Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Informe vincula alimentos fritos con riesgo de muerte Skip to content
 

Un informe vincula comer alimentos fritos a diario con riesgo de muerte

Olvida las papas fritas... y el pollo y pescado fritos, que son los peores "enemigos".

Pollo frito y costillas

GETTY IMAGES

In English | Una dieta con alto contenido de alimentos fritos se ha vinculado con un riesgo más alto de muerte, y especialmente de muerte por problemas cardíacos, entre mujeres postmenopáusicas. Así dice un informe que se publicó esta semana en la revista BMJ, que halló que las mujeres que comen una porción o más de alimentos fritos al día tienen un riesgo de muerte un 8% más alto que las que se abstienen.

El estudio, que siguió durante varios años a más de 100,000 mujeres de EE.UU. de entre 50 y 79 años, preguntó a las participantes sobre su consumo de alimentos como pollo y pescado fritos y papas fritas. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El pollo y pescado fritos resultaron especialmente culpables. Por ejemplo, vincularon una ración o más a la semana de pollo frito con un riesgo de muerte por cualquier causa un 13% más alto, y un riesgo de muerte relacionada con el corazón un 12% más alto, comparado con las personas que no lo consumen. Asimismo, vincularon una ración semanal o más de pescado o marisco frito a un riesgo de muerte por cualquier causa un 7% más alto, y un riesgo de muerte relacionada con el corazón un 13% más alto. 

Aunque estudios previos ya habían documentado la relación entre el consumo de alimentos fritos y otros resultados de salud, como el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 y cardiopatía, esta conexión con la mortalidad no estaba tan firmemente establecida. Según Wei Bao, autor del estudio y profesor auxiliar de epidemiología en la University of Iowa, hace falta más investigación para determinar los mecanismos exactos en juego. Dice que hay factores como la temperatura a la que se fríe, el tipo de aceite y otras propiedades nutricionales de los alimentos fritos (como el sodio añadido) que podrían desempeñar un papel.

En cuanto a los amantes de alimentos fritos que quieran reducir el riesgo, Bao sugiere que coman alimentos fritos con menos frecuencia y que coman porciones más pequeñas cuando se den el gusto. Al fin y al cabo, dice que "a muchas personas, incluso a mí, nos gusta comer esas comidas de vez en cuando". O, como dice él, quizás sea hora de empezar a cocinar más a la parrilla.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.