Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Señales de un estafador de citas románticas en línea Skip to content
 

Una mujer da con un estafador mediante una relación en línea

Protege tu corazón y tus finanzas de una estafa romántica.

Trampa de ratón con un corazón encima de un teclado.

GETTY IMAGES

Adaptación de Scam Me If You Can (Portfolio–Random House/AARP) de Frank Abagnale

In English | Un jueves de abril del 2017, el corazón de Melissa Trent dio un vuelco cuando vio un nuevo mensaje de un usuario llamado "lovetohike1972" en su cuenta del sitio web de citas Plenty of Fish. Melissa, una madre soltera de 40 y tantos años, había tenido mala suerte para encontrar a alguien agradable que compartiera su amor por la naturaleza, por lo que estaba ansiosa por conocer a esta persona. No quedó decepcionada. La cuenta de él mostraba fotos de un hombre guapo, en forma y sonriente, con ropa de hacer senderismo y participando en actividades al aire libre. Sus intereses incluían senderismo, ciclismo, esquí y las cervezas artesanales, todo lo que le gustaba a Melissa.

Después de intercambiar algunos mensajes, le dio al hombre su número de celular. Él se comunicó esa noche. Se llamaba Jeff Cantwell. Era nuevo en la ciudad, acababa de mudarse a Colorado Springs desde Alaska.

Unos días después, Melissa aceptó encontrarse con Jeff. Se parecía al de las fotografías; eso le dio una sensación de seguridad. La deleitó con historias sobre sus aventuras. No hubo discusión sobre la cuenta; Jeff pagó. Unos días después, le preguntó qué les gustaba comer a sus dos hijas y luego vino a su casa y preparó espaguetis con albóndigas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los dos pronto empezaron a comunicarse con frecuencia. Jeff le dijo a Melissa que había perdido a sus padres en un accidente automovilístico, el que también cobró la vida de su prometida y su bebé. Le dijo que había estado en Afganistán, donde resultó herido.

"Realmente nos gustamos", afirma Trent. O eso parecía. Pero pronto el comportamiento de Jeff comenzó a dar señales de alerta.

Jeff le pidió prestado un poco de efectivo. Tenía problemas con sus beneficios del Departamento de Asuntos de Veteranos. Cada vez que se depositaba un cheque, su cuenta se congelaba hasta que el cheque se procesara. Para Melissa, parecía creíble. Y Jeff dijo que necesitaba solo $100 para pasar el fin de semana, y que se los devolvería el lunes sin tardanza. Luego decidieron ir a un casino, y Jeff le preguntó si ella podía retirar $200 de su cuenta, $100 para ayudarle a pasar el fin de semana y $100 más para que jugaran. Ella consintió y extendieron el dinero del juego por 10 horas de diversión antes de que se acabara.

Mientras estuvieron en el casino, escuchó a Jeff hablar con otro cliente acerca de vivir en Alaska y lo escuchó decir: "Mi madre es inuit", en tiempo presente. Pero le había dicho a Melissa que sus padres habían fallecido.

El lunes siguiente, Jeff dijo que todavía tenía problemas con su cuenta y que necesitaba ir a una sucursal de su banco a una hora de distancia. A pesar de las dudas, ella accedió a dejar que él se llevara su nuevo Audi. Y ella a regañadientes le prestó una tarjeta de crédito para gasolina.

Cuando pasaron horas sin noticias de Jeff, Melissa le envió un mensaje de texto. Él le dijo que cuando llegó al banco, estaba cerrado. Pasaría la noche durmiendo en el auto, en el estacionamiento del banco. "Relájate", le dijo por mensaje. Nunca le había hablado así.

Melissa finalmente se vio obligada a enfrentar la probabilidad de que algo estaba muy mal en su nueva relación. Cuando Jeff se negó a demostrar que realmente estaba en el banco, ella decidió llamar a la oficina del sheriff del condado.

La policía pronto informó a Melissa que "Jeff Cantwell" era en realidad Jeffrey Dean Caldwell, un criminal de 44 años que había sido encarcelado en varios estados por delitos graves, como robos a emisión de cheques sin fondos.

Caldwell exploraba sitios web de citas en busca de víctimas. Había sido puesto en libertad condicional en septiembre del 2016, después de cumplir una condena por robo de identidad en Colorado. Pero después de haber establecido contacto con Melissa, dejó de presentarse ante el agente de libertad condicional asignado a él.

Finalmente, Caldwell fue arrestado en Dakota del Sur. Para entonces había agotado la tarjeta de crédito de Melissa y le había desocupado la cuenta bancaria.

Melissa recuperó su Audi, pero estaba hecho un desastre. Caldwell había realizado un recorrido por cervecerías artesanales y había decorado el exterior del automóvil con calcomanías de las cervecerías que había visitado.

Lecciones aprendidas

Desde que aparecieron los primeros sitios web de citas, en 1993, las citas en línea se han disparado, y también las estafas de romance. En el caso de Melissa, las dos personas realmente se conocieron. Más comúnmente, el fraude se realiza completamente en línea por un impostor, que a menudo trabaja varias estafas de romance a la vez, con frecuencia desde un país extranjero (muchas de estas estafas se originan en África). Estas estafas a menudo se dirigen a personas mayores, que podrían tener más recursos financieros y una mayor probabilidad de estar solos. Para evitar ser víctima de una estafa romántica:

  • Investiga a la persona por fuera del sitio web de citas. Por ejemplo, usa el sitio web TinEye o Google Images para "buscar por imagen" y ver si la foto de esa persona aparece en otros lugares con un nombre diferente.
  • Mantente escéptico ante las historias diseñadas para provocar simpatía, como el relato de Jeff de que su familia había fallecido en un accidente automovilístico y su afirmación de que había resultado herido en Afganistán.
  • Ten cuidado con las solicitudes de dinero: la señal de alerta más clara. Si eso sucede, di que no y mantente completamente alerta.
  • Nunca proporciones tu apellido, número de teléfono, dirección o lugar de trabajo hasta que conozcas a alguien lo suficientemente bien como para confiar en él o ella.
  • Desactiva la configuración de localización si usas una aplicación móvil para citas, de modo que los estafadores no puedan averiguar dónde vives o los lugares que visitas.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si un familiar o tú sospechan que han sido víctimas de una estafa.

 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO