Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Salud dental

Cómo cepillarte los dientes y usar el hilo dental con mayor eficacia

Con qué frecuencia usar el hilo dental, cuál es el mejor cepillo y por qué tal vez sea recomendable prescindir del enjuague.

Cepillo de dientes e hilo dental

SUPERMIMICRY / GETTY IMAGES

In English

En lo que respecta al lavado de dientes y el uso de hilo dental, ¿llevas muchos años haciéndolo de la misma manera? Si es así, podría ser el momento de mejorar tu rutina.

Si bien es importante cuidar los dientes a cualquier edad, lo es aún más para las personas mayores, quienes son más susceptibles al deterioro dental y a las enfermedades de las encías. Así lo señala Diane Melrose, higienista dental y profesora de Odontología Clínica de la Facultad de Odontología Herman Ostrow en University of Southern California.

No solo es importante tener una boca sana para poder conservar los dientes, sino que, según las investigaciones, la salud bucodental está estrechamente vinculada con la salud en general. Por ejemplo, se ha vinculado la enfermedad de las encías, cuando esta no es tratada, con diversos males como las cardiopatías, la artritis reumatoide, la demencia y la diabetes tipo 2. "Casi todas las enfermedades sistemáticas guardan alguna correlación con la salud bucal", señala Melrose. "Por eso es tan esencial tener buenos hábitos de salud dental".

A continuación, los dentistas e higienistas contestan preguntas frecuentes sobre cómo cepillarse los dientes y usar el hilo dental con mayor eficacia: por ejemplo, durante cuánto tiempo se debe usar el hilo dental y cuándo vale la pena comprar un cepillo eléctrico (o irrigador dental).

Afina tu uso del hilo dental

P. ¿Qué debo hacer primero: usar el hilo dental o cepillarme los dientes?

Usa primero el hilo dental. En un estudio realizado en el 2018 y publicado en Journal of Periodontology, se determinó que el uso de hilo dental antes de lavarse los dientes redujo la placa con mayor eficacia que cuando se lavaron los dientes primero. Además, según el mismo estudio, una mayor cantidad de flúor permaneció en la boca de quienes usaron primero el hilo dental.

"El hilo dental saca grandes partículas de entre los dientes, y luego el cepillado las elimina de la boca", dice el dentista Leonardo Marchini, quien enseña cursos de odontología geriátrica y para pacientes con necesidades especiales en la Facultad de Odontología y las Clínicas Dentales de University of Iowa. "Si lo haces al revés, algunos residuos podrían quedar en la boca después de usar el hilo dental".

P. ¿De verdad es necesario usar hilo dental si me cepillo muy bien los dientes?

Sí. La American Dental Association (ADA), los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) y otras entidades de salud coinciden en recomendar, además del cepillado, el uso de hilo dental u otro dispositivo interdental para limpiar entre los dientes al menos una vez al día. Es un paso esencial para eliminar la placa —una sustancia llena de bacterias— de los lugares adonde no llega el cepillo.

"La mayoría de las enfermedades periodontales se originan entre los dientes", afirma Melrose. "Las bacterias son la causa de la enfermedad y la infección. La prevención exige la eliminación de esas bacterias".

P. ¿Cuál es el mejor tipo de hilo dental?

Según los dentistas e higienistas, el tipo de hilo dental es menos importante que usarlo de forma habitual y con buena técnica. Ya sea encerado o no, saborizado o no, escoge el hilo que más te guste, dice Melrose. "El hilo debe sentirse cómodo, entrar fácilmente al espacio entre los dientes y no romperse".

Con un hilo más grueso es más fácil recoger la placa y las bacterias, pero un hilo más delgado entra más fácilmente en los espacios reducidos. Si optas por un hilo delgado y liso porque tienes los dientes muy juntos, Melrose recomienda dar algunas pasadas adicionales con el hilo para asegurarte de limpiarlo todo.

Si tienes puentes o implantes dentales, busca un hilo especial que tenga un extremo rígido, porque es más fácil de usar en una dentadura que tenga este tipo de elementos.

P. ¿Cuál es la mejor técnica para usar el hilo dental?

Introdúcelo suavemente entre dos dientes, ponlo en forma de C alrededor de un diente y luego muévelo hacia arriba y hacia abajo cinco veces, aplicando más presión en el movimiento hacia arriba. Repite del otro lado. "Procura usar un movimiento hacia arriba y hacia abajo; no trates el diente como si estuvieras lustrando un zapato", dice Melrose. 

P. ¿Qué hago si me resulta demasiado difícil usar hilo dental?

A muchos dentistas les gusta cómo el hilo dental tradicional envuelve cada diente, pero puede ser difícil de manipular para quienes tienen problemas de destreza de las manos y los dedos. Si es así, puedes probar un dispositivo como un palillo interdental, un soporte para hilo dental, un cepillo interdental o un irrigador dental. 

El cepillo interdental, que tiene una pequeña cabeza con cerdas, es una excelente opción si tienes algo de espacio entre los dientes; tal es el caso de muchos adultos mayores a causa de la retracción de las encías, según explica Melrose. Estos cepillos son más fáciles de manipular que el hilo dental y funcionan bien, apunta Melrose.

La mayoría de las personas necesitan varios cepillos de distintos tamaños porque el espacio entre sus dientes varía. Para saber qué cepillo usar, Melrose recomienda empezar por el más pequeño e ir probando cada uno en orden ascendente hasta dar con el que llene el espacio entre los dos dientes. O puedes pedir ayuda a tu higienista dental o dentista.

P. ¿Puedo usar un irrigador dental en vez del hilo?

Un irrigador dental, también conocido como irrigador bucal, emite un chorro de agua para eliminar la placa de entre los dientes. Algunos estudios han demostrado que el irrigador elimina la placa con igual o mayor eficacia que el hilo dental. Sin embargo, en una revisión sistemática de 35 distintos estudios realizada por Cochrane en el 2019, se determinó que la mayoría de las pruebas al respecto eran de "muy baja calidad".  

Según Michael Reed, dentista clínico en Dallas y director de Mobile Dental Care, el irrigador bucal puede ser una buena opción para los pacientes a los que simplemente no les gusta el hilo dental o les resulta demasiado difícil usarlo. "En realidad, lo importante es hacer algo para limpiar entre dientes cada día", dice.

Reed recomienda elegir un dispositivo de Waterpik o Philips Sonicare, porque son las únicas dos marcas de irrigador dental que han recibido el sello de aprobación de la ADA. Eso quiere decir que han sido sometidas a pruebas rigurosas y que cumplen con las normas de seguridad y eficacia establecidas por dicha asociación.

P. ¿Y si me sangran las encías?

Si acabas de iniciar tu rutina de uso de hilo dental, es normal que al principio te sangren las encías. Por lo general, este sangrado cesará al cabo de una semana, una vez que las encías se hayan acostumbrado a la nueva rutina. Si las encías te siguen sangrando, se recomienda acudir al dentista. Puede ser que estés usando incorrectamente el hilo dental, que tengas una infección de las encías conocida como gingivitis o que tengas sarro que un profesional tendrá que limpiar.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Mejora tu uso del cepillo de dientes

P. ¿Qué es mejor, un cepillo manual o uno eléctrico?

Puedes lavarte los dientes muy bien con un cepillo manual, pero un cepillo eléctrico ofrece algunas ventajas, según los dentistas e higienistas. Por ejemplo, es menos propenso a lastimarte las encías por un cepillado demasiado fuerte. Además, el uso del cepillo eléctrico es más fácil para quienes tienen dificultades para sujetar objetos o problemas de destreza manual.

Por último, las investigaciones han demostrado que los cepillos eléctricos, por lo general, funcionan mejor. En una revisión de 56 estudios realizada por Cochrane, se determinó que los cepillos eléctricos reducen la placa con una eficacia un 21% mayor que los cepillos manuales después de tres meses. Además, los cepillos eléctricos fueron más eficaces para reducir la gingivitis.

P. ¿Cuál de los cepillos eléctricos funciona mejor?

Los dentistas e higienistas recomiendan buscar un cepillo eléctrico que tenga el sello de aprobación de la ADA. Algunas investigaciones indican que los cepillos de cabeza redonda y oscilante reducen la gingivitis y la placa con mayor eficacia que los de cabeza vibradora.

P. ¿Cuál es el mejor tipo de cepillo manual?

Si usas un cepillo de dientes manual, escoge uno de cerdas suaves o ultrasuaves, inclinadas o desniveladas, ya que este tipo de cepillo probablemente eliminará la placa con mayor eficacia que los de cerdas planas. "Las [cerdas] medianas y duras pueden causar retracción y traumatismo de las encías", señala Melrose. 

P. ¿Cuánto tiempo debo pasar cepillándome los dientes?

Cualquiera que sea el tipo de cepillo que uses, no eliminarás la placa ni prevendrás la enfermedad de las encías con mucha eficacia si te cepillas los dientes durante solo 30 a 45 segundos,  el tiempo promedio para la mayoría de las personas en Estados Unidos. Para una buena limpieza, la ADA recomienda cepillarte los dientes durante dos minutos completos, dos veces por día, sin desatender ninguna de las superficies dentales, incluidas las de los molares posteriores. Si tu destreza manual es limitada, el cepillado podría tomar más tiempo.

P. ¿Cuál es la mejor técnica para cepillarse los dientes?

Nunca muevas el cepillo sobre los dientes hacia arriba y hacia abajo, ni de un lado a otro, según advierte Melrose. Ambas técnicas causan traumatismo y retracción de las encías; es decir, provocan que estas se retraigan de los dientes. En cambio, sujeta el cepillo a un ángulo de 45 grados y muévelo suavemente en pequeños círculos sobre la superficie del diente. Además, ten en cuenta una secuencia a la hora de cepillarte los dientes: empieza en un lado y avanza hacia el otro, o bien cepilla primero las superficies externas antes de pasar a las internas, sugiere Melrose. No olvides cepillarte también la lengua, ya que en ella se acumulan bacterias que causan el mal aliento.

P. ¿Con qué frecuencia debo cambiar de cepillo?

Si usas un cepillo manual, la ADA recomienda reemplazarlo con un cepillo nuevo cada tres o cuatro meses, o con más frecuencia si las cerdas quedan aplastadas o deshilachadas. "No quieres un cepillo que tenga las cerdas desgastadas, ya que eso afecta notablemente su rendimiento", dice Marchini. "Será menos eficaz para eliminar la placa".

Si usas un cepillo eléctrico, sigue las instrucciones del fabricante en cuanto a la frecuencia con la que se debe reemplazar la cabeza con cerdas; muchos de estos cepillos cuentan con un mecanismo que te indica cuándo toca hacer el cambio. Además, algunos dentistas recomiendan reemplazar el cepillo después de recuperarte de una enfermedad.

P. ¿Dónde debo guardar el cepillo de dientes?

Enjuaga bien el cepillo después de usarlo y luego guárdalo en posición vertical para que el aire lo seque, según recomienda la ADA.  Si guardas un cepillo mojado en un estuche cerrado de plástico, o incluso en un botiquín, ello podría fomentar el crecimiento de moho y bacterias. Además, se recomienda guardar el cepillo hacia el extremo del mostrador más lejano del inodoro, para evitar el contacto con bacterias fecales.

P. ¿Qué debo buscar en una pasta dental?

Asegúrate de usar una pasta dental que contenga flúor, ya que este ingrediente, según los dentistas, previene las caries y fortalece los dientes. El flúor es especialmente importante para los adultos mayores, que son más susceptibles a las caries porque muchos de ellos toman medicamentos que provocan la sequedad bucal, según Melrose. Todas las pastas dentales recomendadas por la ADA contienen flúor.

Si te duelen los dientes cuando se exponen al calor o al frío, el uso de una pasta desensibilizante que contenga ingredientes como potasio y fluoruro de estaño puede ayudar a reducir esta molestia.

P. ¿Se debe usar un enjuague bucal?

Algunos enjuagues bucales contienen ingredientes antimicrobianos que pueden reducir la placa y la gingivitis. Otros contienen flúor para prevenir las caries. Según Melrose, un enjuague con flúor es la mejor opción para la mayoría de los adultos mayores, debido a su mayor susceptibilidad a las caries. Pregunta a tu dentista o higienista sobre el tipo de enjuague que sería más adecuado para ti.

P. ¿Algún otro consejo para los adultos mayores con respecto al cuidado dental?

Para maximizar los beneficios de la pasta dental, Marchini recomienda no enjuagarte la boca después de lavarte los dientes. "Es difícil dar este consejo porque a la gente no le gusta tener ese fuerte sabor en la boca, pero puedes beneficiarte de que el flúor permanezca en los dientes", dice Marchini.

Michelle Crouch es una escritora colaboradora que ha cubierto temas de salud y finanzas personales para algunas de las principales publicaciones para consumidores del país. Su trabajo se publicó en Reader's Digest, Real Simple, Prevention, The Washington Post y The New York Times.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.