Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Las nuevas pautas de la FDA promueven la dieta baja en sodio

Parte de un esfuerzo más grande para reducir la sal.

Una persona adoba con sal un pedazo de carne

JGI/JAMIE GRILL/GETTY IMAGES

In English

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) emitió nuevas pautas para que los restaurantes y los fabricantes de alimentos reduzcan voluntariamente, durante los próximos dos años y medio, la cantidad de sal que agregan a alimentos como cereales, kétchup y papas fritas. Al hacerlo, los reguladores federales esperan reducir la cantidad de sal que la persona promedio en Estados Unidos come cada día de 3,400 miligramos a 3,000.

Si bien eso sigue siendo más alto que la cantidad diaria recomendada de 2,300 mg al día, la reducción ayudaría, según la FDA, a reducir las tasas de hipertensión, que es una de las principales causas de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales en el país.

La American Heart Association también recomienda no más de 2,300 mg al día, pero sugiere que, idealmente, las personas consuman un máximo de 1,500 mg. Las pautas del Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la FDA proporcionan a los fabricantes de alimentos, restaurantes y operaciones de servicios de comida objetivos a corto plazo para reducir las concentraciones de sodio en varias categorías de alimentos, en lugar de en productos específicos.

La mayoría (70%) del sodio en las dietas de las personas en Estados Unidos proviene de alimentos envasados o de la comida de restaurantes. “Con un consumo promedio de sodio en el país de más de 3,400 mg/día, hay mucho trabajo por hacer para reducir el consumo al límite recomendado de 2,300 mg/día a fin de reducir el riesgo de hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, El objetivo general de esta guía es apoyar la reducción del consumo promedio de sodio a 3,000 mg/día a medida que continuamos el diálogo sobre la reducción del sodio”, indicó la FDA. Los reguladores federales señalan estudios que han demostrado que reducir el consumo de sodio a 2,200 mg al día daría como resultado “decenas de miles de menos casos de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales cada año, así como miles de millones de dólares en ahorros en el cuidado de la salud con el tiempo”. También señalan que iniciativas voluntarias similares han tenido éxito en otros países, incluido el Reino Unido, donde el consumo promedio de sodio disminuyó de 3,800 a 3,240 miligramos por día entre el 2003 y el 2011, un cambio que estuvo acompañado de disminuciones en la presión arterial.