Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Hay más adultos mayores de 50 años que emprenden su propio negocio

Casi todos dicen que están muy contentos con la decisión.

Hombre mayor coloca letrero de abierto en su tienda de vinos.

ISTOCK/GETTY IMAGES

In English | Los adultos de 50 años o más están lanzando nuevas empresas a un ritmo que ha estado aumentando durante más de 20 años y que se está acelerando desde el 2008. Para emprender estos prósperos negocios, muchos de estos nuevos empresarios aplican aptitudes que desarrollaron durante su carrera mientras disfrutan de las experiencias que ofrece trabajar por su cuenta.

“En 1996, las personas de 55 a 64 años representaban el 14% de todas las empresas nuevas”, indica Susan Weinstock, vicepresidenta de programas de adaptabilidad económica de AARP, al citar un estudio de la Ewing Marion Kauffman Foundation que se publicó en septiembre. “En el 2018, representaron el 25.8%”.

Según Weinstock, “las personas llevan vidas más largas y saludables”. “Muchos llegamos a la tercera edad y no vemos el motivo de jubilarnos si no es lo que queremos hacer”.

Emprender su propio negocio es una manera en la que los trabajadores mayores pueden aplicar su experiencia de modos nuevos y gratificantes. Casi el 6% de los 2,700 empresarios actuales y futuros que este año participaron en una encuesta de Guidant Financial and LendingClub se vieron obligados a iniciar el emprendimiento debido a la pérdida del trabajo u otras necesidades. Pero los demás iniciaron su negocio por voluntad propia. Para los hombres, el motivo principal es el deseo de ser su propio jefe. Para las mujeres, es el deseo de dedicarse a una pasión que han tenido durante muchos años. Entre otras razones se incluyen haber encontrado una gran oportunidad, no desear jubilarse y el descontento con el mundo corporativo.

Thomas Mock es el presidente de la sede en Asheville, Carolina del Norte, de SCORE, una organización nacional sin fines de lucro que conecta a líderes empresariales de trayectoria con empresarios que recién comienzan. Según Mock, hay muchas personas que “quieren hacer algo más que jubilarse”. Una de sus clientas, una médica jubilada de Florida, comenzó un negocio de fabricación de juguetes para perros. “Ella quería ayudar a los refugios locales de animales y también ganar un poco de dinero extra”, dice Mock. “Esta comunidad realmente protege a los perros, y para ella es una gran oportunidad”.

Mock también ve que muchos empresarios están lanzando su propia empresa consultora, como el cliente que vino a Asheville y comenzó un servicio de orientación para enseñarles a los empresarios a administrar mejor su negocio. Puede ser conveniente crear empresas consultoras porque puedes fijar tus propios horarios y además, si eres de los que se mudan un par de veces al año como muchos adultos mayores, la empresa viaja contigo.

Donde el negocio es soleado

De hecho, no debe sorprendernos que la investigación sugiera que los destinos populares donde se mudan las personas de 50 años o más también son las zonas donde más emprende negocios este sector de la población. Según el estudio de Financial Guidant and LendingClub, los tres estados soleados (Florida, Texas y California) son las regiones más populares para que las personas de 50 años o más emprendan su negocio. Aunque Nueva Jersey y Nueva York no se quedan muy atrás. Los tres sectores principales a los que se dedican los empresarios mayores incluyen los servicios empresariales; alimentos y restaurantes; y salud, belleza y aptitud física, seguidos por el comercio minorista y la industria automotriz.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Sin importar dónde quieran comenzar su negocio, los empresarios de 50 años o más tienen toda una vida de experiencia que pueden aprovechar para comenzar.

“Vemos que los trabajadores mayores toman una habilidad de su antiguo trabajo y la convierten en un gran negocio”, dice Weinstock. “Digamos que parte de tu antiguo trabajo era la organización de reuniones. Bueno, ahora te puedes dedicar solo a eso”.

Nina Horowitz-Greberman, de 56 años, es la directora ejecutiva de su propio grupo estratégico de redes sociales en Ardmore, Pensilvania. “Sí, totalmente, hago eso todos los días", dice. "Construí este negocio aprovechando las aptitudes que usaba en mis otros trabajos”.

Don Lafferty, de 59 años, es el director ejecutivo y cofundador de Comfort Media en Bensalem, Pensilvania. Tiene un negocio especializado que ayuda a los fabricantes de sistemas de calefacción y refrigeración a mejorar sus estrategias de difusión digital. Solía ser un muy buen ejecutivo de ventas, pero también era bueno para hacer otra cosa: escribir, como dice, “una aptitud que siempre tuve”.

En el 2005, escribió un artículo sobre el uso de la entonces popular plataforma MySpace para los negocios. Señala que “antes de darme cuenta, todas estas empresas me pedían que les ayudara a crear estrategias digitales en MySpace”. No pasó mucho tiempo hasta que se convirtió en cofundador de Comfort Media.

O podrías convertir tu sueño en un negocio, como Valerie Valente, de 57 años, quien a los 51 abrió el Journey Inn Bed and Breakfast en Hyde Park, Nueva York, tras una larga carrera como ejecutiva editorial. “Tuve este deseo toda la vida. Me levanto temprano y me encanta cocinar y atender a los clientes”, dice Valente.

Le gustaba el trabajo editorial, pero como dice ella, “para ser sincera, me gustaba ser la jefa y odiaba ser la empleada. Por eso cuando la industria editorial empezó a decaer, lo vi como una señal. Algo me hizo sentir que era el momento oportuno”. 

“Estoy aprendiendo muchas cosas nuevas. Tenía un profundo deseo de ayudar, y lo estoy haciendo. Siento una nueva sensación de dinamismo”.

- Jill Scherer Murray

Retos y oportunidades

No hay duda de que existen dificultades, las mismas que reportan los empresarios de todos los grupos de edades: el inicio, la financiación, la repentina falta de un sistema de apoyo. “Cuando trabajas en el ámbito corporativo —dice Mock— te respalda una infraestructura y tal vez un equipo de ventas. Cuando lo dejas, de pronto ya no tienes nada de eso”.

“Además, la discriminación por edad es una realidad que puede dañar la confianza de la gente que comienza”, añade Weinstock.

Jill Scherer Murray, de 56 años, conoce ese sentimiento.

Es la fundadora de Let Go For It LLC, de Doylestown, Pensilvania. Comenzó la empresa después de trabajar 25 años en el mundo corporativo. Su futuro comenzó con su charla TEDx del 2016 titulada “The Unstoppable Power of Letting Go”, que hasta ahora han escuchado más de 1.7 millones de personas. La charla dio lugar a un sitio web, una empresa y un libro que se publicará en el 2020. Para identificar los obstáculos del progreso, Murray les recomienda a las empresas y los propietarios que “dejen de lado lo que los retiene para lograr una mejor vida y mejores resultados”.

Sin embargo, hasta Murray ha tenido sus momentos de duda. “A los 54 te preguntas: ‘Si esto no resulta, ¿podré conseguir algo tan bueno como esto?’” Señala que aclaró esa duda “al aceptar que esto era lo que realmente siempre quise hacer. Algo con más trascendencia”.

“Estas empresas tienden a durar más porque las personas mayores que las iniciaron ahora están haciendo lo que quieren hacer”, dice Mock.

En general, también lo están pasando muy bien. El 75% de las personas que participaron en la encuesta de Guidant Financial/LendingClub reportaron un nivel de satisfacción de 8 a 10 en una escala de 10. Estos resultados corresponden al nivel empresarial, pero fue incluso más alto en el nivel personal.

“Ha sido todo lo que esperaba”, dice Valente, propietaria de la posada con servicio de desayuno. “Conocemos a nuestros clientes, que siempre vuelven. Logramos conocer a la comunidad empresarial de la zona y nos complace ser parte de la comunidad en general”.

“Ay, Dios mío, me encanta”, dice Horowitz-Greberman. “En primer lugar, me motiva para salir de la casa y me mantiene ocupada. Además, me encanta tratar con los lugareños, puedo conocer gente y lo disfruto. Me gusta que me miren a los ojos y me hablen”.

“Todo ha sido muy gratificante en lo personal", dice Murray. "Me escriben personas de India, Finlandia, Brasil, y todas tienen comentarios excelentes”.

Para Lafferty, “la empresa que uno inicia está destinada a ser gratificante. De otro modo, no lo harías”.

“Los años siguientes a cumplir 50 son un momento muy interesante”, dice Murray. “Si llegas a esta edad, estás dispuesto a recibir sorpresas en la vida. Con este nuevo rumbo estoy aprendiendo muchas cosas nuevas. Tenía un profundo deseo de ayudar, y lo estoy haciendo. Siento una nueva sensación de dinamismo”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO