Skip to content
 

Trabajo a distancia, ¿es para usted?

El teletrabajo no es para todos. Hágase estas preguntas antes de decidir si le conviene trabajar desde casa.

In English | Es fácil entender el atractivo de trabajar desde el hogar, sea a tiempo completo o parcial. Los empleados que trabajan a distancia están más contentos y son más leales, y presentan menos ausencias no programadas, según una encuesta reciente llevada a cabo por la firma de recolocación laboral Challenger, Gray & Christmas.

Vea también: 5 excelentes negocios para hacer desde casa.

Mujer que trabaja en la computadora portátil en casa - ¿trabajar desde la casa es adecuado para usted?

Foto: Helena Wahlman / Alamy

Trabajar a distancia a tiempo completo puede llevarlo a perderse valiosas relaciones que se generan en el lugar de trabajo, productivos intercambios de ideas e incluso una promoción.

Los empleadores han tomado nota. El U.S. Bureau of Labor Statistics (Departamento de Estadísticas Laborales de EE. UU.) informa que cerca de una cuarta parte de los estadounidenses empleados trabajan desde el hogar algunas horas por semana. Según un estudio del 2012 realizado por el Families and Work Institute, en el 2012, el 63 % de los empleadores afirmaron que permitían a sus empleados trabajar a distancia, muy por encima del 34 % que arrojó el 2005.

Pero no existe una regla universal en materia de trabajo a distancia. El trabajo a distancia exitoso dependerá de factores tales como su personalidad, sus hábitos laborales, sus metas profesionales, el tipo de trabajo que realice y la cultura corporativa de su empleador.

Si piensa pedirle a su empleador que modifique sus condiciones de trabajo, tal vez le convenga hacerse estas preguntas antes de hablar con su jefe:

1. ¿Es mi empleo adecuado para el trabajo a distancia?

Los mejores trabajos a distancia a menudo requieren un espacio tranquilo para investigar, leer y procesar información sin distraerse. El trabajo virtual, por ejemplo, se ajusta naturalmente si su trabajo tiene base en la web. También hay trabajos a distancia en el ámbito de la contabilidad, las ventas, las relaciones públicas, las transcripciones médicas y los servicios de atención al cliente.

Muchos de estos empleos son realizados por trabajadores independientes o contratados que trabajan desde una oficina en el hogar. Por su naturaleza misma, estos puestos en general no requieren el tiempo cara a cara que se asocia con el compartir con compañeros de oficina, supervisar a otros empleados o participar de reuniones.

Más sobre el trabajo a distancia 

Un estudio de marzo del 2013 conducido por la firma Challenger, Gray & Christmas encuestó a 120 ejecutivos de recursos humanos.

Las principales razones que dieron los empleadores para ofrecer trabajo a distancia:  

  • Ofrecer un mejor equilibrio trabajo/vida (el 32 %)
  • Aumentar la productividad (el 30 %) 

La principal razón que dieron los empleadores para considerar la eliminación de los acuerdos de trabajo a distancia:

  • Una disminución de la colaboración (el 42.9 %)

Si usted tiene que estar presente en el lugar para realizar su trabajo, hay escasas probabilidades de que logre hacer la transición a un trabajo a distancia. Lo mejor que podría llegar a negociar con su jefe es un día ocasional para trabajar desde su hogar.

2. ¿Estoy preparado para trabajar a distancia?

Para trabajar desde el hogar de manera regular, necesitará ser organizado, disciplinado, contar con excelentes habilidades para manejar el tiempo y ser emprendedor. Puede resultar que termine trabajando más, porque no es sencillo ignorar las llamadas telefónicas y correos electrónicos de sus jefes o compañeros de trabajo, incluso cuando, técnicamente, usted no tendría por qué estar en su puesto. Puede resultar realmente difícil retirarse de la computadora y poner fin a la jornada. Es preciso que logre establecer límites firmes entre el trabajo y el hogar.

3. ¿Puedo, desde el punto de vista técnico, lograr que funcione?

Deberá ser capaz hallarse cómodo para comunicarse por teléfono, correo electrónico y videoconferencia. Si debe hacer presentaciones o asistir a alguna capacitación, debería familiarizarse con programas de reuniones en línea, como GoToMeeting, Cisco WebEx, Join.me, TeamViewer o Google+ Hangouts. Algunos son gratuitos; otros, no. Averigüe qué plataforma prefiere su compañía o departamento de informática.

Si bien no tiene que ser un genio de la informática, los “ludistas” —los que no pueden operar un teléfono inteligente o se niegan a manejar las últimas novedades tecnológicas— deben abstenerse. Los trabajadores a distancia tienen que poder identificar y enfrentar los problemas tecnológicos, y solucionarlos. Para aquellos problemas que no pueda solucionar por su cuenta, deberá tener buena relación con alguno de sus compañeros del departamento de informática, para que le pueda dar una mano sin demora. Ningún jefe tolerará “dificultades técnicas” recurrentes. A los trabajadores independientes les convendrá tener a un técnico amigo.

4. El trabajo a distancia, ¿es realmente tan bueno como estar presente en el lugar?

El trabajo a distancia puede llevarlo a perderse valiosas relaciones en el lugar de trabajo, ideas, intercambios de ideas, y la colaboración que uno obtiene simplemente al estar presente en las reuniones o conversar en el comedor. Por muy en contacto que pueda estar por teléfono, correo electrónico o videoconferencia, ¿logrará percatarse de esas pistas comunicativas no verbales y saber exactamente qué esperan de usted su jefe y sus compañeros de trabajo?

Además, conviene que tenga en cuenta que algunos de sus compañeros de trabajo podrían envidiar su nuevo arreglo laboral, en especial si el trabajo de ellos no se ajusta a la modalidad de trabajo a distancia.

Si está en transición hacia un programa de trabajo a distancia a tiempo completo, intente asistir a las reuniones importantes siempre que le sea posible. Es clave para no caer en el síndrome de "ojos que no ven, corazón que no siente” y para mantenerse en buenos términos con sus compañeros de trabajo. Podría acordar estar presente cuando se comiencen nuevos proyectos u otras iniciativas de la compañía. Pero incluso cuando haya un evento que no sea estrictamente comercial como la jubilación o la promoción de un colega, asista para demostrar su apoyo y su conexión con sus compañeros.

5. ¿Qué tan importante es el desarrollo profesional? 

Según el Korn/Ferry Institute, el 60 % de los 300 encuestados en un sondeo reciente afirman que el trabajo a distancia inhibe el crecimiento profesional.

“La percepción es que si uno no está en la oficina, es más probable que pierda reuniones importantes, que no se lo considere para una promoción o que se convierta en blanco en caso de despidos por reducción de personal”, afirma John A. Challenger, director ejecutivo de Challenger, Gray & Christmas.

Ana Dutra, directora ejecutiva de Korn/Ferry Leadership and Talent Consulting, coincide. “Si bien el trabajo desde el hogar puede redundar en beneficios tanto para las empresas como para los trabajadores, también puede conducir a una ‘invisibilidad’ que limita oportunidades de progreso profesional”, explica Dutra. “Es importante que los trabajadores a distancia permanezcan lo más interconectados posible con sus colegas y jefes en la oficina”.

Y recuerde:  cualquiera que sea el acuerdo que logre, tal vez no sobreviva a un jefe nuevo o a un puesto nuevo. Tal vez deba renegociar un acuerdo de trabajo a distancia —a tiempo completo o parcial— si la situación cambia en la oficina.

6. Ahora bien, ¿cómo puedo convencer a mi jefe?

Una mayor eficiencia debería encabezar su lista de "por qué deberían dejarme trabajar a distancia".  De hecho, una mayor productividad fue la principal razón para permitir a los empleados trabajar desde el hogar, según las encuestas tanto de Challenger como de Korn/Ferry.

Redacte el borrador de una propuesta que describa cuál sería su cronograma de trabajo, la cantidad de horas que trabajaría, como se manejarían las horas extras no planificadas y con qué frecuencia usted haría una visita a la oficina. Podría acordar que, cuando surjan nuevos proyectos o problemas que la compañía intenta solucionar, trabajará en la oficina.

Para sellar el acuerdo, solicite un período de prueba de tres a seis meses, para que tanto usted como su jefe puedan ver cómo funciona el arreglo y ajustar lo que haga falta.

En última instancia, la mejor manera de convencer a su jefe es demostrar, no decir. Una sólida ética laboral que produzca resultados confiables será su pasaje directo al reconocimiento del trabajo a distancia y, finalmente, a su felicidad laboral.

Kerry Hannon, experta de AARP en trabajo, se especializa en segundas carreras y es autora galardonada. Su último libro se titula Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work That Keeps You Happy and Healthy… and Pays the Bills.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO