Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Secretos para tener un corazón saludable

Tratamientos vitales para la insuficiencia cardíaca

Cómo quienes tienen esta enfermedad grave pueden vivir vidas más sanas y prolongadas.

Gráfico de los latidos del corazón

GETTY IMAGES

In English | Gracias a avances en los tratamientos y la tecnología, pacientes que hace cinco años habrían fallecido debido a una insuficiencia cardíaca ahora pueden sobrevivir y, además, tener mejor calidad de vida. “Existen tratamientos más eficaces que nunca”, dice el Dr. Clyde Yancy, jefe de Cardiología del Departamento de Medicina en la Facultad de Medicina Feinstein de Northwestern University en Chicago.

Esta es una buena noticia para los 6.2 millones de adultos que tienen esta enfermedad, que conlleva una esperanza de vida de unos cinco años para los pacientes cuya insuficiencia no está en etapa avanzada. Y aunque están apareciendo mejores tratamientos, las tasas de insuficiencia cardíaca van en aumento. Por ejemplo, entre el 2011 y el 2017, las muertes debido a insuficiencia cardíaca aumentaron enormemente, un 38%, y la mayoría fueron de personas de 65 años o más, según un estudio publicado en la revista JAMA Cardiology. Los especialistas afirman que en gran parte este aumento se debe a las tasas crecientes de obesidad y diabetes, que conducen a este trastorno. Además, los adelantos médicos y tecnológicos han hecho posible que la gente viva durante más tiempo con enfermedades del corazón —que pueden convertirse en una insuficiencia cardíaca—.

Lo que significa un diagnóstico

Una insuficiencia cardíaca no significa que el corazón haya dejado de funcionar; sucede cuando este órgano no puede bombear una cantidad adecuada de sangre y oxígeno al resto del cuerpo. Carecer de suficientes nutrientes y oxígeno que la sangre proporciona afecta las células en todo el organismo. Quienes padecen insuficiencia podrían tener síntomas como agotamiento físico al realizar actividades diarias; acumulación de líquido en el cuerpo, lo que incluye hinchazón de pies, tobillos, piernas o abdomen, o aumento de peso; mareo; tos o respiración sibilante crónicas; confusión y deterioro del pensamiento; y aumento en la frecuencia cardíaca o palpitaciones.

Si te diagnosticaron una insuficiencia cardíaca, pregúntale al médico si eres buen candidato para uno o más de los siguientes tratamientos. En algunos casos, los pacientes con insuficiencia cardíaca podrían beneficiarse de una combinación de tratamientos.

Tratamientos con inhibidores de SGLT2 que actúan sobre el azúcar en la sangre

Hasta hace poco, había disponibles tres tipos de medicamentos para tratar la insuficiencia cardíaca: inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), betabloqueadores y antialdosterónicos. Todos eran razonablemente eficaces. Pero ahora, según Yancy, un cuarto tipo —los inhibidores de cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 (inhibidores de SGLT2), diseñados para los diabéticos— ofrece nuevas esperanzas de alivio de los síntomas, mejor calidad de vida y supervivencia más prolongada. Estos medicamentos alivian la carga del corazón al reducir los niveles de azúcar en la sangre, eliminar azúcar en la sangre por medio de la orina, disminuir la presión en los riñones e impulsar la pérdida de peso, explica el Dr. Deepak Bhatt, director ejecutivo de Programas de Cardiología Intervencionista en Brigham and Women’s Hospital en Boston.

Un inhibidor de SGLT2, dapagliflozina, fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para pacientes con el corazón débil, una causa común de insuficiencia cardíaca. Las causas de un corazón débil pueden ser un ataque al corazón, una enfermedad de las válvulas cardíacas o una infección por virus. Otro motivo común de insuficiencia cardíaca es el corazón rígido, cuando este órgano se contrae normalmente pero no se relaja adecuadamente, lo que causa acumulación de líquido en los pulmones. La FDA podría aprobar pronto otros inhibidores de SGLT2 para pacientes con insuficiencia cardíaca y el corazón débil o rígido, dice Bhatt.

El seguro médico por lo general cubre los inhibidores de SGLT2 para los pacientes con diabetes. Para los pacientes con insuficiencia cardíaca que no son diabéticos, la cobertura depende de la compañía de seguros.

El monitoreo a distancia puede reducir las hospitalizaciones

Los pacientes con insuficiencia cardíaca que son hospitalizados a menudo o viven en lugares remotos pueden beneficiarse de adelantos en la tecnología para monitoreo a distancia. Un sensor implantado en la arteria pulmonar —el vaso sanguíneo que transporta sangre del corazón a los pulmones— monitorea la presión de la arteria pulmonar y la frecuencia cardíaca. Si la presión es demasiado alta, el sensor notifica al hospital del paciente. “Para ciertos pacientes, el monitoreo a distancia puede reducir la necesidad de hospitalizaciones frecuentes”, afirma Bhatt.

Es probable que este sensor sea el primero de muchos monitores de insuficiencia cardíaca que miden remotamente la presión de la arteria pulmonar y la frecuencia cardíaca, según Bhatt. El monitoreo a distancia está ampliamente disponible en centros médicos académicos y hospitales comunitarios grandes que ofrecen tratamiento para insuficiencia cardíaca. Además, algunas empresas de seguros cubren este monitoreo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Un dispositivo de asistencia ventricular izquierda prolonga la vida por años

Un dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI), una minibomba que desempeña esta función del corazón, podría prolongar la vida de quienes tienen una insuficiencia cardíaca avanzada. Un equipo multidisciplinario de especialistas en insuficiencia cardíaca se reúne para determinar si el paciente podría beneficiarse de un DAVI o un trasplante cardíaco. Si el equipo establece que un DAVI es adecuado, este se implanta mediante una operación a corazón abierto. El dispositivo puede dejarse implantado de forma permanente, pero si el paciente recobra la actividad cardíaca, puede extraerse. En algunos casos, se implanta un DAVI mientras el paciente espera para recibir un trasplante cardíaco. El seguro médico por lo general cubre un DAVI.

Desafortunadamente, este dispositivo puede causar complicaciones graves, tales como un mayor riesgo de derrame cerebral, señala Bhatt. En un futuro cercano, se espera que adelantos en los dispositivos de asistencia ventricular izquierda disminuyan este riesgo. Además, es probable que en unos años haya más implantes mínimamente invasivos.

Lo que puedes hacer

Si tienes insuficiencia cardíaca, además de tomar medicamentos, cambiar tus hábitos puede aumentar tu calidad de vida. Entre otros cambios, la Asociación Americana del Corazón recomienda los siguientes:

  • Deja de fumar. La nicotina aumenta temporalmente la frecuencia cardíaca y la presión arterial, disminuye la cantidad de oxígeno que circula en el cuerpo e impide el funcionamiento adecuado de los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón —todo lo cual es muy negativo para quienes tienen insuficiencia cardíaca—.
  • Pésate todos los días a la misma hora. Una pérdida o ganancia de peso repentina puede indicar que la insuficiencia cardíaca está empeorando.
  • Pierde el sobrepeso. Cuando tienes sobrepeso, el corazón debe esforzarse más.
  • Consume alimentos saludables para el corazón como frutas, verduras, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasas, pescado y aves sin piel, legumbres y nueces. Limita la sal, pues contribuye a que retengas demasiado líquido. Además, evita las grasas trans y las saturadas que pueden hacer que el corazón se esfuerce más.
  • Monitorea tu presión arterial en casa e informa al médico sobre cualquier cambio. Según se demostró en el mismo estudio en JAMA Cardiology, la hipertensión arterial, además de la obesidad y la diabetes, ayudaron a impulsar un aumento del 51% en las muertes causadas por insuficiencia cardíaca en adultos menores de 65 años entre el 2011 y el 2017. Muchos adultos con insuficiencia cardíaca deberán tomar varios medicamentos para la presión arterial a fin de controlar la hipertensión.
  • Duerme mejor de noche para mantener el corazón lo más sano posible. Evita las siestas prolongadas durante el día y las cenas abundantes antes de irte a dormir.
  • Recuerda que la influenza o gripe y la neumonía son peligrosas para quienes tienen insuficiencia cardíaca, y habla con tu médico para vacunarte y evitarlas.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.