Skip to content

Dr. Elmer Huerta

 

Cuida tu alimentación y estarás cuidando tu cerebro

Consejos para prevenir derrames cerebrales.

Gráfico de un cerebro activo

Alamy

El cerebro es un órgano extraordinariamente irrigado por sangre debido a que su funcionamiento necesita enormes cantidades de oxígeno que recibe a través de las arterias cerebrales. La quinta parte de la sangre que bombea el corazón en cada latido va al cerebro. Pero además de recibir un gran volumen de sangre, es importante también que el flujo de esta llegue al cerebro de una manera constante y suave.

Existen dos tipos de derrames cerebrales. El primero ocurre cuando esas arterias o “tuberías” se rompen y la sangre se derrama dentro del cerebro, a esta se le llama una hemorragia cerebral. La segunda ocurre cuando las arterias se obstruyen por las llamadas placas de arterioesclerosis y el territorio cerebral correspondiente muere, causando lo que se conoce como infarto cerebral, el cual constituye el 87% de todos los derrames cerebrales. A ambos se les conoce genéricamente como un derrame cerebral, ataque cerebral o ictus, stroke en inglés.

Se calcula que cada 4 minutos, una persona muere de un derrame cerebral; calculándose que cada año ocurren 795,000 casos y 130,000 muertes por la enfermedad, constituyendo la cuarta causa de muerte en Estados Unidos, después de las enfermedades del corazón, el cáncer y las enfermedades respiratorias crónicas. Se calcula también que tres de cada cuatro casos de derrame cerebral ocurren en una persona mayor de 65 años y el riesgo de padecerlo se duplica en cada década de vida después de los 55 años.

Qué causa los derrames y cómo prevenirlos

Dadas estas chocantes estadísticas, es muy importante saber como prevenir los derrames cerebrales, y a pesar de ser tan diferentes en el modo que causan daño cerebral, las hemorragias y los infartos cerebrales tienen características en común que pueden ser prevenidas.

La principal causa de una hemorragia cerebral es tener hipertensión arterial o sea tener la presión arterial alta, una enfermedad que esta a su vez íntimamente asociada con:

En el caso de los infartos cerebrales, las causas más frecuentes por las que se forman las placas de arteriosclerosis que obstruyen las arterias son:

Como se puede ver, ambos tipos de derrame cerebral comparten causas comunes, por lo que un estilo de vida saludable es fundamental para prevenir ambas enfermedades.

Al respecto, es muy alentador un reciente estudio publicado en la Journal of the American Medical Association, en la que se describe que tanto la incidencia (casos nuevos) como la mortalidad de los derrames cerebrales ha disminuido significativamente entre 1987 y 2011.

Interesantemente, los casos nuevos disminuyeron marcadamente entre hombres y mujeres mayores de 65 años, y la mortalidad disminuyó mucho más en los menores de 65 años. Los expertos indican que las medidas preventivas tomadas en los años previos fueron de gran importancia para explicar esos adelantos, entre ellos, menor número de fumadores, mejor control de la presión arterial y mejor control del colesterol elevado con medicamentos. Por otro lado, mayor disponibilidad de tratamientos más avanzados y efectivos para tratar el derrame cerebral podrían también haber contribuido.

En resumen, estas son mis recomendaciones para evitar los derrames cerebrales:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO