Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

7 consejos para hacer excursiones en bicicleta eléctrica

No te montes en una bicicleta de batería antes de leer esto.

spinner image personas montan bicicletas eléctricas en una ruta para principiantes a través de las montañas
Los itinerarios de “Dolce Tempo” de Backroads presentan en su mayoría caminos o senderos mayormente planos, con subidas suaves y solo de dos a tres horas de actividad por día.
Cortesía de Backroads

En cuanto me estrellé contra el muro del pintoresco café suizo, creí que iba a vomitar del dolor. Aunque no me fracturé ningún hueso, el roce con la superficie de yeso grueso me dejó abrasiones sangrientas y ardientes en el antebrazo, y una brecha del tamaño de un lápiz cerca de la punta del codo. Por suerte, después de que me limpiaron las heridas para extraer la gravilla, todo lo que necesité fueron puntos.

Esto sucedió durante una excursión en bicicleta eléctrica por la región sur de Suiza, cuando la llanta delantera quedó atascada brevemente entre la senda de pizarra de un camino empedrado y los adoquines, lo cual ladeó la bicicleta a la derecha. Intente detener la caída con el pie, pero la bicicleta era demasiado pesada para enderezarla (las bicicletas eléctricas pesan en promedio 50 libras, es decir, unas 30 libras más que las tradicionales). Propulsada por el impulso, di un salto con el pie y luego me estrellé contra el muro, con mi brazo llevándose la peor parte del impacto. Mi primera aventura en bicicleta eléctrica terminó menos de dos horas después de haber empezado. Más tarde, me enteré de que mi experiencia no es nada inusual.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Lanora Mueller, que tenía 61 años cuando se accidentó, no había andado en bicicleta durante años. Mientras iba en bicicleta eléctrica por una pendiente llena de grava, sintió que estaba perdiendo el control y “la dejó ir”, explica ella. “Sentí como que iba a derrapar o algo parecido”. Por suerte, no se lesionó; fue solo un susto. 

Las bicicletas eléctricas vienen en una amplia gama de modelos diseñados específicamente para excursiones, ciclismo de montaña y paseos por la ciudad, entre otros. El denominador común es el motor accionado por una batería con tecnología de pedaleo asistido que arranca cuando el ciclista pedalea. Es posible alcanzar velocidades de 28 millas por hora o más dependiendo de la capacidad del motor, y los modelos más nuevos tienen aceleradores que pueden activarse para no pedalear. 

La popularidad de las bicicletas eléctricas ha crecido de forma exponencial. Según un estudio de Deloitte del 2020, casi 300 millones de bicicletas eléctricas se utilizarán en todo el mundo en el 2023, un aumento del 50% comparado con el 2019. Los operadores de excursiones turísticas también han visto el mismo entusiasmo. “En los últimos años, se ha disparado la demanda de bicicletas eléctricas en nuestras excursiones de ciclismo y de aventuras múltiples”, dice Bob Greeneisen, subdirector de Operaciones de Backroads, un operador principal de excursiones en bicicleta en 55 países.

spinner image La escritora Susan Portnoy segundos después de sufrir un accidente en bicicleta eléctrica en Suiza.
Susan Portnoy se acerca a una pared poco después de no poder enderezar la bicicleta eléctrica que montaba durante una excursión de un día en Suiza. Su brazo se llevó la peor parte del impacto.
Cortesía de Sherry Ott

No debe sorprender que las bicicletas eléctricas hayan despertado tanto interés. Los turistas con limitaciones físicas o a quienes no les interesa el ciclismo convencional ahora pueden explorar rutas que antes no eran accesibles. “La posibilidad de ver y recorrer más sin cansarte, además de la oportunidad de que compañeros de viaje con distintas aptitudes físicas puedan ir juntos”, dice Greeneisen, ha sido una gran atracción. “Estamos viendo que más del 50% de los clientes en excursiones de ciclismo optan por las bicicletas eléctricas con pedaleo asistido”. 

Pero, como ocurre con toda tecnología nueva, siempre hay un período de aprendizaje y posibles dificultades. Al igual que Mueller, yo tampoco había andado en bicicleta en mucho tiempo. Pensé que podía hacerlo por considerarme aventurera y en buen estado físico en mi mediana edad. A fin de cuentas, andar en bicicleta es un hábito que nunca se olvida. Además, por los comentarios de mis amigos, tenía la impresión de que con estas bicicletas era cuestión de arrancar y salir a divertirme. Pero casi de inmediato me di cuenta de que no era cierto. 

Si nunca las has usado y estás pensando en hacer una excursión, ya sea por unas horas o unos días, ten presente estos consejos.

Sé consciente de tus limitaciones

Las bicicletas eléctricas han hecho el deporte más accesible, pero no es una certeza que sean lo ideal para ti en particular. La compañía estadounidense ExperiencePlus! Bicycle Tours, que ofrece vacaciones de ciclismo en toda Europa, advierte en su sitio web que es necesario tener estabilidad, fuerza y equilibrio para manejar una bicicleta eléctrica.  

También es importante señalar que ciertos medicamentos pueden agravar las lesiones. “Si tomas anticoagulantes, no hace falta un golpe fuerte para causar una hemorragia intracraneal o sangrado dentro o alrededor del cerebro”, advierte Will Dunn, director clínico ejecutivo del Servicio de paramédicos del condado de Eagle en Colorado, que presta servicios en Vail y otras ciudades turísticas de la región. Es posible que los populares medicamentos conocidos como nuevos anticoagulantes orales, no tengan un agente de reversión o que no esté disponible, lo cual puede afectar el tratamiento y la recuperación, dice él. 

Selecciona una excursión adecuada a tus habilidades

Los sitios web de las compañías de turismo clasifican sus excursiones —el nivel 1 es el más fácil— teniendo en cuenta las exigencias físicas, el terreno y el cambio en elevación. Al evaluar la excursión, no sobrestimes cuánto te ayudará la bicicleta eléctrica, aconseja Monica Malpezzi-Price, copropietaria de ExperiencePlus! “Existe una gran diferencia entre la dificultad desde el punto de vista físico y desde el punto de vista de manejo técnico”. Por ejemplo, una bicicleta eléctrica funciona en varios tipos de superficie, pero eso no significa que tú tengas la habilidad de operarla sin riesgos en un terreno desafiante. Para determinar cuál excursión se adapta mejor a tu nivel de habilidad y a tu experiencia con las bicicletas eléctricas, pregúntale a la compañía de turismo.

Cruceros

Holland America Line

Hasta $200 en créditos a bordo en cruceros selectos

See more Cruceros offers >

Si eres principiante, considera los nuevos itinerarios “Dolce Tempo” de Backroads, promocionados como “excursiones fáciles y activas para toda la familia” en caminos o senderos mayormente planos, con subidas suaves y solo de dos a tres horas de actividad por día. 

Practica andar en bicicleta primero

Jan Vandenhengel, dueño de Biketours.com, quien describe a su compañía como el Hotels.com de las excursiones en bicicleta, aconseja enfáticamente practicar con una bicicleta tradicional durante al menos un mes antes de pasarte a una eléctrica. “Eso probablemente reduzca tu riesgo de lesionarte en un 95%”, dice Vandenhengel. Necesitas “esa experiencia de fondo para que andar en bicicleta se convierta en un acto reflejo” y puedas controlar bien la bicicleta eléctrica. De lo contrario, ocurren accidentes.

Como el peso de la bicicleta eléctrica puede tornarla “un poco inmanejable” y hace que “responda más lentamente”, dice Malpezzi-Price, “siempre les pedimos a los clientes que alquilen una y la prueben por el día —al menos un día entero— antes de unirse [a una excursión] para que entiendan cómo controlarla”.

Ten en cuenta que no todas las bicicletas eléctricas son iguales

Aunque tengas tu propia bicicleta eléctrica, la que usarás en la excursión puede ser distinta. “Antes había un par de compañías que las fabricaban; pero ahora todo el mundo las está haciendo y existen variaciones entre ellas”, señala Vandenhengel. Dedica tiempo a familiarizarte con los detalles antes de emprender tu recorrido.

Opta por una bicicleta holandesa o de cuadro bajo

Solicita una bicicleta sin barra horizontal, aconseja Damon Victor, presidente de Greenpath Electric Bikes en Brooklyn, Nueva York, quien ha estado vendiendo bicicletas eléctricas a clientes mayores de 50 durante más de una década. Con las bicicletas de cuadro bajo, no es preciso pasar la pierna por encima para montar y desmontar, lo cual es ideal para los que tienen problemas de cadera o de movilidad en general. 

Usa casco siempre

Aunque el destino no exija casco, tendrás mayor protección con él. Una investigación (en inglés) publicada en el 2018 por los Institutos Nacionales de Salud indica que el uso de cascos para bicicletas redujo las lesiones en la cabeza en un 48%, las lesiones serias en la cabeza en un 60%, las lesiones cerebrales traumáticas en un 53%, las lesiones en la cara en un 23% y la cantidad de muertes o lesiones serias en un 34%. 

Invierte en un seguro para viajes

Como exploradora profesional que adora las actividades al aire libre, siempre compro un seguro para viajes por si sufro una lesión. Además de mi cobertura estándar, tengo una póliza con Medjet que establece que si necesitara evacuación médica, tienen que llevarme al hospital de mi ciudad de origen que yo elija. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.