Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Los peligros escondidos de las medicinas para el resfrío

Puede que obtengas el alivio que quieres, además de algunos efectos secundarios indeseados.

Los peligros escondidos de las medicinas para el resfrío

Foto: Stuart Bradford

Los descongestionantes pueden elevar la presión arterial.

In English l Los medicamentos sin receta para el resfrío pueden ayudar a aliviar síntomas como la congestión nasal y el dolor de garganta, pero en ocasiones son más los daños que los beneficios que obtienes de ellos. "Las personas piensan que estos medicamentos son seguros porque se pueden obtener sin receta", dice Leigh Ann Mike, farmacéutica y miembro de la Facultad de Farmacia de University of Washington. "Pero eso no es siempre cierto". Aquí te presentamos algunos peligros a los cuales tienes que prestar atención —y algunas maneras de evitarlos—.

El acetaminofén y los daños al hígado

Si utilizas acetaminofén (como el Tylenol) para aliviar el dolor de artritis y tomas una pastilla de acetaminofén para el dolor de cabeza y medicamentos para el resfrío habrás sobrepasado la dosis máxima diaria de entre 3,000 y 4,000 miligramos de este analgésico común. Cada año aproximadamente 78,000 personas terminan en la sala de emergencias por intoxicación con acetaminofén, lo cual puede ocasionar daños al hígado.

Los síntomas iniciales —entre ellos náuseas, vómitos, dolor estomacal y pérdida de apetito— a menudo son leves y pueden parecer síntomas de resfrío. Los síntomas después incluyen el oscurecimiento de la orina y dolor en la parte superior derecha del cuerpo. Busca ayuda inmediatamente si sospechas que puedes haber ingerido una sobredosis de acetaminofén.

Valora tu seguridad. No bebas alcohol si tomas acetaminofén. Toma la dosis más baja para aliviar el dolor, sigue las recomendaciones sobre cada cuánto tiempo debes tomar el medicamento y lee cuidadosamente las etiquetas. Muchos medicamentos contienen acetaminofén, así que probablemente tomas más del que crees.

El ibuprofeno, las úlceras y los problemas de riñón

El ibuprofeno (Advil y Motrin) es un medicamento antiinflamatorio que no contiene esteroides (NSAID) que ayuda a aliviar los dolores en el cuerpo, los dolores de cabeza y la fiebre. También puede ocasionar una reacción alérgica fuerte, especialmente en aquellas personas que son alérgicas a la aspirina, además de que puede causar úlceras pépticas y dañar los riñones si se utiliza frecuentemente.

El ibuprofeno puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral, en especial si ya padeces de condiciones cardiacas o hipertensión, si fumas o padeces de diabetes, o si utilizas este medicamento por un periodo prolongado.

Valora tu seguridad. Evita las bebidas alcohólicas si tomas ibuprofeno con regularidad. Llama a tu médico inmediatamente si notas sangre en las heces o heces negras y con aspecto de alquitrán; si experimentas cambios en la frecuencia al orinar o si tienes problemas para caminar, ver o hablar.

Los descongestionantes y la hipertensión

Los descongestionantes como el Triaminic y el Dimetapp Cold Drops alivian la congestión nasal, ya que reducen la hinchazón y la constricción de los vasos sanguíneos nasales, lo que te permite respirar mejor. Desafortunadamente los descongestionantes también tienen un lado negativo. Pueden aumentar la presión arterial e interferir con la eficacia de los medicamentos recetados para controlar la presión arterial.

Los descongestionantes en forma de aerosoles nasales como el Afrin Nasal Spray y el Neo-Synephrine proveen un alivio inmediato para la congestión nasal y tienen menos efectos secundarios que los descongestionantes que se ingieren por boca. "Pero si utilizas estos aerosoles o gotas por más de tres días consecutivos, según las recomendaciones, los tejidos que recubren tu nariz y el seno nasal pueden desarrollar dependencia de estos medicamentos y comenzarás a utilizarlos cada vez más para poder volver a respirar mejor", dice Frédéric Little, pulmonólogo y alergista de Boston University.

Si comienzas a tener dificultades para respirar, latidos irregulares o lentos, o un nerviosismo inusual busca ayuda médica inmediatamente.

Valora tu seguridad. Si tienes alguna condición del corazón, hipertensión, diabetes, glaucoma o hipertiroidismo, consulta con tu médico antes de utilizar un descongestionante.

Los antihistamínicos y las caídas

Los antihistamínicos de acción corta como el Benadryl y el Chlor-Trimeton bloquean la producción del compuesto histamina y alivian los síntomas como la picazón y las secreciones nasales. Los efectos de los antihistamínicos de acción corta duran aproximadamente cuatro horas, indica Little. También suelen causar sueño, un efecto secundario que puede ser muy útil a la hora de dormir.

Sin embargo, esa somnolencia "puede representar un problema para los adultos mayores que se despiertan en medio de la noche", dice. Los antihistamínicos pueden dificultar la coordinación, retrasar las reacciones y afectar el juicio y, por ende, aumentan el riesgo de sufrir caídas.

Los antihistamínicos de acción prolongada como el Claritin, Zyrtec y Allegra por lo general se ingieren una vez al día y no suelen causar sueño. Aunque comúnmente se utilizan para aliviar los síntomas de alergias, estos medicamentos también pueden ayudar a aliviar la picazón de garganta y el goteo nasal asociados al resfrío.

Valora tu seguridad. Consulta con tu médico antes de utilizar un antihistamínico de acción corta si padeces de glaucoma, próstata recrecida, problemas respiratorios, hipertensión o condiciones cardiacas. Si ingieres un antihistamínico de acción prolongada y desarrollas sarpullido o uticaria o tienes dificultades para respirar o tragar llama a tu médico inmediatamente.

La mezclas de medicamentos y los problemas cardiacos

Los investigadores de Nueva Zelanda encontraron en días recientes que los medicamentos sin receta para el resfrío que combinan el acetaminofén con el descongestionante fenilefrina (Contac Cold+Flu Non-Drowsy, Theraflu Daytime Severe Cold & Cough) pueden tener efectos secundarios serios, como arritmia, aumento peligroso de la presión arterial y temblores.

Valora tu seguridad. Considera aliviar los síntomas que te aquejan con medicamentos de un solo ingrediente. Si eliges una combinación, lee la lista de ingredientes activos en la etiqueta para que te asegures de que tus otros medicamentos no contienen los mismos ingredientes.

Nissa Simon es escritora independiente y vive en New Haven, Connecticut.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO