Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Qué considerar antes de vender tu negocio y jubilarte

La planificación puede aumentar el precio de venta y tu satisfacción personal.

Dos mujeres mayores viendo una computadora portátil en una oficina.

GETTY IMAGES

In English | Cuando era el propietario del Modern Sixties Wine Lounge en Fort Lauderdale, Florida, Frank Ruppen pasaba sus días haciendo pedidos y supervisando las tareas administrativas y el inventario. Sus noches también estaban llenas, ya que dedicaba tiempo a establecer relaciones con los clientes. En el 2017, Ruppen —que tenía 59 años y estaba listo para jubilarse del negocio de los bares— decidió vender el bar de vinos a un conocido.

"Recuperé mi vida", cuenta Ruppen.

Vender tu negocio puede hacer más que solo liberar tiempo: las ganancias pueden financiar tu jubilación. Sin embargo, colgar un cartel de "se vende" no garantiza que todo vaya a salir bien. Lo ideal es que los propietarios se preparen para la transición con mucha antelación, según Joel Guth, director general y fundador de Gryphon Financial Partners, una empresa de asesoramiento patrimonial en Columbus, Ohio, que ayuda a los dueños de negocios a ejecutar planes estratégicos. "Una ventana de tres años antes de vender permite tener tiempo para trabajar en temas claves", dice.

Tener un plan adecuado puede guiarte a través de los pasos de preparar, vender y pasar cómodamente a la jubilación.

Determina cuánto vale tu negocio

Puede ser fácil pensar que tu negocio es valioso, pero un vistazo rápido a los ingresos no revelará realmente el panorama general. Realizar una evaluación profesional del negocio puede ayudarte a analizar cómo se alinean sus activos y pasivos, junto con lo que los posibles compradores podrían estar dispuestos a pagar. "Consigue un equipo capacitado de asesores", afirma Guth. Los profesionales con experiencia en la preparación y venta de empresas pueden ayudarte a disminuir los riesgos e identificar estrategias para aumentar el precio de venta.

"Revisa en detalle las declaraciones de impuestos de dos años anteriores y asegúrate de que coincidan con la valoración del negocio que estás buscando", señala David Moore, presidente de Dandelion Mergers & Acquisitions, con sede en Charleston, Carolina del Sur. El rendimiento financiero pasado desempeña un papel importante para determinar el valor de un negocio. Verifica si las deudas de años anteriores se pueden pagar para reducir los pasivos.

Prepárate para entregar las riendas

Cuando Craig, que pidió que no se usara su apellido, puso en el mercado el negocio de software que fundó y supervisó durante 24 años, sintió que las primeras ofertas que recibió eran demasiado bajas. En retrospectiva, había una razón detrás de los números. "La empresa no estaba preparada", afirma. Craig —que tenía 56 años cuando vendió la empresa— y su personal pasaron los siguientes meses trabajando con profesionales para que la compañía estuviera en mejor forma, y finalmente terminó vendiendo el negocio por un precio adecuado. "Haz un simulacro de diligencia debida [como yo lo hice] antes de vender, sugiere. Cuesta un poco, pero mostrará todos los problemas que un comprador buscará". Entonces puedes trabajar en la solución de esos problemas para hacer la empresa atractiva para los compradores. Explica que "es como vender una casa. Primero cambias la alfombra y das una mano de pintura fresca".

Desde el punto de vista del liderazgo, también puede ser valioso resumir tu papel actual en la empresa. Luego buscar formas de dar un paso atrás. "De esta manera, no le parece a un comprador que estás demasiado involucrado", dice Jason Hartman, de Palm Beach, Florida, que vendió su corretaje de bienes raíces a Coldwell Banker en el 2005. Comprueba que el equipo importante, como el software necesario para mantener el negocio en marcha, sea fácil de adaptar para el comprador.

Durante los dos o tres años anteriores a la venta, "no pongas gastos personales en el negocio", dice Hartman, si lo haces actualmente. Puede que pierdas los beneficios fiscales, pero los compradores potenciales tendrán una visión clara de las operaciones del negocio.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Piensa en tu vida después de la venta

Los empresarios suelen dedicar 60 o 70 horas semanales a trabajar, y alejarse de eso puede ser un cambio abrupto. Esas horas en la oficina pueden reemplazarse por viajes, vacaciones en una segunda casa o una nueva actividad filantrópica. "Es cuestión de entender y programar lo que realmente vas a gastar y cómo vas a vivir", dice Guth.

Este ejercicio puede ser revelador. Guth trabajó con un cliente que vendió su compañía y quiso viajar mucho durante los primeros tres años de jubilación, pero los costos de viaje pueden sumarse rápidamente. Parte del proceso de planificación para este cliente incluía investigar el precio del pasaje de avión y los hoteles. Comprender el costo de tu nuevo horario y actividades puede ayudar a determinar la cantidad necesaria para financiar el estilo de vida que deseas durante la jubilación.

También hay un componente emocional en juego. Más de tres cuartos de los dueños de negocios que venden son infelices en doce meses, según el Exit Planning Institute. Para muchos, "tanto de su vida y tiempo estuvo comprometido con el negocio que encontrar su propósito y vocación después de vender la empresa es muy difícil", dice Guth.

Encontrar una nueva pasión es la clave para organizar tu presupuesto con satisfacción. Para Ruppen, el dueño del salón de vinos, esa nueva actividad se centró en las amistades que hizo mientras era dueño del bar. "He planeado viajes de vino por todo el mundo y llevo a diez o quince personas en viajes personalizados que los exponen a nuevos vinos, nuevas culturas y nuevos lugares", cuenta.

No descuides a tu familia

Cuando Frank Fiume, de 51 años, fundador de i9 Sports, la mayor franquicia de deportes juveniles del país, decidió vender, aún le encantaba el negocio. Pero al mismo tiempo, sintió que lo atraían otras áreas de su vida, como su familia. "Mi esposa y yo cumplíamos 50 años y no queríamos vivir con arrepentimientos", explica. Mientras que la empresa seguía teniendo un crecimiento de dos dígitos, Fiume la vendió primero a los empleados como un ESOP (plan de propiedad de acciones para empleados) y luego, dos años más tarde, a una empresa de capital privado. El resultado fue una victoria total: a lo largo del proceso, Fiume permaneció en la junta directiva y mantuvo una acción en la compañía para poder seguir involucrado. Al mismo tiempo, él y su esposa pudieron rediseñar sus vidas, y Fiume escribió un libro de memorias y negocios, Running With My Head Down. "Hice cosas que nunca pensé que haría", afirma.

Además de incluir a la familia en tus planes personales, querrás mantener abiertas las líneas de discusión sobre el futuro de la compañía. Si planeas que uno de tus hijos se involucre en el negocio después de la venta, puedes decidir pasar ciertos deberes con el tiempo. Al mismo tiempo, puedes optar por separar completamente el negocio de la participación de la familia. Menos del 30% de los negocios familiares sobreviven hasta la tercera generación.

Aunque expresar tu punto de vista puede no ser una tarea fácil, el esfuerzo podría valer la pena. La conversación puede suavizar las ansiedades o preocupaciones sobre lo que sucederá después. Además, puede ayudar a allanar el camino hacia unos lazos más fuertes. "Lo más importante son los amigos y la familia, y tener un propósito", afirma Craig.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.