarios de la India y, según medios informativos de ese país, se realizaron varios arrestos.

AARP Bulletin habló con Rober sobre sus aventuras en la lucha contra el delito y sus siguientes pasos.

P: ¿Te sorprendiste mucho al ver la magnitud de la industria del fraude?

R: Sí, mucho. Por cierto, es algo mucho más organizado de lo que esperaba encontrar, como las mulas de dinero en Estados Unidos y la forma en que estaba estructurado todo. Tienen buena tecnología y buena capacitación. Esto no es algo de aficionados.

P: ¿Qué tan sofisticadas son las organizaciones delictivas que encontraste?

R: Si Microsoft operara remotamente su centro de llamadas en India, no se vería muy diferente a los centros de llamadas de estos estafadores. Estas empresas optimizan la mejor manera de hacer llamadas y, básicamente, son vendedores. Pero en vez de, por ejemplo, tratar de venderte un seguro para el auto, te convencen de que algo está mal y debes actuar para resolver algún problema ficticio.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


P: ¿La misión Calcuta implicó riesgo para tus agentes locales?

R: De haber sabido lo que sé ahora, no estoy seguro de que lo hubiera hecho. Los dueños de los centros de llamadas son delincuentes. Generan alrededor de $20 millones al año, y para algunos, la vida humana vale menos de $20 millones. Como mínimo, podrían dar una paliza o lastimar a alguien para proteger sus bienes. Por otro lado, para muchos de esos agentes, que antes eran estafadores, se trataba de algo personal. Habían visto directamente la devastación que esta industria causa en muchas personas.

Yo estaba preparando una bomba de purpurina y me interrumpían constantemente las llamadas basura. A mí me gusta usar la ingeniería en cualquier lugar donde se pueda buscar justicia. Cada vez que encuentras a alguien así con quien enfrentarte, es perfecto, porque todos van a estar de tu lado. Y es algo muy catártico.

P: ¿Por qué crees que los centros de llamadas de estafadores buscan a los adultos mayores de Estados Unidos?

R: Una de las tácticas que utilizan es abrumar y presionar a las personas, especialmente en lo referente a la tecnología. Por lo general, los adultos mayores están menos familiarizados con la tecnología porque no crecieron con ella. Además, han trabajado la mayor parte de su vida, por lo que algunas personas mayores tienen mucho dinero, o al menos tienen más que alguien de 20 años. Es una combinación de ambas cosas.

Una rata sale de un paquete de un centro de atención al cliente en la India

Cortesíá de Mark Rober

Una rata se escapa en un centro de llamadas de estafas en India

P: Tú no culpas a las víctimas.

R: Las personas que creen que son demasiado inteligentes para que las estafen tienden a ser las que, cuando se produce la estafa, se sienten tan tontas que no lo reportan. Eliminar el estigma asociado con ser víctima de una estafa sería ventajoso. Simplemente, los estafadores encuentran a las personas en un mal día, en un mal momento.

P: ¿Piensas que tienes formas de luchar contra el fraude que no tienen las autoridades?

R: Eso es lo que me han dicho muchas agencias del orden. Si nombras a todas las principales agencias del orden, al menos una persona de cada una de ellas se ha comunicado conmigo para hacerme preguntas o en busca de pruebas o técnicas. La carrera es pareja, porque los estafadores modifican las tácticas. Con suerte, podremos volver a inclinar la balanza, al menos temporalmente, a favor de las víctimas.

P: ¿Tu lucha contra los centros de llamadas todavía continúa?

R: Hay uno que sigue funcionando, en el que tenemos agentes en estos momentos, que espero lo cierren pronto.

P: ¿Alguna sorpresa para los piratas del porche?

R: Sí. Estará relacionada con drones. Eso es todo lo que voy a decir.

P: ¿A qué otros delincuentes estás apuntando?

R: Los ladrones que rompen las ventanillas de los autos y roban lo que encuentran. Aquí, en el área de la Bahía de San Francisco, ese es un gran problema. Posiblemente trabaje con algunas agencias del orden. La estrategia incluirá gran dispersión de aerosoles de flatulencias.

P: Los comentarios que recibes en YouTube, ¿son diferentes cuando los videos combaten el fraude que cuando haces tus otras publicaciones?

R: Sí. Recibo muchos mensajes de personas que me escriben personalmente o comentan que tienen un abuelo o un ser querido a quien, lamentablemente, le robaron dinero con una estafa. Y cuán doloroso, frustrante, vergonzoso y devastador es, en algunos casos. En otras ocasiones, pudieron evitar la estafa justo a tiempo. Pero siempre están agradecidos por la publicación de este tipo de contenido.

P: ¿Cómo podría detenerse esta ola de fraudes telefónicos?

R: El Gobierno de la India debe ponerse serio y hacer que el procesamiento de estos delitos sea más fácil. Porque ahora, alguien dice: “Acaban de llamar a mi abuela. Perdió $20,000”. La actitud de las autoridades [en Estados Unidos] es: “No se justifica dedicar nuestro tiempo a tratar de seguir esto. Vamos a terminar en un callejón sin salida”. La otra forma de manejarlo es educar al público. Y eso es lo que hago con mis videos. Estoy tratando de educar a las personas con contenidos entretenidos. Para que al menos sepan cómo funcionan las estafas.
 

Katherine Skiba es una experimentada periodista y escritora.