Skip to content
 

Cómo hablar con tu jefe y que valore tu trabajo

¿Te sientes atrapado o poco apreciado? Cómo pedir nuevas responsabilidades y mayor reconocimiento.

Hombre de negocios sentado conversando con su jefe mas joven - Se feliz en tu trabajo

FOTO: GETTY IMAGES

Cómo hablar con tu jefe sobre cómo sentirte más feliz en el trabajo

In English | Hay muchas formas en las que puedes llegar a sentirte insatisfecho en el trabajo.

Quizás has trascendido tu puesto y te siente demasiado calificado. Te sientes preso de la rutina, aburrido con el trabajo habitual y cotidiano. O te sientes enojado o frustrado al no recibir las oportunidades y elogio que te has ganado.

Toma un respiro. Puedesvolver a encaminarte. Pero tendrás que armarte de valor y tener esa "conversación" con tu jefe.

Si eres como yo, solo la idea de reunirse con el jefe para hablar sobre tu futuro te da miedo. Pero si deseas un cambio, dilo. tu felicidad depende de ello.

La conversación no tiene por qué ser conflictiva. A fin de cuentas, tu jefe probablemente ni tenga idea de tu frustración. En cambio, utiliza esta oportunidad para destacar tus habilidades, aptitud y objetivos. Se claro respecto a lo que le ofreces a la empresa y qué dirección te gustaría que tomara tu carrera.

Pregunta a tu jefe pues las siguientes cinco preguntas puede hacer toda la diferencia.

1. ¿Puedo recibir un aumento?

En pocas palabras, el dinero puede hacerte feliz. Es difícil encontrar el valor para pedir un aumento salarial. Dicho esto, "Nunca he oído que a alguien le hayan despedido por haber pedido un aumento", dice Phyllis Mufson, orientadora de profesiones.

Afortunadamente, según una encuesta realizada recientemente, en el 2013, las empresas esperan aumentar el sueldo base un promedio de un 2,9 %.

Pero según Suzanne Lucas, que escribe en su blog como Evil HR Lady, si esperas a solicitar un aumento durante tu evaluación anual, casi siempre es demasiado tarde. "Perdió la oportunidad. El dinero para el año ya se ha asignado y tu jefe no podría aumentar su sueldo sin rebajar el de sus compañeros de trabajo, y eso no va a suceder".

Mejor, solicita un aumento tres o cuatro meses antes de la evaluación anual, sugiere Lucas. O pídelo tras haber terminado un proyecto importante o resuelto un problema difícil con un cliente. Aprovecha esos momentos cumbres antes de que se olviden de tus esfuerzos.

Algo que nunca debes hacer: no dés explicaciones a tu jefe al solicitar un aumento, sea porque no puedes pagar tus cuentas, sus hijos adultos se acaban de mudar con usted o tu esposo te dejó. "A tu jefe no le importa. Tu sueldo no se establece en base a lo que necesitas para tus gastos, sino según el valor que brindas a la compañía", dice Lucas. "Si piensas solicitar un aumento, demuestra que haces un trabajo extraordinario".

Eso significa hacer una lista de sus responsabilidades de trabajo y explicar cómo has contribuido a las ganancias netas de la empresa. Imprime todos esos correos electrónicos en los cuales lo felicitan por haber realizado "un trabajo excelente".

Revise sitios web tales como salary.com, payscale.com y glassdoor.com para informarte acerca de los salarios promedio a nivel nacional y las escalas salariales para tu industria, ciudad y región. Ten una cifra en mente, pero no solicites una cantidad específica: es mejor sugerir una escala.

Si la empresa en que trabaja está despidiendo a trabajadores e intentando reducir gastos, puede tener que esperar hasta que mejore la situación.

2. ¿Podríamos cambiar mi trabajo?

Si has estado desempeñando tu cargo por un tiempo, y en el transcurso de este período te han dado más responsabilidades, solicita un ascenso. O considera un cambio de título o actualizar la descripción de las responsabilidades de tu puesto, que posiblemente te ayuden a recibir el reconocimiento y la respetabilidad que deseas.

Un título más prestigioso puede traerte recompensas en el futuro, especialmente si decides cambiar de empleo. Los posibles empleadores futuros se impresionarán, y posiblemente te será más fácil solicitar un salario más alto.

Si no es posible que te asciendan, ofrécete a trabajar en algo que no sea habitual para tí. ¿Tiene la compañía alguna iniciativa especial o existe algún proyecto en el que nadie desea trabajar? Tal vez exista alguna oportunidad para compartir un puesto que te permita trabajar en otro departamento o sección por varios meses. Si algún empleado está ausente por licencia, quizás puedas realizar su trabajo hasta que regrese.

Explica cómo tus nuevas responsabilidades ayudarían a la compañía. Podrás brindar una nueva perspectiva, generar ideas creativas o proveer liderazgo a un proyecto en particular.

3. ¿Hay formas no salariales de aumentar mi remuneración?

Si a tu jefe no le es posible darle un aumento en este momento, tal vez le sea más fácil ofrecerle un bono u acciones como reconocimiento de tus contribuciones. O quizás te pueda ofrecer unos cuantos días personales adicionales o tiempo de compensación por las largas horas que trabajó en algún proyecto.

Si le interesa continuar sus estudios, ¿podría tu jefe apoyar tu deseo de volver a estudiar para obtener una certificación o un posgrado?

4. ¿Podríamos cambiar mi horario laboral?

Existen varias posibilidades: trabajar a distancia, semanas de trabajo condensadas, puestos compartidos y horarios a tiempo parcial.

Deberás ser muy convincente para lograr que te permitan trabajar ese horario tan deseado. Muchos jefes temen perder el control si sus empleados no se encuentran cerca. Necesitas calmar ese temor y demostrar que puedes realizar tu trabajo con un horario más flexible.

Escribe una propuesta que explique cuál sería tu horario laboral y cómo se beneficiaría tu empleador. Por ejemplo, puedse optar por una reducción salarial mientras la empresa conserva a un trabajador experimentado que está dispuesto a trabajar menos horas.

Con el trabajo a distancia, eliminarás el tiempo perdido en los viajes de ida y vuelta a la oficina. Trabajarás más eficientemente con menos intrusiones de compañeros de trabajo. Si trabajas desde tu hogar o compartes un puesto con un compañero de trabajo, probablemente le ahorres a la empresa gastos relacionados con el espacio de oficinas. En general, es buena idea concordar un período de prueba por unos meses para que tú y su jefe puedan darse cuenta de cómo está funcionando el plan y hacer ajustes si fuese necesario.

5. ¿Puedo ser mentor de alguien?

Muchas empresas grandes ofrecen programas de mentores y patrocinadores. Si en donde trabajas no existe un programa formal de mentores, déjale saber a tu jefe que te interesa trabajar con un empleado principiante o nuevo para orientarlo y poder apoyarlo y asesorarlo si fuese necesario.

Kerry Hannon, experta de AARP en trabajo, se especializa en segundas carreras y es una autora galardonada. Su último libro es Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work That Keeps You Happy and Healthy … and Pays the Bills (Excelentes empleos para todas las personas de 50 años o más: Cómo encontrar trabajo que lo mantenga contento y saludable... y capaz de pagar las cuentas).

También te puede interesar:

 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO