Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Cómo se proyectan los viajes en el 2021

Entre las novedades que llegaron para quedarse están los cambios de vuelos sin multas, los 'pasaportes’ de salud y los escapes de última hora.

Pasaporte y mascarilla quirúrgica sobre una maleta

stellalevi/Getty Images

In English | Los viajes estuvieron casi paralizados por gran parte del 2020 debido a la pandemia. Millones de personas se tuvieron que quedar en casa durante meses, y cancelaron o aplazaron sus vacaciones indefinidamente. El brote de la COVID-19 ha provocado pérdidas de más de $500,000 millones para la economía de viajes de Estados Unidos hasta ahora, según la U.S. Travel Association, un grupo de defensoría de la industria.

Los expertos en viajes predicen que la recuperación de la industria aún está al menos a dos años de distancia, pero muchos ven el inicio de la vacunación contra la COVID-19 como un motivo de esperanza.

"Por primera vez en mucho tiempo, me siento optimista acerca de viajar nuevamente", señala Jan L. Jones, profesora de hotelería y turismo en University of New Haven en Connecticut.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Entonces, ¿qué debemos esperar en el 2021?

1. Los cargos de $200 que cobran las aerolíneas por hacer cambios en viajes pueden desaparecer para siempre. American, Delta, United y Alaska Airlines, que buscaban conseguir más pasajeros en los aviones en el 2020, dejaron de cobrar a los clientes cargos exorbitantes (generalmente $200) solo por cambiar o cancelar vuelos nacionales. Recientemente ampliaron esa política para incluir vuelos internacionales (con algunas excepciones para las tarifas de Basic Economy). En el 2021, dice Jones: "Creo que las aerolíneas van a hacer todo lo posible para que la gente se suba a los aviones".

2. La flexibilidad será la clave. Antes de comprometerse con un viaje, los viajeros querrán tener la seguridad de que pueden cancelar fácilmente su crucero, hotel o gira turística sin penalización. Los proveedores están respondiendo: Celebrity Cruises, por ejemplo, ahora permite a los clientes cancelar su crucero hasta 48 horas antes de la salida y volver a reservar hasta antes de mayo del 2022 (se aplican ciertas condiciones). Intrepid Travel, que ofrece giras turísticas en grupos pequeños, permite a los clientes cambiar la fecha de salida o el destino hasta 21 días antes de un viaje sin incurrir en un cargo. "Por primera vez en mi vida, los consumidores tienen el control", señala Clint Henderson, editor sénior de noticias de The Points Guy, un sitio web de recompensas de tarjetas de crédito y viajes.

En la pantalla de un teléfono se observa la reserva de la habitación en un hotel

alexsl/Getty Images

3. Los escapes de última hora serán la sensación. Esta es otra respuesta a la imprevisibilidad causada por la COVID-19. Incluso aquellos de nosotros que estábamos acostumbrados a planificar nuestras vacaciones grandes con meses de anticipación, ahora podemos esperar hasta que la fecha de salida esté cerca. Según un informe reciente de tendencias del sitio de alquileres vacacionales HomeToGo.com (en inglés), el tiempo promedio antes de registrar tu entrada entre el inicio de la pandemia y el final de septiembre fue de 50 días, una caída de casi el 38% en comparación con el tiempo promedio antes de la pandemia. Es probable que este enfoque más espontáneo y de esperar hasta el último minuto para viajar continúe, señala Jones: "Todavía hay muchos interrogantes".

4. Es posible que necesitemos un documento que demuestre que no tenemos COVID. La evidencia de un resultado negativo (y tal vez la vacuna) puede ser necesaria para volar. Un número creciente de aerolíneas y aeropuertos se están asociando con destinos para desarrollar corredores de viaje, donde las personas que vuelen entre destinos selectos y muestren pruebas de un resultado negativo pueden evitar los mandatos de cuarentena. Delta ahora tiene un programa de prueba de COVID-19 entre Atlanta y Roma que les permite a las personas de EE.UU. que dan negativo en la prueba de COVID-19 entrar sin cuarentena a Italia, por ejemplo. "Creo que estos corredores seguirán existiendo al menos durante la primera mitad del año", señala Jason Guggenheim, jefe del sector de viajes y turismo de la organización de investigación Boston Consulting Group. En algún momento, dice Henderson, "los corredores de viaje pueden volverse menos sobre las pruebas y más sobre demostrar que te has vacunado".

"La gente dirá: 'vamos a Wyoming', en vez de ir a Europa". 

—Jason Guggenheim, analista de viajes, Boston Consulting Group

5. Es posible que tengamos que portar ‘pasaportes’ de salud digitales que demuestren que nos han vacunado. No está claro si exigir la vacunación contra la COVID para ingresar se convertirá en estándar para los destinos y los proveedores de viajes, como las aerolíneas y las compañías de turismo, pero una herramienta para hacerlo podrían ser las aplicaciones de salud que puedan confirmar de manera confiable los resultados negativos de la prueba COVID-19 y la evidencia de la vacuna contra la COVID-19. La International Air Transport Association (IATA) está desarrollando una, el IATA Travel Pass, que permitirá a los viajeros almacenar resultados verificados de pruebas o vacunas en sus dispositivos móviles. JetBlue ya se está preparando para usar una aplicación similar, CommonPass, desarrollada por la organización sin fines de lucro Commons Project y el Foro Económico Mundial, en vuelos a Aruba; los pasajeros podrán hacerse la prueba de COVID-19 en casa, enviar la prueba a un laboratorio y cargar sus resultados en la aplicación CommonPass, que se escaneará a la llegada a Aruba.

6. Los cruceros serán mucho más estrictos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades exigen a las líneas de cruceros que demuestren las medidas estrictas de prevención de infecciones que tienen implementadas antes de que puedan comenzar a funcionar nuevamente, y muchas han cancelado los cruceros hasta fines de febrero o posteriormente. Cuando finalmente zarpen, los pasajeros pueden esperar pruebas obligatorias previas al viaje para detectar la COVID-19, mucha desinfección y limpieza notorias a bordo, y la promoción de nuevos sistemas de ventilación destinados a evitar la propagación del coronavirus. Al igual que las aerolíneas, algunas líneas de cruceros están considerando si pueden exigir a los pasajeros que presenten prueba de vacunación. "Los abogados lo están evaluando en este momento", comentó recientemente a Travel Weekly el director ejecutivo de Norwegian Cruise Lines Holdings.

7. Viajaremos por Estados Unidos. Los viajes internacionales volverán lentamente, por lo que los viajes dentro de EE.UU. seguirán siendo populares, especialmente por carretera, ya que muchas personas aún desconfían de volar. "La gente dirá: 'vamos a Wyoming', en vez de ir a Europa", señala Guggenheim. "Creo que la gente se sentirá incómoda al estar a muchas zonas horarias de distancia de casa. La apertura y el cierre de fronteras los ha hecho sentirse algo incómodos".

Autos estacionados en el parque nacional Yosemite

Morten Falch Sortland/Getty Images

Yosemite National Park.

8. Las actividades al aire libre atraerán multitudes. Con el énfasis en el distanciamiento social que continuará en el 2021, los viajeros querrán que sus viajes incluyan actividades al aire libre, señala Guggenheim. Agrega que, durante la pandemia, muchas personas en EE.UU. derrocharon en equipos como botes, vehículos recreativos, bicicletas y equipo para acampar, e hicieron "una inversión en esas actividades". Henderson dice que, a finales del verano pasado, los parques nacionales se habían convertido nuevamente en destinos populares para los viajeros ansiosos por la aventura. "Creo que habrá bastante gente en los parques nacionales en el futuro previsible", señala.

9. Se expandirán las opciones "sin contacto" de alta tecnología. Esto incluirá la implementación continua de opciones de pago sin contacto en hoteles y otros lugares turísticos (el efectivo está empezando a parecer anticuado) así como el ingreso y la salida de forma digital en los hoteles. La tecnología de identificación sin contacto en los aeropuertos se expandirá, incluido el uso de escaneo facial para reemplazar o confirmar otras formas de identificación. La TSA ahora está probando escáneres biométricos en algunos aeropuertos en el área de Washington D.C., con el objetivo de acelerar el proceso de identificación y limitar las oportunidades de transmisión del virus.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


10. Llevaremos mascarillas hasta el verano, al menos. "Todavía tenemos mucho camino por recorrer antes de que abramos todo y todas las personas caminen sin cubrirse la cara", señala la Dra. June McKoy, profesora adjunta de Medicina en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University. Si bien se ha especulado que las personas que han sido inmunizadas contra la COVID-19 comenzarán a apresurarse a tomar "vaxicaciones", McKoy insta a los viajeros ansiosos a ser pacientes. "Aguanta y espera" hasta que sea seguro, dice. "Toma todas las medidas de seguridad de las que hablamos cuando estalló la pandemia, y asegúrate de protegerte y proteger a tu familia".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.