Skip to content
 

La nueva versión de la estafa del impostor que dice ser del IRS

Ha sido una estafa usual, pero aprende a no caer en ella.

Mujer mayor chequeando el buzon de correo - Estafa impostor del IRS

Istock

Varios cambios orientados a los consumidores este año harán que sea más fácil corregir errores en los informes crediticios y mejorar la clasificación crediticia.

In English | Desde el principio, esta no fue una estafa típica. A diferencia de los estafadores que anteriormente decían ser del IRS (Servicio de Impuestos Internos), los impostores que realizaban estas llamadas no solo buscaban al azar información personal para hacer robo de identidad.

Estos embaucadores ya tenían alguna de la información, como los últimos cuatro dígitos del número del Seguro Social de las personas a quienes llamaban. Esos datos, junto con la muestra de un número gratuito del IRS en el identificador de llamadas del destinatario, hizo que sus exigencias de dinero fuesen más convincentes —y alarmantes—.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

Paga esos impuestos atrasados de inmediato, advirtieron, o enfrenta las consecuencias: detención; embargo de tu hogar, propiedad y licencia de conducir; o hasta deportación. Y no se aceptan cheques ni tarjetas de crédito; solo transferencias bancarias difíciles de rastrear o tarjetas de débito precargadas tales como la Green Dot MoneyPak.

Esto exacerba más el factor miedo. Además de (o en coordinación con) llamadas “en vivo” y llamadas automatizadas, los estafadores de impuestos envían sus propios formularios falsificados por correo y fax. “Los contribuyentes necesitan saber que los estafadores han empezado a enviar documentos falsos para engañar a las personas a fin de que envíen dinero o ‘verifiquen’ su información personal”, dijo Luis D. García, vocero del IRS, a la periodista Susan Tompor.

Si respondes, tu información personal puede usarse para presentar una declaración de impuestos falsa y realizar una estafa relacionada con los reembolsos impositivos. Sin darte cuenta, podrías agregar a los más de $20 millones que estos estafadores ya se han robado.

Según el sitio web Don’t Mess With Taxes, el IRS tiene “cientos (de cartas oficiales) que los delincuentes podrían imitar. Las muestras de las cartas reales no se encuentran en el sitio web del IRS, pero sí se incluye una lista de las denominaciones numéricas oficiales de los documentos”.

Esta nueva versión de la mayor estafa telefónica de la historia relacionada con el IRS, la cual ha generado la mayoría de las denuncias individuales a la línea directa de la Red de Vigilancia contra el Fraude, de AARP (877-908-3360), es una prueba adicional del ingenio de estos estafadores y el daño que han causado.

Hasta agosto, se habían denunciado por lo menos $20 millones en pérdidas del consumidor al Treasury Inspector General for Tax Administration (TIGTA, Inspector General del Tesoro para la Administración Fiscal). ¿Y quién sabe cuánto más dinero les quitaron a quienes están demasiado avergonzados para denunciar la estafa?

Además, aproximadamente 600,000 personas en Estados Unidos han denunciado al TIGTA que recibieron llamadas de impostores que se hacían pasar por el IRS y que los sometieron a tácticas tales como llamadas y mensajes de correo electrónico amenazantes, de personas que se identificaban como policías y funcionarios del Departamento de Vehículos Motorizados.

¿Y por qué se envían las cartas por correo postal ahora? Esas 600,000 denuncias a las autoridades lo explican de cierta forma: las personas han caído en cuenta (un tanto) de que existen estas llamadas falsas. Pero el motivo principal es que la manera en la que el verdadero IRS notifica a los contribuyentes sobre problemas tales como los impuestos adeudados es por medio del correo postal.

¿Cómo puedes distinguir lo verdadero de la estafa? Comunícate con el IRS al 800-829-1040 o en la oficina más cercana. Y recuerda, el IRS no hará lo siguiente:

  • Solicitar que se pague con una tarjeta de débito prepagada o transferencia bancaria. Esos son los métodos de pago que prefieren los estafadores, ya que son difíciles de rastrear y se pueden canjear en casi cualquier lugar del mundo.

  • Exigir pago inmediato por teléfono, o hasta llamar sin haber enviado primero una factura por correo postal.

  • Amenazar con llamar a la policía local u otras autoridades encargadas del orden público para detenerte por falta de pago.

Para obtener información sobre otras estafas, inscríbete en la Red Contra el Fraude. Recibirás alertas gratuitas por correo electrónico con consejos y recursos para ayudar a detectar y evitar el robo de identidad y el fraude. Además, tendrás acceso a una red de expertos, la policía y personas en tu comunidad que te mantendrán al día sobre las últimas estafas en tu área.

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto