Skip to content
 

La energía

La crisis que se avecina.

In English | ¿Recuerda el petróleo? Hubo una época en que estábamos enviciados con el petróleo, como drogadictos enchufados al motor de nuestro Hummer. (¿Y quién recuerda aquellas esponjas de gasolina?) Ahora construimos plantas nucleares libres de carbono y alfombramos el Sur con paneles fotovoltaicos. Todavía usamos carbón y petróleo, pero estamos mucho más cerca de alcanzar el Santo Grial de la energía limpia.

Esta es, al menos, la versión del optimista. Los expertos difieren sobre cómo alumbraremos el planeta en el 2020. La energía nuclear está lista para hacer su reaparición, aunque es poco probable que para el 2020, el átomo proporcione mucho más que el 8,3% que contribuye hoy al mercado energético de EE. UU. Hay muchas opciones de energía renovable innovadoras —¿biocombustibles derivados del verdín de los estanques? ¿Cometas de papel que cosechan vientos en la corriente de chorro?—, pero hasta ahora la carrera para lograr la viabilidad comercial no ha producido una opción lo suficientemente barata como para competir con el carbón, el petróleo y el gas. Así que lo más probable es que presenciemos una lenta caminata, no una carrera, en la próxima década. Generaremos más energía renovable para el 2020, pero no representará más del 10% de la que necesitamos, según el National Research Council (Consejo Nacional de Investigaciones). El Departamento de Energía de Estados Unidos está de acuerdo. Su 2010 Annual Energy Outlook (Pronóstico energético anual del 2010) prevé un incremento en el uso de combustibles fósiles para el 2035.

La versión pesimista: la sed de petróleo (y nuestro lento ritmo de inversión en energía alternativa) significa que nos encontraremos en apuros cuando la producción mundial llegue a su límite, y algunos expertos dicen que esto ya ha sucedido. Ese es el pronóstico del llamado "panorama Peak Oil", que postula que la disminución rápida de las existencias de petróleo provocará un súbito cataclismo económico. "La era del automovilismo sin límites ha llegado a su fin", asegura el crítico social James Howard Kunstler. Su libro The Long Emergency (La larga emergencia), publicado en el 2005, describe un sombrío mundo "después del petróleo". En resumidas cuentas: compre zapatos resistentes, porque va a caminar mucho. "La vida en EE. UU. se volverá sumamente local y austera", dice Kunstler. De modo inquietante, añade: "La generación más joven castigará a los "boomers" (nacidos entre 1946 y 1964) por haber destruido su futuro".

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto