Skip to content
 

8 pasos hacia un nuevo trabajo en el 2019

Entrevistas virtuales, habilidades sociales y trabajo temporal darán forma al mercado.

Línea de mujeres y hombres esperando a ser llamados

Getty Images

In English | Si te has prometido hacer del 2019 el año para encontrar un nuevo trabajo, te presentamos estas ocho formas en que puedes prepararte. Comprender las tendencias actuales de reclutamiento —desde el aumento de puestos temporales hasta la importancia de las habilidades sociales— puede ayudarte a conseguir el trabajo que deseas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Ten claros tus objetivos

Define bien el tipo de trabajo que estás buscando y cómo se alinea con tus destrezas y aptitudes. ¿Realmente deseas repetir tu antiguo trabajo, solo con un salario más alto o mejores beneficios? ¿Estás buscando oportunidades para trabajar desde casa? ¿Deseas un trabajo flexible, a tiempo parcial, estacional o de tiempo completo?

Más importante aún, ¿hay una empresa o una organización sin fines de lucro en tu ciudad que tenga una misión o producto que tú respetas y valoras? Una estrategia para encontrar un nuevo trabajo es comenzar por definir para quién quieres trabajar y por qué. Luego, echa un vistazo a los sitios web de esas organizaciones para encontrar oportunidades a través de sus listas de empleo. Busca personas específicas que conozcas que trabajen en la empresa o que podrían conocer a alguien que trabaje allí.

A menudo es a quién conoces, no lo que sabes, cuando se trata de obtener la primera entrevista. El 60% de los solicitantes de empleo han referido a un amigo o contacto a una empresa para la que han trabajado, y el 35% de los solicitantes de empleo obtuvieron su trabajo actual o el más reciente a través de una recomendación, según un informe de Jobvite del 2018.

Considera un empleo temporal

Esa es la nueva realidad. Y lo hemos visto desde hace un tiempo. Los empleadores están preocupados por la posibilidad de una recesión, la volatilidad del mercado de valores y otros grandes acontecimientos económicos. Como resultado, están minimizando los riesgos y los costos asociados con la contratación de empleados a tiempo completo, lo que conlleva gastos adicionales de beneficios como planes de jubilación patrocinados por el empleador y seguro de salud. El resultado: los empleadores ofrecen puestos a tiempo parcial y por contrato con la posibilidad de hacer la transición a tiempo completo en el futuro.

No son solo los trabajadores de mayor edad los que se enfrentan a este esquema de contratación. Los de la generación del milenio también están aceptando trabajo por contrato y empleos paralelos para pagar el alquiler y los préstamos estudiantiles. Esto podría favorecerte. La ventaja es que esa es tu oportunidad de explorar la compañía antes de que quedes atrapado en un trabajo que no te guste. Mejor aún, mantienes tu currículo activo, tus habilidades al día y estableces nuevas relaciones.

Espera ver más tecnología

Verás que este año será más difícil que haya un toque humano. El proceso de contratación se está volviendo cada vez más impersonal, con más solicitudes para que los postulantes realicen evaluaciones de personalidad en línea y acepten entrevistas "virtuales" a través de un programa grabado de computadora. Los empleadores se están conectando cada vez más con los candidatos en entornos de encuentro en línea: mensajes de texto, salas de chat, reuniones Zoom, WhatsApp, Facebook y otros espacios cibernéticos.

Los empleadores también navegan por los sitios de redes sociales para obtener más información de ti, a veces incluso antes de programar una entrevista. El 70% de los empleadores utilizan los sitios de redes sociales para investigar a los candidatos, mientras que otro 7% planean comenzar a hacerlo, según una encuesta de CareerBuilder. De los que hacen investigación en redes sociales, el 57% han encontrado contenido que resultó en que no contrataran a candidatos. Entiende cómo las redes sociales afectan tu búsqueda de trabajo y aprende cómo puedes lucirte en tu entrevista virtual.

Toma en serio las habilidades sociales

Incluso con el aumento del uso de computadoras en la fuerza laboral y para el proceso de reclutamiento, las habilidades humanas son más importantes que nunca. Según un análisis de ofertas de trabajo (en inglés), currículos y perfiles sociales por parte del Strada Institute for the Future of Work, los solicitantes de empleo que quieran ser competitivos deben enfocarse en las habilidades sociales. "Las habilidades humanas, como el liderazgo, la comunicación y la resolución de problemas, se encuentran entre las habilidades más demandadas en el mercado laboral", según sus conclusiones. Según el informe: "La automatización creará una oportunidad para que las personas utilicen en el trabajo sus habilidades humanas innatas que las máquinas tienen más dificultades para replicar: destrezas sociales y emocionales, creatividad, proporcionar pericia, capacitación y desarrollo a otros".

Los empleadores buscan habilidades en dos categorías: técnicas y sociales. Las habilidades técnicas (también conocidas como habilidades laborales) son aquellas requeridas para hacer el trabajo, como seguridad de redes, contabilidad, mercadeo, análisis de datos o diseño gráfico. Estas habilidades por lo general se pueden aprender y son cuantificables. Por ejemplo, puedes obtener un título o una certificación o al menos señalar un curso en una transcripción que muestre que recibiste capacitación en un área en particular. O puedes señalar los empleos que tuviste que requerían esas mismas habilidades. 

Las habilidades sociales son más subjetivas y más difíciles de cuantificar, como la capacidad de comunicarse con claridad, resolver problemas, administrar tu tiempo y trabajar bien en equipo. En muchos sentidos, estas habilidades, que incluyen tus perspectivas y actitud, son indicadores de qué tan bien encajarás en el puesto. Los empleadores quieren estar seguros de que trabajarás eficazmente con tus compañeros de trabajo, tu supervisor y los clientes de la organización. También quieren estar seguros de que puedes pensar con calma y tomar decisiones inteligentes. 

Toma nota de las habilidades transferibles. Si estás cambiando de industria, estás "redistribuyendo" las habilidades que ya posees. La mayoría de las habilidades sociales son transferibles a una nueva industria. Para reforzar tus habilidades, puedes consultar las instituciones académicas de tu comunidad para ver los cursos que ofrecen a través de Coursera, la plataforma de aprendizaje de edX, LinkedIn y Udemy.com.

Enfócate en el estado físico

No tienes que correr grandes distancias ni levantar pesas, pero sí desarrolla un régimen de ejercicios (caminar, nadar, clases de spinning) que puedas cumplir un par de veces a la semana, y presta atención a la nutrición y a la salud. Cuando estás en buen estado físico, puedes proyectar una actitud positiva. Tienes energía y te sientes seguro. 

Una situación financiera adecuada también es una ventaja. Haz un presupuesto. Reduce las deudas. Si no estás limitado por la necesidad de un salario determinado para pagar las facturas, sé sagaz y mantente abierto a opciones en las que el pago quizás no sea tan alto pero el trabajo es gratificante. Y la búsqueda de empleo es estresante, así que la aptitud espiritual puede ayudarte a resistir. Quizás quieras ensayar la meditación de atención plena, yoga o taichí para ayudarte a mantenerte enfocado. 

Las cartas de presentación son importantes

A pesar de que envías tu currículo de forma electrónica, tu carta de presentación puede marcar la diferencia, si se hace bien. Este saludo de una página es donde les dices a los empleadores de inmediato cómo tus habilidades pueden ayudarlos a alcanzar sus metas. Una forma de hacerlo es compartir una historia rápida de algo en tu vida, personal o profesional, que resuene con la misión y el trabajo que harías para la empresa. 

Para escribir de manera persuasiva, deberás hacer investigación sobre el posible empleador y la industria en general. Estudia las páginas de internet, Facebook, Instagram, LinkedIn y Twitter de la empresa. Echa un vistazo a las evaluaciones de empleados en Glassdoor.com. Averigua quién es el gerente de contratación, o quién podría ser tu supervisor si consiguieras el trabajo, y busca a la persona en LinkedIn. ¿Comparten algún pasatiempo, intereses de voluntariado, contactos profesionales, alma mater o ciudad natal? Esto podría mejorar sustancialmente tu carta de presentación.

Recarga tu currículo

Un perfil actualizado en LinkedIn sigue siendo esencial para un gran número de empleos. Tu página de resumen conversacional en ese sitio puede hacer la diferencia para conseguir una entrevista. Sin embargo, tu currículo es tu tarjeta de presentación indiscutible. Es tu hoja de estadísticas y proporciona de manera rápida detalles esenciales sobre el desarrollo de tu carrera. No es tu biografía, sino un anuncio publicitario y una pequeña muestra para llamar la atención de un empleador. Y, sí, puede ser más de una página, pero no exageres. 

Quizás quieras considerar el uso de un servicio que ofrece críticas y sugerencias de redacción, como AARP Resume Advisor.

Mantén una actitud positiva

A pesar de todas las noticias sobre empleadores que buscan empleados ansiosamente, encontrar un buen trabajo puede ser un problema, especialmente para los trabajadores mayores. 

Hay una variedad de factores que entran en juego cuando buscas empleo, ya sea que un gerente de contratación piense que tu personalidad se ajustará a la cultura de la empresa o que tu solicitud pase los elusivos filtros de entrada en línea. Ninguna de estas cosas refleja necesariamente tu capacidad para hacer bien el trabajo. Estos obstáculos potenciales están fuera de tu control, así que no te culpes. Dirige tu atención a los objetivos que has alcanzado en tu carrera y en tu vida personal. Rodéate de personas que te apoyan y admiran. Aliméntate de lo positivo; es energizante. 

Haz algo cada día para llevar tu búsqueda de trabajo al siguiente nivel. Encuentra un compañero de búsqueda de trabajo para que tengas a quién rendirle cuentas. Encuentra un consejero de carrera para que recibas consejos imparciales. Ten un poco de valentía y diles a todos los que conoces que estás buscando trabajo. El que no arriesga, no gana.

Kerry Hannon, experta en empleos de AARP, es la autora de Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work That Keeps You Happy and Healthy … and Pays the Bills , Getting the Job You Want After 50 for Dummies, Love Your Job  y What’s Next? Finding Your Passion and Your Dream Job in Your Forties, Fifties, and Beyond.
 Síguela en Twitter en @kerryhannon.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.