Skip to content
 

Enamórate nuevamente de tu trabajo

Sigue el enfoque HOVER para redescubrir la alegría en el trabajo y la felicidad en tu carrera profesional.

Hombre con las manos empuñadas y mirnado hacia arriba, en señal de felicidad - 5 pasos para enamorarse de nuevo de su trabajo

Istock

Encuentra la manera de salir de la depresión que te hace sentir que "odias tu trabajo" y busca oportunidades en el trabajo que te desafíen.

In English |  Es fácil caer en la depresión y "odiar tu trabajo".

Tal como lo digo en mi nuevo libro, Love Your Job: The New Rules for Career Hapiness (Adora tu trabajo: las nuevas reglas para la felicidad profesional), podría ser que tu camino hacia un ascenso no esté claro, o no exista. Te sientes como si estuvieras atrapado en un trabajo sin futuro. Estás aburrido. No tienes buena relación con tu jefe.

Si te sientes así, no estás solo. Según una investigación realizada por Gallup, menos de un tercio de los empleados en Estados Unidos se sienten comprometidos en el empleo.

Tan solo "mandar el trabajo al diablo" probablemente no es la mejor solución; especialmente si tienes más de 50 años y no tienes un nuevo empleo listo o no has ahorrado lo suficiente para jubilarte.

Pero puedes aprender a "adorar tu trabajo" y a redescubrir la alegría en tu empleo actual.

Considera la posibilidad de aprovechar las cinco cualidades de mi enfoque que he llamado HOVER por las siglas en inglés de: esperanza, optimismo, valor, entusiasmo y resistencia; para crear el cambio que quieres.

Esperanza

Convéncete de que puedes alcanzar tus metas, y encontrarás la manera de hacerlo. Pregúntate: "¿Qué puedo hacer para mejorar en el trabajo?" y no "¿Qué puede hacer mi jefe por mí?"

Lleva un control de lo que te molesta en el trabajo en un diario de "Remodelación del empleo" durante una semana. Si observas que las mismas inquietudes, preocupaciones y puntos de vista pesimistas continúan apareciendo, te ayudará a ver lo que tienes que hacer: O bien haces algunos cambios o no le prestas más antención.

No insistas en lo que está mal o que te hace sentir impotente. Haz una lista de todas las cosas que te gustan o que te gustaron alguna vez de tu trabajo. Créeme, todavía hay cosas que son buenas. Puede ser tan sencillo como disfrutar de pasar un rato con tus compañeros de trabajo o creer en la misión de la organización.

O te podrían gustar las tareas especiales que te sacan de tu zona de comodidad. A veces los mejores trabajos son los que nos asustan un poco en ocasiones. Pero cuando nuestros trabajos comienzan a pesar sobre nosotros, es fácil olvidar que una vez disfrutamos de esos momentos mágicos.

Optimismo

Cuando eres optimista, tienes recursos que puedes explotar para tomar medidas y ver posibilidades y soluciones a los problemas en el trabajo. Tener una actitud de "poder hacer" te ayuda a recuperarte más rápido del rechazo y a resistir a la tentación de darte por vencido. También te abre los ojos y te indica en qué forma puedes y no puedes lograr un cambio.

Concéntrate en lo que va bien y deja de pensar tanto en lo que va mal o puede salir mal.

Mantén una lista de cosas "buenas", o una lista de gratitud, y úsala para reiniciar tu día; todos los días. El optimismo se deriva de la gratitud. El agradecimiento es un gran antídoto para lo que te molesta.

Acércate a alguien y agradécele por hacerte quedar bien en el trabajo. Yo trato de pensar en por lo menos una cosa relacionada con el trabajo por la cual estoy agradecida cada día. Como trabajo desde casa, puede ser tan simple como comunicarme con un colega en LinkedIn, Twitter o Facebook. Las interacciones con los demás, aunque sean virtuales, te pueden liberar y hacerte sentir como si alguien se fijara en ti y en tu trabajo.

Valor

Ten la confianza interior de saber que si haces el esfuerzo, obtendrás resultados o verás progreso. Valora tu propio trabajo, habilidades y talentos. Cree en ti.

Sigue aprendiendo cosas nuevas. Las personas que conozco que realmente disfrutan de su trabajo por lo general participan en esfuerzos de aprendizaje o de autosuperación.

Cuando estás aprendiendo, prestas atención al mundo que te rodea. Te das cuenta de las cosas. Escuchas con más atención. Si solo puedes hacer una cosa para lograr un cambio en este momento, aprende algo nuevo.

Desafíate y ponte a estudiar nuevas cosas relacionadas con tu trabajo. Agregar nuevas habilidades puede llevar a nuevas responsabilidades en el trabajo y a convertirte en un empleado más valioso.

Traza un plan para mejorar tu desempeño y establece metas a largo y a corto plazos. Podrías tomar una clase para mejorar tus habilidades o aprender otras nuevas. Busca oportunidades de desarrollo y formación profesional que ofrece tu empresa. Mejora tus habilidades tecnológicas. Aprovecha los sitios de aprendizaje en línea como TED, Khan Academy y lynda.com.

Entusiasmo

Cuando eres entusiasta, la gente quiere lo que tú tienes. Quieren estar cerca de ti. Quieren que tú estés en su equipo. El entusiasmo es contagioso. Aumenta tu energía y te ayuda a hacer frente a los cambios.

Tu actitud es algo sobre lo cual tú tienes control. Puedes optar por ser optimista. Tener una actitud positiva y el deseo de aprender, y mantenerte al día con diferentes habilidades y la tecnología, te ayuda a mantenerte relevante y competitivo en el mundo laboral actual, así como a mantener una ventaja.

Incluso si sientes que eres una pieza más en medio de una gran estructura organizacional, puedes llevar tu carrera profesional como una empresa unipersonal. Imagina que eres empresario y que tu empleador es tu cliente principal. Piensa cómo te puedes volver más valioso para tu empresa mediante la ampliación de la gama de "productos" o habilidades que ofreces.

Resistencia

Cuando eres resistente, no caes en la tentación de quedarte en el pasado y de desanimarte por el fracaso o la adversidad. En vez de ello, te recuperas y te concentras en el futuro.

Mira el panorama completo. Deja a un lado tus preocupaciones por esta semana y piensa en cómo sería el éxito para ti en un plazo de cinco años.

Sal de tu escritorio y conoce gente nueva en el trabajo. Entérate de lo que hacen y cómo contribuyen.

Ponte al día en tu industria. Configura una búsqueda en Google para que puedas leer artículos sobre tendencias y acontecimientos informativos.

Por último, ponte en forma. Adquiere la resistencia que necesitas para alcanzar el verdadero éxito emocional, personal y profesional en tu vida laboral. Consume una dieta saludable y haz ejercicios algunos días de la semana. Cuando estás en forma, tienes más energía. Vas a sentirte bien y a tener una actitud positiva para empezar a hacer cambios.

Kerry Hannon, experta de AARP en empleos, se especializa en segundas carreras y es autora galardonada. Su obra incluye What's Next? Finding Your Passion and Your Dream Job in Your Forties, Fifties and Beyond (¿Qué viene después? Cómo encontrar tu pasión y el empleo de tus sueños a los cuarenta, a los cincuenta o más tarde) y Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work That Keeps You Happy and Healthy … and Pays the Bills (Excelentes empleos para las personas de 50 años o más: cómo encontrar un trabajo que te mantenga contento y saludable... y capaz de pagar las cuentas). Síguela en Twitter en @kerryhannon.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO