Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Un misterio médico: una senderista saludable no pudo recuperar el aliento

Si no fue un ataque cardíaco, ¿por qué falló de repente el corazón de esta mujer tan activa de 59 años?


spinner image Beth Ramsey de pie por primera vez tras el trasplante de corazón, asistida por personal del hospital
Beth Ramsey de pie por primera vez tras el trasplante de corazón, asistida por personal del hospital.
cortesía de BETH RAMSEY

Alrededor de un mes antes de que Beth Ramsey empezara a sentirse mal, estaba haciendo senderismo en un glaciar de Islandia. Por eso, cuando empezó a tener dificultad para respirar unas semanas después de su viaje del 2022, la directora de escuela primaria, que entonces tenía 59 años, supuso que se trataba de una bronquitis u otra enfermedad común.

Como el síntoma no cedía, Ramsey decidió pasar por la sala de emergencias —con el automóvil cargado y todo— para que la examinaran antes de irse de vacaciones de verano con su familia, y pensó que con suerte le darían algún medicamento para eliminar lo que fuera que la estuviera afectando.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Sin embargo, nunca llegó a irse de vacaciones con sus nietos. Ramsey pasó un mes en el hospital y otro en rehabilitación antes de volver a casa con un corazón nuevo.

¿Un ataque cardíaco ‘masivo’?  

spinner image Beth Ramsey hace senderismo en Islandia, julio del 2022
Beth Ramsey hace senderismo en Islandia, julio del 2022.
CORTESÍA DE BETH RAMSEY

Los médicos de la sala de emergencias del hospital de su zona, en el sur de Maryland, le hicieron un electrocardiograma para evaluar la actividad eléctrica del corazón. “Cuando tienes 59 años y dices que tienes dificultad para respirar, de inmediato te hacen un electrocardiograma”, dice Ramsey, que ahora tiene 60 años.  

Fue entonces cuando los médicos le dijeron que estaba sufriendo un ataque cardíaco “masivo”, recuerda que le dijeron. Poco después, la estaban subiendo a un helicóptero.

“Estaba consternada”, recuerda Ramsey, a quien trasladaron por aire al MedStar Washington Hospital Center de Washington D.C., a unas 40 millas al norte de donde vivía. Allí le hicieron un segundo estudio —que se conoce como cateterismo cardíaco— para detectar posibles obstrucciones que pudieran estar causando el ataque. Pero no encontraron ninguna.  

Se realizó un tercer estudio para evaluar la fuerza del corazón de Ramsey, que nunca antes le había causado problemas. “Y lo que observaron fue que el corazón no tenía mucha fuerza”, afirma el Dr. Phillip H. Lam, uno de los médicos de Ramsey y especialista en insuficiencia cardíaca avanzada y cardiología de trasplantes del Washington Hospital Center.

El equipo médico colocó de inmediato un dispositivo llamado “balón intraaórtico” para intentar estabilizar el corazón de Ramsey mientras trabajaban para averiguar la causa del problema en primer lugar.  

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Los latidos irregulares son indicios de una enfermedad poco común   

Al cabo de uno o dos días en el hospital, la salud de Ramsey siguió deteriorándose. “Esa primera semana es muy confusa”, dice Ramsey. “Recurro a mis hijos y a mis hermanas para que me cuenten lo que ocurrió”.  

El corazón de Ramsey empezó a latir a ritmos rápidos y erráticos que a veces se resolvían por sí solos y a veces requerían medicación intravenosa para recuperar la regularidad. Cada vez que el corazón latía así, Ramsey se debilitaba aún más.

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

Fueron esos episodios —denominados “taquicardia ventricular”— los que hicieron sospechar a Lam que Ramsey padecía un trastorno cardíaco poco frecuente denominado “miocarditis de células gigantes”. Solo afecta a unas 0.13 personas de cada 100,000 y es difícil de diagnosticar, ya que los síntomas pueden variar y suelen coincidir con los de otros trastornos cardiovasculares, según los expertos.

Lam, que ya había observado miocarditis de células gigantes, tenía la corazonada de que se trataba de lo mismo.

Encontrar la aguja en el pajar

Mucha gente padece insuficiencia cardíaca, señala el Dr. Leslie Cooper Jr., destacado experto en miocarditis de células gigantes, quien no participó en el caso de Ramsey. De hecho, cada año se diagnostican unos 960,000 casos nuevos de insuficiencia cardíaca, según la Heart Failure Society of America.

Sin embargo, cuando un paciente que padece insuficiencia cardíaca no mejora con el tratamiento y presenta esos ritmos cardíacos irregulares (la taquicardia ventricular), es un indicio de que podría tratarse de una miocarditis de células gigantes. Estos síntomas reveladores ayudan a “encontrar la aguja en el pajar”, explica Cooper, director del Departamento de Medicina Cardiovascular de la Mayo Clinic de Jacksonville, Florida.

Para poder hacer un diagnóstico, Lam necesitaba obtener y examinar una pequeña muestra de tejido del músculo cardíaco de Ramsey, y debía hacerlo pronto, ya que la miocarditis de células gigantes progresa rápidamente y es mortal si no se trata. Sin embargo, Ramsey estaba demasiado grave como para someterse a una biopsia, por lo que los médicos la conectaron a un sistema de soporte vital con la esperanza de que se estabilizara lo suficiente como para poder llevar a cabo el procedimiento.

Ramsey logró reponerse mientras estuvo conectada a un aparato llamado ECMO, que básicamente hace el trabajo del corazón y le da tiempo al músculo para que descanse. Seis días después de su llegada al hospital, los médicos le hicieron la biopsia y pudieron establecer un diagnóstico definitivo. La sospecha de Lam era acertada: se trataba de miocarditis de células gigantes, una enfermedad poco frecuente en la que las células inflamatorias se aglomeran y atacan el corazón, lo que destruye el músculo durante el proceso. Los investigadores aún no conocen la causa de su incidencia.  

Debido a la gravedad de su caso, Ramsey no podía someterse a un tratamiento basado solo en fármacos inmunosupresores, que puede ser una opción para algunas personas con miocarditis de células gigantes. “Al considerar la gravedad de su caso, sabíamos que lo mejor para ella era un trasplante de corazón”, explicó Lam.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

El 20 de agosto del 2022, 14 días después de que Ramsey acudiera a la sala de emergencias con dificultad para respirar, recibió un corazón nuevo. Ahora considera esa fecha como su nuevo cumpleaños.

No ignores los ‘síntomas extemporáneos’ 

La recuperación no fue fácil. Después de la operación, Ramsey necesitó la ayuda de tres personas solo para ponerse de pie. Y en la rehabilitación, tuvo que caminar con un arnés porque no podía aplicar nada de peso en las piernas, las mismas piernas que escalaban glaciares unos pocos meses antes.

Ramsey, que tuvo que jubilarse después de su enfermedad, aún no tiene un buen equilibrio, pero ahora camina sin ayuda e incluso persigue a sus nietos. “Sigo esforzándome cada día por volver a estar al 100%, pero no dejo de apreciar dónde estoy, de eso estoy segura”, comenta.  

Su consejo para los demás: cuida la salud, por muy atareada que sea tu vida. Dice que un factor que la ayudó a tener un corazón nuevo tan pronto fue estar al día con las mamografías y las colonoscopías. (Para determinar si un paciente es un buen candidato para un trasplante, los médicos deben evaluar su estado general y sus hábitos de salud, como por ejemplo si tomará los medicamentos después de la operación). Además, considera que se recuperó tan bien de esa experiencia traumática gracias a una alimentación adecuada y al ejercicio físico.

spinner image Beth Ramsey hace rehabilitación física
Beth Ramsey hace rehabilitación física.
CORTESÍA DE BETH RAMSEY

Por último, Ramsey destaca la importancia de no ignorar los síntomas preocupantes o persistentes, un consejo que comparten los expertos.

“Presta atención a los síntomas que puedan parecer fuera de lo normal”, dice Lam. Sentir que te falta el aire o que te vas a desmayar pueden indicar un problema cardíaco, indica Cooper. Lo mismo ocurre con la sensación de opresión en el pecho. “Y acude a un médico cuanto antes”, agrega Lam.

Con las sesiones de terapia en curso, Ramsey dice que está cada vez más fuerte y que hace todo lo que puede para “ganarse” el nuevo corazón. “La verdad es que cada día es un buen día”, señala. “Aunque sea un mal día para la pierna o aunque no haya dormido, estoy aquí. Mi familia y yo tenemos una nueva perspectiva de la vida”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.