Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

7 pasos para planificar tus vacaciones del 2021 o del 2022

Consejos para adelantar los planes y mantenerlos flexibles, ya que la pandemia continúa.

Persona sostiene una tableta digital que muestra una aplicación de reservas para turistas

Sitthiphong/Getty Images

In English | Sacha Cohen y su esposo tenían planes de tomar un crucero por Alaska en agosto, antes de que la COVID-19 acabara con su viaje de ensueño. Ahora, la pareja, de Arlington, Virginia, se ha dedicado a planear con entusiasmo futuros viajes. Cohen, de 51 años, se ha puesto a averiguar viajes a distintos lugares como Francia o Montana (EE.UU.), y la posibilidad para tomar vacaciones en el 2022.

Soñar con hacer un viaje después de la pandemia es un remedio estimulante para combatir la ansiedad producida por el aislamiento, dice Cohen. “Sin duda, tener una meta me ayuda a mantener la cordura”.

El simple hecho de hacer planes para viajar, aunque falte mucho para concretarlos, puede mejorar tu estado de ánimo. En una encuesta realizada en agosto del 2020 por el Institute for Applied Positive Research, el 97% de los encuestados dijeron sentirse más alegres cuando tenían planeado un viaje. La mayoría de las personas opinan que el anticipar una experiencia como las vacaciones es mucho más placentero —así como “más emocionante y menos cargado de impaciencia y ansiedad”— que esperar la llegada de una mercancía, afirma Amit Kumar, investigador estudioso del tema y profesor adjunto de Mercadeo y Psicología en University of Texas en Austin.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Esa búsqueda de felicidad y emoción —así como el nuevo optimismo con las noticias de la autorización y distribución de las vacunas contra la COVID-19— puede ser la razón por la que las personas que desean viajar están comenzando a planificar esos viajes que más quisieran hacer para el 2021 o el 2022 —o en el caso de los más entusiastas, tan pronto como sea posible—. “Tengo clientes que ya están listos para abordar un avión ahora mismo”, dice Cate Caruso, dueña y diseñadora principal de viajes de True Places Travels, en Vancouver, Washington. “No les importa el destino, su actitud es la de ‘dime adónde puedo viajar’”. 

Los precios bajos constituyen grandes incentivos: entre mayo y octubre del 2020, los precios de los vuelos fueron aproximadamente del 25 al 35% más bajos que durante la misma época en el 2019, según un informe de Expedia sobre tendencias recientes. También puedes encontrar gangas sin precedentes en hoteles y excursiones, afirma Clint Henderson, editor sénior de noticias en ThePointsGuy.com (en inglés). “Es un excelente momento para reservar un viaje”.

Pero, como el futuro sigue siendo tan incierto, es muy importante que las fechas de tu viaje sean flexibles, agrega Henderson. A la hora de soñar y planear los viajes, conviene seguir los siguientes consejos.

1. Aprovecha las políticas flexibles de reservación

Los hoteles, aerolíneas y compañías de excursiones están facilitando la posibilidad de cancelar los viajes con solo semanas o hasta días de anticipación de la fecha del viaje. Por ejemplo, a los turistas que reserven nuevos viajes antes del 31 de diciembre, la compañía de viajes educacionales sin fines de lucro Road Scholar les permite obtener un reembolso completo si cancelan el viaje por lo menos 90 días antes de que empiece. Exodus Travels (en inglés), una agencia de excursiones de aventura en grupo, hace poco presentó los vales “Dateless 1st Departures”, que te dejan reservar un viaje sin fecha de salida. Cuando un país vuelva a recibir turistas de Norteamérica  nuevamente, los que compraron un vale tendrán garantizado un puesto en el primer tour que haga la compañía en ese lugar.

2. Trata de esperar antes de reservar un crucero, o asegúrate de que sea fácil cambiar la fecha del viaje 

La industria de los cruceros sufrió un revés en la primavera después de que se reportó que los pasajeros estuvieron varados en cruceros donde proliferaban los casos de COVID-19, y el sector sigue sumido en la incertidumbre. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han levantado la orden que prohibía la salida de cruceros, pero ahora requieren que estos demuestren que han implementado ciertos procedimientos y que tienen determinadas instalaciones (por ejemplo, la capacidad de realizar pruebas de detección del virus y la existencia de áreas para cuarentena) para ayudar a impedir la transmisión de la COVID-19 en sus naves. Muchos cruceros han aplazado repetidas veces las fechas en que reanudarán sus actividades, en algunos casos hasta la primavera del 2021. “Un crucero no es el tipo de viaje que yo aconseje reservar en este momento”, dice Henderson. Pero si haces una reservación, aprovecha las políticas flexibles de cancelación o cambio (además de las ofertas especiales, como dos viajes por el precio de uno, que hace poco empezó a ofrecer Oceania Cruises). No dejes de leer la letra pequeña. Si cancelas, es posible que no te devuelvan el depósito, sino que este se aplique a un viaje futuro (como sucede con Holland America).

Soñar con hacer un viaje después de la pandemia es un remedio estimulante para combatir la ansiedad producida por el aislamiento, dice Sacha Cohen. “Sin duda, tener una meta me ayuda a mantener la cordura”.

3. Acata las notificaciones oficiales de los lugares a donde te diriges y las políticas regionales relacionadas con la COVID

Tanto el Departamento de Estado de EE.UU. como los CDC mantienen advertencias de viaje que se aplican a diferentes partes del mundo. Los CDC proveen clasificaciones de riesgo por país, desde cero hasta el nivel 3, y ahora aconsejan que no se haga ningún viaje a menos que sea imprescindible. El Departamento de Estado indica niveles de advertencia para viajar (en inglés) desde el 1 (usar las precauciones normales) hasta el 4 (no viajar), y actualmente pide a la población que “considere no viajar” a la mayoría de países. Esto no quiere decir que no debas hacer reservaciones de viaje a lugares para los cuales actualmente existen advertencias, pero conviene hacer averiguaciones frecuentes a medida que se acerca la fecha de tu viaje y tener un plan alternativo. Investiga también sobre las restricciones que tiene tu destino; muchas áreas, incluso en Estados Unidos, ahora exigen o piden a los visitantes que hagan cuarentena o que presenten el resultado negativo de una prueba de COVID.

4. Considera comprar un seguro de viajes

Antes de la COVID, la mayoría de las pólizas de seguro para viajes no cubrían las pandemias, pero ya no es así. Puedes comparar pólizas de seguro, recibir cotizaciones y leer reseñas de clientes en sitios como InsureMyTrip.com, SquareMouth.com y TravelInsurance.com. Las nuevas pólizas que cubren las cancelaciones relacionadas con la pandemia tienden a ser costosas, advierte Henderson. Es probable que gastes mucho menos si no compras el seguro y simplemente haces la reservación con compañías que te permitan cancelar el viaje sin recargos, señala.  

5. Consulta con un agente de viajes

Consultar con un profesional que entienda todo, desde los seguros de viaje hasta los requisitos confusos para entrar a un país, puede reducir la probabilidad de que tu viaje resulte ser un desastre. “Paso la mayor parte de mi tiempo manteniéndome al tanto de los diferentes requisitos que surgen a causa de la COVID-19 para entrar a un país, de las modificaciones en los hoteles y de las reglas de la limpieza”, afirma Dana Storr, diseñadora de viajes que reside en California y trabaja para Luxami Travel, una filial de TravelStore. “Las cosas pueden cambiar rápidamente”.

6. Conserva tu mascarilla

Dado que la vacunación recién está empezando, es posible que las estrategias de mitigación (usar la mascarilla y practicar el distanciamiento social) tengan que aplicarse por otro año más a fin de impedir los brotes, predice Darrin D’Agostino, internista y decano ejecutivo en Kansas City University, una institución de las ciencias de la salud. “Todavía vamos a tener que usar la mascarilla en el avión, en los aeropuertos, en cualquiera de esos lugares donde las personas se congregan”, dice. “Las mismas estrategias —lavarse las manos, no tocarse la cara, mantener la distancia física— seguirán siendo importantes”.

7. Prepárate para la alta demanda

Las personas están cansadas de quedarse en casa, por lo que la demanda de viajes que genere el aislamiento podría ser muy grande. Muchas personas que cancelaron sus planes para viajar en el 2020 simplemente han vuelto a reservar esos mismos viajes para el 2021 o el 2022. Ahora que países como Kenia y Namibia están recibiendo nuevamente a personas de Estados Unidos, muchas compañías de safaris han indicado que sus excursiones están casi o completamente agotadas para el 2021. “Sin duda, las personas están considerando hacer los viajes a los lugares que quieren visitar antes de morir”, dice Caruso. “Todos hemos pasado por este momento colectivo de querer disfrutar y aprovechar cada día, por lo que muchas personas están muy deseosas de viajar”.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.