Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Robo de identidad en registros médicos de un paciente Skip to content
 

Registros médicos robados causan el robo de identidad de un paciente

El experto de AARP en fraude, Frank Abagnale, aconseja cómo proteger tu información personal de salud.

Una mano revisando carpetas. Otra imagen de un sistema binario con la palabra identidad, y una huella.

GETTY IMAGES

Adaptación de Scam Me If You Can (Portfolio–Random House/AARP) de Frank Abagnale.

In English | La pila de correo era tan grande como esperaban cuando la familia Karpinsky regresó a casa después de sus vacaciones en julio del 2018. Pero no era normal la cantidad de cartas dirigidas al pequeño Gavin Karpinsky, quien tenía solo 5 años.

"Me pregunté por qué había tantos anuncios dirigidos a él, pero los rompí, los eché a la basura y no les di mucha importancia", recuerda Heather, la madre de Gavin. Al día siguiente, Gavin recibió dos cartas más, y Heather hizo lo mismo.

Luego, la sorpresa: las entregas del día siguiente incluyeron varias notificaciones dirigidas a Gavin que solicitaban un pago de $200 por productos de salud y nutrición que se pidieron a través de un infomercial de televisión. Heather llamó a la compañía y un representante le dijo que había hablado con Gavin, quien era un cliente habitual. "Le dije al representante que Gavin solo tenía 5 años y ni siquiera podía marcar el teléfono", dice. Sorprendida y asustada, se comunicó con la policía.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cuatro días después de recibir esa carta, descubrió la razón. En mayo, la computadora del médico de Gavin fue pirateada, y los nombres, fechas de nacimiento, números de Seguro Social e información de seguro de 14 pacientes menores de edad, incluido Gavin, se vieron comprometidos. Los estafadores ya habían usado su información para abrir cuentas de tarjetas de crédito en su nombre y para hacer compras. La policía le dijo a Heather que la oficina del médico no era responsable porque había pagado por un sistema de seguridad para administrar la información, y ahí fue cuando ocurrió el ataque.

La única manera en la que Heather pudo proteger a Gavin era al obtener protección contra el fraude mediante un servicio de monitoreo de crédito. Lo necesitará por el resto de su vida. "Me dijeron que su información continuaría siendo vendida en el mercado negro y pueden seguir usando su identidad médica", señala Heather. "Tiene 5 años. No debería tener un informe o una calificación de crédito. Pero como los tiene, también tiene monitoreo de crédito. Heather tendrá que estar pendiente del crédito de Gavin hasta que sea adulto; luego lo hará él.

"Proteger tu identidad médica es una carga que recae sobre la víctima", agrega Heather. Ella se pregunta qué tan difícil será para su hijo cuando crezca y quiera usar una tarjeta de crédito o tenga que probar su identidad médica a nuevos doctores. Por ahora, su crédito está congelado, pero su información personal y registros médicos están en el mercado negro para siempre.

Las lecciones

Todo lo que un estafador necesita para robarse tu identidad financiera —información personal como tu número de Seguro Social y los números de cuenta de banco— se vende por unos $25 en el mercado negro. Pero los registros médicos y de seguro de salud robados se pueden vender por alrededor de $1,000 por persona. La posible mayor ganancia del robo de identidad médica justifica el precio más alto. Los adultos mayores en el país son particularmente vulnerables; las estafas de facturación de Medicare les cuestan a los contribuyentes más de $60,000 millones al año.

A continuación, cómo proteger tu información médica.

  • Monitorea tus cuentas de banco y de tarjetas de crédito, y los documentos del seguro y beneficios para identificar costos que no reconoces. Actúa rápido para corregir los registros.
  • Protege tus números de seguro de salud tanto como tu número de Seguro Social; son igual de privados y valiosos.
  • Tritura cualquier documento médico que no necesitas guardar; eso incluye las etiquetas de medicamentos recetados.
  • Evita publicar en los medios sociales acerca de cualquier cirugía, procedimiento médico o visita a un especialista. 

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si un familiar o tú sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO