Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Departamento de Justicia cerró cientos de sitios web ilícitos de coronavirus

Agencias del orden público y empresas privadas combaten la delincuencia cibernética relacionada con la COVID-19.

James Murray, director del Servicio Secreto

MANDEL NGAN/AFP/GETTY IMAGES

El director del Servicio Secreto James M. Murray calificó los sitios web ilícitos de “nefastos”.

In English | El Departamento de Justicia dijo el miércoles que se cerraron los sitios web de cientos de delincuentes cibernéticos que intentaban cometer estafas durante la pandemia. Algunos de los sitios falsos descubiertos en el operativo fueron creados con la intención de simular ser programas del Gobierno. Otros aparentaban estar afiliados a organizaciones de salud pública o humanitarias, como un sitio que afirmaba falsamente recaudar fondos para la Cruz Roja Americana.

Muchos sitios intentaron atraer tráfico con la inclusión de palabras como “covid19” o “coronavirus” en el nombre del dominio. Un alto funcionario del orden público de Estados Unidos que participó en la operación calificó el fraude cibernético de COVID-19 de “nefasto”.

El Departamento de Justicia (DOJ) también reveló que está ayudando a fiscales extranjeros a eliminar sitios web vinculados al fraude relacionado con la pandemia. Estafadores al acecho detrás de un sitio web falso se hacían pasar por una importante cervecería brasileña y supuestamente regalaban desinfectante para manos. En cambio, los delincuentes instalaron programas maliciosos (malware) en numerosas computadoras brasileñas, según el Departamento de Justicia.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En este caso, el fiscal estatal de Brasil había recibido asesoramiento mediante un programa del Departamento de Justicia llamado International Computer Hacking and Intellectual Property (Piratería informática internacional y propiedad intelectual). El fiscal estatal le solicitó a la empresa de EE.UU. en la que estaba registrado el dominio del sitio que lo suspendiera y “conservara los datos de todas las cuentas y transacciones vinculadas al sitio”.

El Departamento de Justicia señaló que hay planes de tomar otras medidas de ese tipo en otras regiones.

Suplantación de identidad

Las autoridades señalaron que como parte de la operación en Estados Unidos, el FBI identificó varios nombres de dominios web similares al del pago de estímulo del Servicio de Impuestos Internos (IRS). También informaron que los nombres de dominio (las direcciones electrónicas de las páginas de internet) son indicativos de estafas de suplantación de identidad.

En los casos de suplantación de identidad (phishing), un delincuente te envía mensajes electrónicos, te llama o te envía mensajes de texto para engañarte y hacer que envíes dinero o divulgues tu información personal. El delincuente también se puede infiltrar en tu computadora para robarte dinero o datos confidenciales, como el número de ruta bancaria.

Hasta el martes se habían presentado más de 3,600 denuncias sobre estafas relacionadas con la COVID-19 en el Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI (en inglés), según las autoridades. Muchas de las denuncias se relacionan con sitios web que anuncian vacunas y curas falsas para la COVID-19 (que todavía no existen), o que hacen campañas falsas de beneficencia. Otras personas denunciaron casos de software malicioso o malware, que son programas que alteran o dañan tu computadora u obtienen acceso no autorizado a tus datos.

Si crees que eres víctima de un fraude o un intento de fraude relacionado con la COVID-19, llama a la línea de ayuda del Centro Nacional contra Fraudes en Desastres (en inglés) al número 866-720-5721 o envía un mensaje electrónico a disaster@leo.gov.

Si se trata de una estafa cibernética, presenta una denuncia en el Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI (en inglés).

Alianzas entre el sector público y el sector privado para combatir el fraude

En el núcleo de la operación del Departamento de Justicia existen alianzas entre varios organismos federales del orden público y empresas del sector privado.

Funcionan de esta manera: los organismos federales analizan las denuncias que reciben; luego, investigan las estafas de fraude, suplantación de identidad o programas maliciosos y reúnen los casos analizados para derivar. Se enviaron cientos de derivaciones a empresas privadas que administran o alojan dominios web, y muchas de las empresas han eliminado los dominios después de concluir que violaron las condiciones de servicio o las normas que prohíben el abuso.

Según el Departamento de Justicia, los registros y los registradores de dominios han indicado que “formaron equipos para examinar sus dominios y determinar si existen casos de fraude y actividad maliciosa relacionados con la COVID-19”.

Los investigadores de seguridad cibernética también “hicieron importantes aportes con la creación de herramientas sofisticadas para identificar dominios maliciosos y derivarlos para su mitigación”, dijo el Departamento de Justicia.

El Departamento también informó que las autoridades del orden público están examinando pistas, incluso las que reciben de empresas privadas, para determinar si hay actividad ilegal y “procurar métodos de interrupción con rapidez”.

En el Servicio Secreto de EE.UU., el director James M. Murray afirmó que “seguirle el ritmo a la creciente amenaza de estafas cibernéticas relacionadas con la COVID-19 requiere una alianza entre el sector privado y nuestros colaboradores del orden público para proteger a nuestra nación contra este tipo de conducta nefasta”.

Añadió que “el Servicio Secreto agradece estas alianzas fiables que son muestra de un modelo probado para identificar, investigar y procesar a estos delincuentes”.

La Cruz Roja Americana responde

Al enterarse de la estafa que involucra a su organización, Greta Gustafson, portavoz de la Cruz Roja Americana, la calificó de “descorazonadora”.

Si quieres hacer una donación a la organización, puedes visitar redcross.org, llamar al número 800-RED-CROSS (800-733-2767) o enviar un cheque por correo a: American Red Cross, P.O. Box 37839, Boone, Iowa, 50037.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Dólares y encima una texto en inglés que dice alerta de fraude por coronavirus

KAMELEON007/GETTY IMAGES

Consejos del Departamento de Justicia para protegerte contra los delincuentes cibernéticos

  • Verifica por tu cuenta la identidad de toda empresa, organización benéfica o persona que se comunique contigo con respecto a la COVID-19.
  • Verifica los sitios web y las direcciones de correo electrónico que ofrecen información, productos o servicios relacionados con la COVID-19. Ten en cuenta que los estafadores con frecuencia usan direcciones que difieren ligeramente de las que pertenecen a las entidades que están personificando. Por ejemplo, podrían usar “cdc.com” o “cdc.org” en lugar del sitio legítimo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que es “cdc.gov”.
  • Ten cuidado con los mensajes electrónicos no solicitados que ofrecen información, productos o tratamiento para la COVID-19 o que solicitan tu información personal con fines médicos. Las verdaderas autoridades de la salud no se comunican con el público de esa manera.
  • No hagas clic en enlaces ni abras archivos adjuntos a mensajes electrónicos de fuentes desconocidas o no verificadas. Si lo haces, se podría descargar un virus en tu computadora o en tu dispositivo.
  • Verifica que los programas de protección contra software malicioso y los programas antivirus de tu computadora estén funcionando y actualizados. También debes mantener actualizado tu sistema operativo.
  • Ignora las ofertas de vacunas, curas o tratamiento para la COVID-19. Todavía no existe nada de eso, y cuando exista una vacuna no te enterarás por un mensaje electrónico, en internet ni en una propuesta de ventas no solicitada.
  • Busca en internet las reseñas de toda empresa que ofrezca productos o artículos relacionados con la COVID-19. Evita las empresas cuyos clientes se quejaron de no recibir lo que encargaron.
  • Antes de enviar dinero, investiga las organizaciones benéficas o los sitios de financiación colectiva que soliciten donaciones relacionadas con la COVID-19. Recuerda que una organización puede no ser legítima incluso si usa palabras tales como “CDC” o “gobierno” o sellos o logotipos de apariencia confiable. Para consultar recursos en internet o hacer donaciones con prudencia, visita el sitio web de la Comisión Federal de Comercio (FTC ) —en inglés—.    
  •  Ten cuidado con las empresas, las organizaciones benéficas y las personas que soliciten pagos o donaciones en efectivo, por transferencia bancaria, con una tarjeta de regalo o por correo. No envíes dinero de ninguna de estas maneras.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.