Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

Dr. Elmer Huerta

 

Cómo el estrés afecta la memoria

Consejos del Dr. Huerta para evitar que esto ocurra.

Readiografía de la cabeza de una persona

iStockPhoto

El cerebro es un órgano complejo y misterioso que, de acuerdo con estudios recientes, depende mucho para su funcionamiento de que esté libre del estrés. Estoy seguro que alguna vez te ha pasado que cuando te sientas tranquilamente a escribir una carta las palabras fluyen libremente y el escribir tu carta se convierte en una tarea sencilla. Es decir, cuando estás libre de alguna preocupación (estrés) tienes la capacidad de concentrarte y recordar los elementos que necesitas para la redacción de una carta excelente.

Pero también sé que alguna vez has experimentado lo opuesto: quieres escribir una carta bajo el efecto del estrés y tu rendimiento intelectual es completamente diferente y merma. En esas condiciones, no te puedes concentrar, las palabras no te salen y el resultado final es que no puedes conseguir tu objetivo, te frustras y sientes que la tarea que tienes es muy grande.

¿Qué sucede entonces? ¿Cómo preserva la memoria y funciona adecuadamente el cerebro cuando se encuentra libre del estrés? Y por otro lado, ¿cuáles son los elementos que determinan que el cerebro pierda la capacidad de recordar las cosas cuando estamos bajo el efecto del estrés?

¿Cómo afecta el estrés al cerebro?

¿Afectan el estrés crónico y el estrés agudo de manera diferente a la memoria? ¿Hay algo que podamos hacer para disminuir los efectos del estrés sobre nuestra memoria?

Lo cierto es que estudios recientes han revelado que el estrés tiene un efecto desastroso sobre la memoria del ser humano, principalmente sobre el tipo de memoria que tiene que ver con la capacidad de ubicar y relacionar los objetos en el espacio (memoria espacial). Un ejemplo muy sencillo de alteración de la memoria espacial es la que se produce cuando nos olvidamos en dónde dejamos las llaves del auto. Es decir, no somos capaces de relacionar un objeto (llaves) con el espacio (lugar de la casa en el que las dejamos).

Pero el efecto del estrés sobre la memoria depende del tipo de estrés. Si este es crónico, es decir de larga duración (ocasionado por problemas de trabajo o de relación de pareja por ejemplo), la memoria se ve disminuida. Por el contrario, en situaciones de estrés agudo (un accidente de tránsito por ejemplo), el proceso de aprendizaje y la memoria mejoran debido a que esa se almacena en la zona cerebral que tiene que ver con la supervivencia.

La alteración de la memoria producida por el estrés está mediada por una hormona llamada cortisol u hormona del estrés, la cual se produce en gran cantidad en las glándulas suprarrenales cuando hay algún evento estresante que afecta nuestra vida. Diversos experimentos en animales y seres humanos han demostrado que el cortisol modifica la estructura del cerebro.

Por ejemplo, experimentos en animales han demostrado que en situaciones de estrés crónico, el cortisol disminuye el número de conexiones cerebrales o sinapsis de la parte delantera de los lóbulos frontales, una zona cerebral que almacena la memoria de hechos recientes. Por otro lado, el estrés hace que se forme una mayor cantidad de sustancia blanca (compuesta por fibras de conducción nerviosa), con lo que disminuye proporcionalmente la cantidad de células cerebrales o neuronas.

¿Qué hacer entonces para evitar que el estrés afecte nuestra memoria? Las siguientes son algunas sugerencias.

  • Controlar el estrés. Esto es lo fundamental. Saber que en la vida hay dos tipos de problemas, aquellos cuya solución depende de uno y aquellos cuya solución está fuera de nuestro alcance. Saber concentrar la energía en la resolución de los problemas con un plan determinado es muy importante.
  • Hacer ejercicios diariamente. La oxigenación de los tejidos mejorará la función de los órganos, incluido el cerebro.
  • Mantener una nutrición balanceada. La ingesta de alimentos saludables: frutas, vegetales y pescado fresco, proveerá las vitaminas y antioxidantes necesarios para una función cerebral adecuada.
  • Priorizar las cosas que debemos recordar. Es recomendable hacer una lista, en orden de prioridad, de las cosas más importantes que tenemos que recordar.
  • Evitar hacer varias cosas a la vez. Especialmente si son complicadas. El cerebro puede hacer varias acciones a la vez, pero especialmente cuando hay estrés, el cerebro no puede resolverlas todas y el resultado es el olvido.
  • Dormir bien. Durante el sueño el cerebro es capaz de “ordenar y almacenar” los conocimientos adquiridos durante el día. Las personas que no duermen bien, tienen problemas para recordar y para aprender.
  • Hacer un esfuerzo intencional para prestar atención a las cosas que nos rodean. Una de las principales causas por las que muchas veces no recordamos las cosas es porque no prestamos atención a los detalles. Ser observador y estar atento puede ayudarnos a recordar mejor las cosas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO