Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los estafadores del Seguro Social se valen de los correos electrónicos

Adjuntan documentos que parecen oficiales, pero no son legítimos.

Hombre frente a una computadora y unos papeles en la mano.

GETTY IMAGES

In English | Según una nueva alerta del Gobierno, los criminales están utilizando los correos electrónicos como una manera de robar los beneficios del Seguro Social. A menudo incluyen correspondencia que parece oficial y luce legítima.

Los correos electrónicos son la nueva variante de la estafa telefónica del Seguro Social, donde los estafadores se hacen pasar por funcionarios del Gobierno que tratan de solucionar un supuesto robo de identidad o algún otro problema con tu cuenta del Seguro Social. Puede que los timadores te amenacen con arrestarte, o afirmen que pueden aumentar tus beneficios; todo con la intención de que les envíes dinero. Usualmente, te piden pagos con tarjetas de regalo, dinero en efectivo, tarjetas de débito prepagadas, transferencias electrónicas y hasta bitcóin.

La oficina de vigilancia de la Administración del Seguro Social, conocida como Oficina del Inspector General (OIG), dice que las víctimas reciben correos electrónicos con documentos adjuntos que semejan ser de la Administración del Seguro Social o de OIG. Puede que estos documentos utilicen un membrete que aparenta ser oficial y el lenguaje que utiliza el Gobierno para convencer a las víctimas de que son genuinos; también puede que contengan errores ortográficos o de gramática. Los criminales, que suelen llamar por teléfono, envían los correos electrónicos para darles visos de legitimidad a sus estafas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El Seguro Social nunca enviará un correo electrónico donde pide tus datos personales como tu número de Seguro Social, tu fecha de nacimiento u otra información privada. Asimismo, nunca:

  • Te amenazará con arrestarte o con acción legal si no pagas la multa de inmediato.
  • Aumentará tus beneficios a cambio de un pago.
  • Requerirá un método específico para el repago de una deuda, como una tarjeta de débito prepagada, una tarjeta de regalo o efectivo. Tampoco requerirá pago inmediato.
  • Te pedirá el número de tu tarjeta de crédito o débito.
  • Enviará cartas oficiales o informes con información personal identificable en un correo electrónico.
  • Te dirá que tu número de Seguro Social ha sido suspendido

La Administración del Seguro Social (SSA) dice que recibieron más de 450,000 quejas sobre impostores (1,230 diarias) durante el año que terminó el 30 de septiembre. Esta cifra representa un aumento del 2,856% sobre el año anterior, cuando solo se recibieron 15,221 quejas.

De forma separada, la Comisión Federal de Comercio registró 138,548 estafas de impostores del Seguro Social durante los primeros nueve meses del 2019; un aumento en comparación con las 39,426 estafas registradas el año previo.

Si crees que has sido víctima de una estafa del Seguro Social, comunícate en línea con la Oficina del Inspector General. También puedes llamar a la línea de ayuda para casos de fraudes de la OIG al 800-269-0271.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO