Skip to content
 

9 ciudades costeras turísticas y económicas

Descubre los lugares que ofrecen auténticos placeres sin hacer grandes gastos.

  • Ian G Dagnall / Alamy

    In English | Si deseas pasar unas vacaciones en una ciudad costera y tranquila, típicamente estadounidense, que sea la antítesis de los centros turísticos privados con elegantes habitaciones de hoteles, las siguientes ciudades deberían satisfacerte. Piensa en los placeres simples como la melcocha, los paseos marítimos entablados y el aire del mar. Son todo tuyos, con alojamiento a precios que no te costarán un ojo de la cara y playas públicas.

    1 of 12
  • James Schaedig / Alamy

    Gulf Shores, Alabama

    El encanto relajado de esta comunidad de la Costa del Golfo no termina con las playas de arena blanca y los anocheceres de color de rosa. Todos los veranos cientos de familias hacen el peregrinaje hacia aquí para disfrutar de todo tipo de deportes acuáticos y explorar la naturaleza en el refugio nacional de vida silvestre Bon Secour National Wildlife Refuge (la entrada es gratis). También vienen para compartir con vecinos en mesas para pícnic y comer ostras y camarones de las aguas del Golfo, cocidos al vapor. En el verano los visitantes podrían, con suerte, experimentar un “jubileo”, sucesos raros de peces, cangrejos y otros animales marinos que en ciertas noches, cuando se presenta la combinación perfecta entre el tiempo y el agua, se amontonan en manadas dando coletazos en la playa.

    2 of 12
  • Istock

    Santa Cruz, California

    Santa Cruz, con su estilo bohemio y 29 millas de arenosas playas públicas, goza de un ambiente californiano perfecto. Elige otro destino si lo que buscas es restaurantes formales o fríos centros turísticos minimalistas: esta ciudad turística costera es como descansar bajo los rayos del sol en un puf junto al mar. Pasa tiempo con los vecinos de la localidad en el histórico paseo marítimo de la playa de Santa Cruz, un parque de diversiones costero con atracciones de época como la montaña rusa de madera llamada Giant Dipper. El parque está situado al lado del Santuario Nacional Marino de la bahía de Monterrey, donde puedes avistar delfines, leones marinos o hasta ballenas.

    3 of 12
  • Istock

    Kitty Hawk, Kill Devil Hills y Nags Head, Carolina del Norte

    Estas ciudades costeras turísticas de baja altura están situadas consecutivamente de norte a sur a lo largo de una estrecha costa de arena conocida como los Outer Banks de Carolina del Norte. El ambiente playero se extiende hasta los restaurantes informales de los pueblos, las cabañas con tejas de cedro y los moteles propios de otra época. Con millas de playas públicas bellas —y ni hablemos de la prístina Playa Nacional del cabo Hatteras, un poco más hacia el sur— y vigorizantes brisas del mar, es fácil encontrar la serenidad a solas más allá de las dunas.

    4 of 12
  • Ian G Dagnall / Alamy

    Rehoboth Beach, Delaware

    Rehoboth, por muchos años un destino de escapadas familiares, es la ciudad costera turística de la costa atlántica por excelencia, con un paseo marítimo de una milla de largo para pasear por la costa al anochecer. Este pequeño y pintoresco pueblo de Delaware adquiere un ambiente de carnaval junto al mar en el verano, con atracciones para niños, golf en miniatura y tiendas de conchas marinas. Busca almejas, toma un crucero de piratas, o pasea en bicicleta a lo largo de senderos de patrimonio nacional con vistas de bellos paisajes. Si necesitas pasar tiempo fuera del sol, visita el Museo de Rehoboth Beach y échale un vistazo a los trajes de baño, tarjetas postales y otros recuerdos playeros de los tiempos de antaño.

    5 of 12
  • Sean Pavone / Alamy

    Myrtle Beach, Carolina del Sur

    Con anchos tramos de arena oscura y unas cien mil habitaciones de hoteles —la mayoría en cadenas de hoteles asequibles— Myrtle Beach es una soleada e informal ciudad costera turística que fácilmente se ajusta a una gama de presupuestos. Estos buenos precios se extienden a las 300 tiendas de descuentos, muchísimos campos de golf y entretenimiento a precios razonables, incluido Broadway at the Beach, donde puedes hacer de todo, desde visitar un acuario interactivo hasta disfrutar de actuaciones musicales en vivo todas las noches. Pero no necesitas ni un centavo para disfrutar del orgullo del pueblo: el Grand Strand, unas 60 millas de playas públicas lamidas por las olas espumosas del océano Atlántico.

    6 of 12
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y descubre el mundo con los consejos de nuestros expertos, consejos de viajes y fotos para soñar.
    Unete a AARP y ahorra en hoteles, alquiler de autos, cruceros y vuelos.

    7 of 12
  • Findlay / Alamy

    New Smyrna Beach, Florida

    Amaneceres espectaculares revelan el mar tranquilo del océano Atlántico donde los nadadores en tablas de surf y madrugadores paseando en kayak comparten sus mañanas con los delfines juguetones. A medida que las olas, perfectas para nadar y practicar el surf, crecen durante el día, los amantes de la playa comienzan a llegar desde los centros turísticos familiares, los hoteles y las cabañas que se encuentran a lo largo de las anchas playas conducibles para acampar bajo toldos, con tumbonas y hieleras repletas de refrigerios y bebidas. Únete a un juego de encestar saquitos de semillas; tira un disco volador; o deja la playa para explorar las tiendas, restaurantes y bares poco convencionales de la calle principal —todo queda a poca distancia a pie—.

    8 of 12
  • AWL Images / Aurora Photos

    St. Pete Beach, Florida

    Viejos y nostálgicos moteles y mesones de Florida, esparcidos a lo largo de la costa, son perfectos para aquellos en busca de una aventura, además de una ganga. Independientemente de dónde te hospedes, todas las playas públicas del pueblo ofrecen las brisas frescas de la Costa del Golfo, aguas tranquilas de color azul verdoso y anocheceres dignos de aplauso. Si deseas ver cómo viven los ricos, disfruta de un trago en el bar del histórico Loews Don CeSar, también conocido como el Palacio Rosado. Para una experiencia más moderada, encamínate hacia la avenida Corey, donde encontrarás establecimientos informales para cenar e inusuales tiendas especializadas.

    9 of 12
  • Jess Merrill / Alamy

    Isla Padre del Sur, Texas

    Durante gran parte del año, esta isla barrera en el extremo sur de Texas ofrece un ambiente tranquilo y relajado donde los visitantes pueden pescar en aguas profundas, observar pájaros y practicar golf —o descansar en la playa con un buen libro—. Si todo esto te parece bien, solo asegura evitar el breve período durante las vacaciones de primavera cuando multitudes de estudiantes se reúnen en el área para divertirse. Si tienes niños, el parque acuático Schlitterbahn de la isla proporciona una divertida alternativa a la playa. Si prefieres una actividad menos costosa y más tranquila, toma una caminata gratuita por la senda natural Laguna Madre, donde más de 300 especies de pájaros hacen su hogar durante distintas épocas del año —podrías hasta avistar un caimán—.

    10 of 12
  • OFFSET

    Cannon Beach, Oregón

    El encanto de este pueblo pequeño atrae a multitudes de visitantes a este popular destino vacacional en la costa de Oregón, donde en las vistas espectaculares de la playa se destacan monolitos masivos de piedra que surgen del mar. Aunque hay quienes argumentan que el área se está volviendo más exclusiva, todavía se encuentran hoteles asequibles —y la playa pública, con 44 puntos de acceso, es siempre gratis—. Dirígete hacia el más famoso de los monolitos junto al mar, la roca Haystack, parte del refugio nacional de vida silvestre Oregon Islands National Wildlife Refuge. El peñasco tiene una altura de 235 pies, y cuando la marea está baja puedes caminar hasta él para encontrar las encantadoras criaturas marinas que habitan las marismas.

    11 of 12
  • Istock
    12 of 12

 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto