Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Departamento de Justicia persigue a delincuentes ansiosos de los pagos de estímulo

Sus prioridades incluyen fraudes en la facturación de Medicare y en el pago de estímulo económico por la pandemia del coronavirus.

Brian Benczkowski, Fiscal general auxiliar al lado de la cita, no importa cuál sea su motivación, pero casi sin duda es únicamente avaricia.

Departamento de Justicia

In English | Según un alto funcionario, el Departamento de Justicia de EE.UU., la autoridad principal en la aplicación de las leyes federales del país, se está preparando para enfrentar dos tipos nuevos de delitos relacionados con la pandemia que se anticipa que causarán problemas.

Las autoridades federales están al acecho de delincuentes que intentan apropiarse de parte del dinero del estímulo económico destinado al sector empresarial, incluso los $659,000 millones provenientes de préstamos de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA) destinados a ayudar a los empleadores a seguir pagando a su personal, según el fiscal general auxiliar Brian Benczkowski. Él sospecha que las entidades fraudulentas intentarán quedarse con parte del dinero del alivio y que las verdaderas empresas podrían falsificar los registros de nómina para indicar una mayor cantidad de empleados con salarios más altos.

Según Benczkowski, en particular les preocupa que parte del dinero del estímulo caiga en manos de estafadores extranjeros que puedan depositarlo en cuentas bancarias en el exterior, donde es difícil de recuperar.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La persecución de los delincuentes

Benczkowski, de 50 años, ha sido jefe de la División de Delitos desde julio del 2018. En dicha división hay más de 600 abogados que procesan diversas violaciones relacionadas con fraude, delincuencia organizada, tráfico de drogas y delitos informáticos transnacionales, entre muchas otras.

Ya han surgido esquemas ilícitos vinculados a la COVID-19 que dieron lugar a arrestos y cargos federales desde Nueva York a California.

El primer cargo penal se presentó el 25 de marzo contra un actor de Los Ángeles que trabajó en las películas de Iron Man, quien promocionaba una cura falsa para la COVID-19 y prometía enormes ganancias a posibles patrocinadores financieros. (Hasta la fecha, no existe ninguna cura aprobada —en inglés—para la enfermedad respiratoria aguda).

En otro caso no vinculado, dos hombres recibieron cargos penales por mentir a posibles inversores al afirmar que tenían 40 millones de mascarillas N95 que “se podrían vender al doble o al triple” del precio de compra. Pero las mascarillas que promocionaban no existían.

Benczkowski señala que “Casi no hay límite en la creatividad de los estafadores y otros que usan la COVID para cometer nuevos tipos de fraude y para inventar nuevas versiones de las mismas estafas de siempre”.

"Lo peor de lo peor"

“En mi opinión, estas personas son lo peor de lo peor”, señala. “Estamos todos juntos en esta situación. Este es un momento en que a pesar de estar aislados y separados, los habitantes del país debemos estar presentes el uno para el otro y tenemos que apoyarnos unos a otros.

“Y en lo que a mí respecta, las personas que se aprovechan de las circunstancias en las que todos vivimos para ganar dinero son simplemente los peores individuos”.

¿Qué los motiva?

“No importa cuál sea su motivación”, le dice a AARP, “pero casi sin duda es únicamente avaricia”.

Abundan las denuncias de fraude

Según Benczkowski, hasta la semana del 27 de abril, el Centro Nacional contra Fraudes en Desastres había recibido más de 12,000 llamadas y mensajes electrónicos, de los cuales consideraron que 4,200 merecían una investigación judicial. También señala que según la gravedad y el alcance de los alegatos, las entidades reguladoras y las agencias federales, estatales o locales del orden público podrían iniciar investigaciones.

“Si alguien dice que 'Hay un tipo que está tratando de cobrar $50 por un paquete de seis rollos de papel higiénico en su tienda local’”, en el mejor de los casos se le puede denunciar a las autoridades estatales o locales, indica.

El centro, en Baton Rouge, Luisiana, se creó con el fin de combatir el fraude relacionado con los programas de ayuda del Gobierno que surgieron en el 2005 después del huracán Katrina.

Si crees que eres víctima de un fraude o intento de fraude relacionado con la COVID-19, llama a la línea de ayuda del Centro Nacional contra Fraudes en Desastres al 866-720-5721 o envía un mensaje electrónico a disaster@leo.gov.

Si se trata de una estafa cibernética, presenta una denuncia en el Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI (en inglés).

Un hombre con una misión

El 5 de febrero en la Facultad de Derecho Washington de American University, Benczkowski comenzó su presentación citando algunas de las inscripciones del edificio de la sede del Departamento de Justicia en Pennsylvania Avenue, entre ellas: “Donde termina la ley, comienza la tiranía”.

La misión del departamento es “prevenir y castigar los delitos graves”, señaló. “Nuestro trabajo es hacer responsables a quienes causan daño. También debemos reivindicar y proporcionar resarcimiento a las víctimas de delitos, ya sea una persona que ha sido estafada, un niño que ha sido sometido a delitos impensables o alguien que vive con miedo a la violencia, y lo hacemos de acuerdo con la ley. Ese es el trabajo que hace cada día la División de Delitos”.

Si bien ha estado menos de dos años en su puesto, Benczkowski no es ningún novato en el departamento, ya que este es su sexto cargo allí. Al principio de su carrera fue miembro del personal de los legisladores en el Senado y la Cámara de Estados Unidos. Antes de regresar al Departamento de Justicia, Benczkowski fue socio de la firma de abogados Kirkland & Ellis en D.C. durante ocho años. Dedicó su labor a la defensa de delitos de cuello blanco y a las investigaciones internas y del Congreso.

Benczkowski nació en Fairfax, Virginia. En 1991 se graduó con especializaciones en arqueología y sociología de la University of Virginia, y en 1994 recibió el título de abogado en la Washington University en St. Louis. Su esposa también es abogada.

Se describe a sí mismo como “introvertido” y “directo”. Está orgulloso de su ascendencia rusa y polaca, y en su oficina particular tiene un póster del sindicato polaco Solidarity en la que figura el actor Gary Cooper de High Noon, la legendaria película de vaqueros en la que el alguacil del pueblo, interpretado por Cooper, se enfrenta a una pandilla violenta de bandidos.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El fraude contra adultos mayores también es prioritario

Según Benczkowski, el fraude contra adultos mayores también es una prioridad para el Departamento de Justicia. Le ha dado consejos a su madre de 74 años sobre el modo de evitar a los delincuentes y estafadores que se comunican por correo electrónico y por teléfono para aprovecharse de las personas mayores. Ella se graduó de la escuela secundaria y se jubiló como gerente de división del Tribunal de Quiebras de Estados Unidos en New Haven, Connecticut.

Le dijo a su madre que “Tienes suficiente experiencia como para saber quiénes son tus amigos”, por lo que debes ser “muy desconfiada” de las llamadas telefónicas y los mensajes electrónicos no solicitados. Ante la menor indicación de fraude, corta la llamada, borra el mensaje electrónico y nunca hagas clic en los enlaces de mensajes sospechosos.

Cuando un extraño se comunica contigo, “lamentablemente, en la situación en la que vivimos, debes ser muy desconfiada”.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO