Skip to content
 

Salud Dental

6 señales de advertencia de deterioro dental

Reconocerlas puede evitar que problemas simples de los dientes se conviertan en algo peor.

Rayos X que muestra la dentadura de un paciente

CUNAPLUS_M.FABA/GETTY IMAGES

In English

La pandemia de COVID-19 ha tenido un efecto negativo en la salud bucal. Debido al miedo a contagiarse, las personas dejaron de ir al dentista, o simplemente no pudieron ir porque los consultorios dentales estaban cerrados. Las consecuencias se están viendo ahora.

En el 2021, el Health Policy Institute de la American Dental Association (ADA) encuestó a un grupo de dentistas (en inglés). Más del 30% dijeron que sus pacientes tenían más deterioro dental —caries y enfermedad periodontal (de las encías)— que antes de la pandemia. Entre los encuestados, más del 70% dijeron que habían visto un marcado aumento en los trastornos relacionados con el estrés, entre ellos, apretar y rechinar los dientes. Estos dentistas también informaron haber observado un aumento en la cantidad de dientes astillados o rotos y en los síntomas de trastornos de la articulación temporomandibular, como dolores de cabeza y dolor en la mandíbula.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


El deterioro dental es el daño a la superficie del diente, llamada esmalte. Ocurre cuando las bacterias en la boca producen ácidos que atacan el esmalte de los dientes. Cuando esas bacterias se combinan con alimentos, forman una película suave y pegajosa llamada placa dental. Las bacterias en la placa usan los azúcares y los almidones presentes en lo que comes y bebes para producir ácidos, que pueden corroer los minerales del esmalte de los dientes. Con el tiempo, la placa que no se elimina puede hacerse más sólida y convertirse en sarro o tártaro. La placa y el sarro no solo pueden erosionar los dientes, sino que también pueden irritar las encías y causar enfermedad periodontal.

“La American Dental Association recomienda dos visitas anuales al dentista para evitar el deterioro”, dice Leena Palomo, profesora y jefa de Periodoncia e Implantes Dentales en la Facultad de Odontología de New York University. Mantener la buena salud dental requiere el cuidado diario, incluido el cepillado y uso regular de hilo dental, y puede ayudarte a vigilar los dientes y descubrir cualquier problema incipiente. Cuanto más temprano se detectan los problemas, más probable es que el dentista pueda tratarlos con buen resultado. Una vez que comienzas a ver o sentir un problema, como sensibilidad dental o sangrado de las encías, es posible que el daño ya se haya producido, agrega Palomo.

Estas son algunas de las señales de advertencia de deterioro dental.

1. Sensibilidad a alimentos o bebidas calientes, fríos o dulces

Los dientes sanos, según la ADA, contienen una capa de esmalte que protege la corona, es decir, la parte del diente por encima de la línea de la encía. Debajo de la encía, hay una capa llamada cemento dental que protege las raíces de los dientes. La dentina, que es menos densa que el esmalte y el cemento dental, es la capa que se encuentra debajo del esmalte. Está compuesta de canales o tubos huecos microscópicos, muy pequeños. Cuando la dentina, que está protegida por el esmalte y el cemento, queda expuesta, la sensibilidad a alimentos y bebidas fríos, calientes, dulces y pegajosos puede llegar a los nervios y a las células dentro del diente y causar hipersensibilidad. “Si no consultas al dentista cuando comienzas a sentir sensibilidad en los dientes, llegará un punto en el que no querrás comer algunos de tus alimentos favoritos”, dice Palomo.

2. Manchas en las encías y en los dientes

Las manchas blancas entre los dientes o cerca de las encías, que pueden tener un aspecto ligeramente marrón o amarillo, son una sustancia con consistencia de tiza que por lo general es una señal temprana de placa dental que se ha solidificado para formar un material llamado cálculo. Cuando esto sucede, dice Erinne Kennedy, directora de Educación Predoctoral en la Facultad de Medicina Dental de Kansas City University, solo un dentista o un higienista dental puede eliminarlo de la superficie de los dientes y de debajo de las encías. “Las lesiones blancas en los dientes tal vez no causen ningún síntoma, como por ejemplo sensibilidad, pero pueden ser una señal temprana de deterioro dental a la que se le debe prestar atención”, dice.

Para evitar este tipo de acumulación, habla con tu dentista sobre cómo cepillarte los dientes y usar el hilo dental en forma eficaz, e incluso utilizar un enjuague.

3. Orificios o caries visibles

Los pequeños orificios en la superficie dura de los dientes son señales de caries. Las caries destruyen el esmalte, la sólida capa externa de los dientes y la sustancia más dura del cuerpo humano. Si no se tratan, pueden causar una infección o un absceso, dice Kennedy, y destruir la estructura del diente. “A menos que veas a un dentista cuando comienza el proceso de la caries, esa destrucción continuará”, dice.

En el caso de amalgamas o empastes dentales hechos en la niñez, pueden aparecer caries alrededor de los bordes de la obturación. Los adultos mayores, cuyas encías podrían estar retrayéndose, también pueden presentar caries en las raíces expuestas.

4. Encías sangrantes y dolorosas

Las encías sangrantes —o incluso si ves un pequeño rastro rosa en el cepillo de dientes al cepillarte o usar hilo dental— pueden ser una señal de advertencia de problemas más graves. Si tus encías sangran con facilidad, podría ser señal de gingivitis o enfermedad periodontal (de las encías). La gingivitis es el resultado de la inflamación en el tejido de la encía causada generalmente por bacterias o acumulación de placa dental, y se puede resolver con una mayor higiene bucal.

Los síntomas de la enfermedad periodontal por lo común no aparecen hasta que el problema ya está en etapa avanzada. Si tienes inflamación crónica en las encías y pérdida ósea, el tejido de la encía puede comenzar a separarse de los dientes y crear brechas entre ellos. Si el trastorno progresa a un estado avanzado, puede hacer que los dientes se muevan, se desplacen o produzcan dolor.

Tener las encías rojas, inflamadas y sangrantes es señal de inflamación, y a medida que la inflamación avanza, la enfermedad periodontal puede convertirse en crónica. Si adviertes estos síntomas, lo mejor es ir al dentista cuanto antes, dice Kennedy. “Si no te ocupas de estos síntomas, la enfermedad periodontal puede avanzar hasta un punto en que tal vez no sea posible salvar tus dientes”.

5. Mal aliento o mal sabor en la boca

El mal aliento o el sabor desagradable en la boca constantes podrían ser una señal de advertencia de enfermedad periodontal avanzada causada por la acumulación de placa en los dientes. Las bacterias en la boca hacen que se formen toxinas que irritan las encías. “Cuando las encías están enfermas, los dientes están en riesgo”, dice Palomo.

6. Dolor o hinchazón en la boca, el cuello o la mandíbula

Un dolor pulsátil, inflamación en los dientes o en las encías y encías inflamadas brillantes y rojas, a menudo son síntomas de una infección bacteriana o un absceso dental que pueden irradiarse hacia el oído, la mandíbula y el cuello. Un absceso dental es la acumulación de pus que se forma dentro del diente y los huesos que sostienen el diente en su lugar. Si tienes síntomas de un absceso dental, debes ver a un dentista. “Los abscesos que no se atienden pueden causar un dolor marcado y hasta pueden poner en riesgo la vida”, dice Kennedy.

Barbara Sadick, radicada en Nueva York, es una periodista de salud independiente. Su trabajo ha aparecido en The Wall Street Journal, U.S. News & World Report y The Washington Post, entre otras publicaciones.