Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Voy a tener un infarto?

Algunos indicios, en especial para las mujeres, son inesperados

Mujer tocándose la espanlda

Rosanne Olson/Getty Images

Uno de los síntomas de infarto en las mujeres es el dolor en los omóplatos.

In English | Si usted busca en Google este artículo porque cree que está sufriendo un infarto, deténgase. Llame al 911 y luego, mastique una aspirina. Los médicos señalan que perder minutos preciosos en busca de información acerca de los síntomas de un infarto, mientras lo está sufriendo, no es algo inteligente, ya que “el tiempo es el músculo del corazón”.

“Si usted cree que está experimentando un infarto, no es el momento para averiguar si está en lo correcto”, manifiesta el doctor Gordon Tomaselli, presidente electo de la American Heart Association. Y agrega que algunos de sus pacientes han hecho exactamente eso.

Incluso, según el buscador Google, entre los temas más buscados en internet se encuentra “indicios de infarto”. De hecho, según el vocero de la compañía, el número de búsquedas para ese tema ha aumentado en un increíble 90% en los últimos cinco años. Solo las búsquedas de "¿Voy a tener un infarto?" han aumentado en más del 35% desde el 2008, afirma la compañía de internet.

Una razón por la que las personas buscan en internet información sobre emergencias es que no siempre es fácil saber si los síntomas corresponden a un infarto; aun para los médicos es difícil saberlo sin hacer algunas pruebas. Si usted sospecha que pudiera tratarse de un infarto, pida inmediatamente una ambulancia. Y no se avergüence si resulta que no lo era.

“No siempre es algo tan definido”, señala Tomaselli. “Si usted presenta los síntomas clásicos —dolor de pecho opresivo, sudor, náuseas—, está bastante claro que corresponde a un problema serio que debe tratarse con rapidez”. No obstante, continúa, muchas personas, en especial las mujeres, pueden presentar síntomas completamente diferentes cuando tienen un infarto.

Síntomas en común para hombres y mujeres:

Si, como sucede con más de la mitad de los norteamericanos, usted es mayor de 50 años, tiene presión sanguínea alta, presenta nivel de colesterol elevado, es fumador y en su familia hay antecedentes de enfermedades cardíacas, debe prestar especial atención a las señales que se mencionan a continuación. Cuando está bloqueado el suministro de sangre al corazón ocurre un infarto, porque esto daña el músculo. Es bueno para el corazón masticar una aspirina (ya sea una normal o dos para niños), porque ayuda a que la sangre no se coagule.

  • Dolor de pecho: La mayoría de las personas sí llaman al 911 o acuden al hospital cuando sienten como si tuvieran un elefante sentado en el pecho, pero aun este síntoma tan común puede ser difícil de reconocer. Puede sentirse solo como una pequeña opresión que dura unos pocos minutos, o que va y viene. “Puede ser una sensación como si el pecho estuviera lleno, pero que no se reconozca como dolor”, explica Tomaselli, quien también es jefe de cardiología en la Facultad de Medicina de la universidad Johns Hopkins. “Algunas veces no duele en realidad. Es solo una sensación de malestar”. Si el dolor de pecho dura más de cinco minutos, vaya a una sala de emergencias.
  • Falta de aliento: Puede sentir como si le costara respirar, aun si está descansando. Esta sensación muchas veces ocurre después del dolor de pecho.
  • Vértigo o mareos: Puede sentir como si se fuera a desmayar.
  • Sudor frío: Presenta sudor cuando tiene frío.

Las mujeres están en mayor riesgo de morir por un infarto que los hombres, en parte, porque muchas veces no se dan cuenta de que sea un infarto, y, en parte, porque demoran en buscar ayuda.

Las mujeres tienen menos tendencia que los hombres a sufrir el típico “infarto al estilo Hollywood”, señala la doctora Sharonne Hayes, cardióloga y directora de Women’s Heart Clinic de la Clínica Mayo, de Rochester, Minnesota. En estudios realizados, el dolor de pecho no resultó ser el síntoma principal en casi el 46% de las mujeres que sufrieron un infarto.

  • Dolor en un brazo (en especial, el izquierdo), la espalda, el cuello, abdomen u omóplatos: Cuando los nervios del corazón están irritados debido a que el corazón no recibe suficiente sangre, el malestar o dolor pueden irradiarse a diferentes lugares del cuerpo. El dolor es generalmente descrito como una molesta opresión, tirantez o dolor. “Si puede señalar con un dedo y decir ‘me duele aquí’, es poco probable que sea un infarto”, afirma Pamela Ouyang, cardióloga en el Johns Hopkins Bayview Medical Center.
  • Dolor de mandíbula: El dolor de mandícula o garganta es muy común, señala Ouyang. También dice que la sensación puede comenzar en el pecho y pasar a la garganta —como si alguien lo estuviera asfixiando—, y luego a la mandíbula. Pero, otra vez, no siempre es obvio. Algunas veces las personas “van al dentista, porque creen que es dolor de muelas”, cuando en realidad tuvieron un infarto.
  • Náuseas y vómitos: Las mujeres son más proclives que los hombres a presentar estos síntomas, y pueden creer que tienen una gastroenteritis, y no un infarto.
  • Fatiga insoportable y poco común: Por lo general, la fatiga es algo normal de la vida del siglo XXI, de modo que con frecuencia no se toma en cuenta como un indicio de infarto, pero es muy usual como tal, así que tenga cuidado si se siente demasiado cansado.

¿Qué es en realidad?

  • ¿Infarto o ardor estomacal? Si por lo general usted sufre de ardor estomacal y acaba de ingerir una comida muy abundante o muy condimentada, tal vez sea conveniente que tome un antiácido para ver si pasa el dolor, aconseja Ouyang. “Pero, si nunca sintió algo así antes, y si es particularmente fuerte, y además tiene sudor… entonces podría tratarse de un infarto”.
  • ¿Infarto o ataque de pánico? Si tiene antecedentes de ataques de pánico —aceleración del pulso o sensación de fatalidad inminente—, los síntomas podrían tratarse de un ataque de pánico. Pero, si nunca tuvo antes ataques de pánico, Hayes señala que debería examinarse, ya que no querrá terminar ignorando un infarto real.
  • ¿Infarto o angina de pecho crónica? La angina de pecho —el dolor proviene de un insuficiente flujo sanguíneo al corazón— se siente similar a un infarto cardíaco, pero tiende a aparecer y desaparecer cuando hace algún esfuerzo. “Si hay algún tipo de actividad que ocasione estos síntomas y luego desaparecen cuando descansa, es un clásico síntoma de angina de pecho”, explica Ouyang. Es más probable que el sudor y la falta de aliento sean señales de un infarto. Con frecuencia, la angina de pecho precede a un infarto, de modo que las personas deben consultar con un médico y obtener un diagnóstico rápidamente.

La cena puede esperar

Los cardiólogos dicen que una razón por la que muchas mujeres mueren es que, con frecuencia, no prestan atención a los síntomas. Pueden atribuirlos a los sofocos, a la gripe, a algo que comieron o a la edad. Cuando se dan cuenta de que algo anda mal, demoran el tratamiento.

“Las mujeres no llaman al 911”, señala la doctora Sharonne Hayes, de la Clínica Mayo.

De hecho, para una encuesta de la American Heart Association, del 2009, solo la mitad de las mujeres dijeron que llamarían al 911 si creyeran que estaban sufriendo un infarto. “Se preocupan por ‘¿Qué pensarán los vecinos?’ o ‘Tengo que terminar de preparar la cena para mi marido’ ”, cuenta Hayes.

Y las mujeres son más proclives a consultar con amigos o llamar al médico de cabecera, lo que, según Hayes, puede causar una demora peligrosa.

Los estudios también muestran que las mujeres que reciben un diagnóstico de infarto son más proclives a concurrir al hospital en un auto privado.

Por lo general, cuando las personas llegan al hospital en ambulancia reciben tratamiento más rápido, sostiene Hayes.

“Los pacientes no deberían sentarse en sus hogares para tratar de verificar si es un infarto”, declara Hayes. “Podrían morirse haciendo eso”.

El cardiólogo Gordon Tomaselli sostiene que muchas veces, después de que las personas sufren un infarto, se dan cuenta, en retrospectiva, que días o semanas antes presentaron síntomas, como fatiga extrema o dolor de garganta, y que no los reconocieron.

La cuarta parte de las víctimas de infartos han sufrido un infarto como primer síntoma de enfermedad cardíaca.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO