Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Causas principales de la pérdida de visión y ceguera

Lo que debes saber sobre la degeneración macular, el glaucoma y otros problemas oculares.


spinner image Médico le hace un examen de la vista a una paciente
GETTY IMAGES

| Un hecho indiscutible del envejecimiento: conforme pasan los años, corremos un mayor riesgo de sufrir una variedad de problemas oculares. Al llegar a los 40 años, somos más propensos a empezar a tener problemas leves de la visión, como dificultad para leer el periódico (una enfermedad conocida como presbiopía), y tal vez nuestros ojos se vuelvan más resecos y más sensibles a la luz y al viento. Los flotadores —puntos diminutos que flotan por nuestro campo de visión— también son más comunes a medida que avanzamos de edad.  

La buena noticia es que la pérdida grave de la visión no es una parte natural del envejecimiento, aunque nuestro riesgo incrementa. Las causas principales de la ceguera —degeneración macular, retinopatía diabética, glaucoma y cataratas— están relacionadas principalmente con la edad. Y la cantidad de adultos mayores en EE.UU. con deficiencias visuales es grande y sigue creciendo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inlgés), cerca de 12 millones de adultos mayores de 40 años tienen problemas de la vista; 1 millón de ellos son ciegos. Se proyecta que ese número será más del doble para el año 2050, a medida que la población envejece y más personas desarrollan diabetes y otras enfermedades crónicas.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Pero algunas causas de la pérdida de visión pueden prevenirse o tratarse con éxito antes de que el daño progrese: “Realmente se trata de detectar los problemas a tiempo”, dice el Dr. Mitchell Brinks, profesor adjunto de Oftalmología en la Facultad de Medicina de Oregon Health & Science University.

Debes prestar atención a lo siguiente.

Degeneración macular

La degeneración macular, también conocida como degeneración macular relacionada con la edad, o DMRE, es una causa principal de la pérdida de la visión entre los adultos mayores de 50 años en el país. Más de 10 millones de personas en Estados Unidos padecen la DMRE, y unos 2.2 millones tienen casos avanzados que son una amenaza para la visión.

En la forma “seca” de esta enfermedad, depósitos pequeños llamados drusas secan la mácula; la parte del ojo que nos proporciona la visión central y nos permite ver con gran detalle y en colores vivos. En la forma “húmeda” que causa más daño, debajo de la mácula crecen vasos sanguíneos anormales, lo que causa que derramen líquido o que sangren.  

Es posible que la DMRE no cause ceguera total, pero puede llevar a la pérdida de la visión central y dificultar ver rostros, conducir y realizar otras actividades. Algunas vitaminas y minerales, especialmente los que se encuentran en las verduras de hojas verdes, pueden mitigar sus efectos.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética —una complicación de la diabetes— es extremadamente común: más de 2 de cada 5 personas con diabetes desarrollan retinopatía diabética, según el Instituto Nacional del Ojo de los Institutos Nacionales de la Salud (en inglés); los hispanos mayores corren un riesgo especialmente alto.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Esta enfermedad ocurre cuando los azúcares en la sangre bloquean los vasos en la retina —el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo—. Esto progresa por cuatro etapas, y con el tiempo puede eliminar la visión. Se trata con inyecciones, tratamiento láser y cirugía. Controlar los niveles de azúcar en la sangre es la mejor manera de reducir el riesgo. 

Glaucoma

Según la Academia Estadounidense de Oftalmología, más de 2.7 millones de personas mayores de 40 años tienen glaucoma, pero solo la mitad lo sabe. Las personas mayores de 60 años (o mayores de 40 años para las personas de color), los fumadores y quienes tienen un historial familiar de glaucoma enfrentan un mayor riesgo. 

El glaucoma daña el nervio que transmite información visual al cerebro. En la mayoría de los casos en Estados Unidos, el ojo no drena bien los líquidos, lo que aplica presión en el nervio óptico. En otros casos, el iris bloquea el drenaje de líquido, lo que aumenta la presión ocular.

La forma más común de la enfermedad (glaucoma de ángulo abierto) progresa lentamente y sin síntomas obvios al principio, pero con el tiempo puede causar ceguera si no se atiende; es por eso que se conoce como el “ladrón silencioso de la vista”. Los tratamientos no pueden restaurar la visión perdida, pero pueden evitar que empeore. Hacer ejercicio con regularidad también podría ayudar, dice Brinks. Él señala un estudio en el que se les pidió a personas con glaucoma que usaran una bicicleta fija tres veces a la semana por 45 minutos cada vez, “y la presión ocular disminuyó considerablemente. Fue todo un éxito”. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Cataratas

Las cataratas son la enfermedad ocular más común en Estados Unidos, con más de 25 millones de personas que la padecen. Al llegar a los 80 años, la mayoría de las personas o tienen cataratas o han tenido una cirugía para corregirlas. Las cataratas se desarrollan cuando las proteínas oculares se desprenden y se agrupan, con lo que se forma un área nebulosa en el lente; parecido al vaho en una ventana. Empañan y nublan la visión, lo que hace que leer, conducir y otras actividades sean más difíciles.

Son la causa principal de la ceguera a nivel mundial, pero son menos propensas a causar ceguera en este país, gracias a los tratamientos altamente exitosos y al acceso relativamente fácil a ellos. “Es casi completamente reversible”, dice Brinks, quien lo llama “una historia exitosa de la medicina”.

Otros trastornos

Otras dos causas principales de la deficiencia visual —ambliopía (también conocida como “ojo vago”) y estrabismo, un desequilibrio en el posicionamiento ocular— se desarrollan durante la infancia o la niñez. Los “errores refractivos” comunes como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo (visión distorsionada a cualquier distancia) también deterioran la visión, especialmente a medida que envejecemos, y eso puede ser un gran problema para quienes no tienen acceso al cuidado de los ojos. “Simplemente el error refractivo básico es una preocupación de salud pública en este país”, dice Jeff Todd, presidente y director ejecutivo de Prevent Blindness, una organización para la salud y seguridad ocular.

Prevención y tratamiento

No toda la pérdida de la visión puede prevenirse, y algunas enfermedades son difíciles de tratar. Pero los exámenes rutinarios de la vista pueden proteger la salud ocular, dice Todd, lo que permite una intervención crítica temprana si surgen problemas.

Usar gafas protectoras y tomar otras medidas de seguridad también protegen la visión. Hacer ejercicio con regularidad, llevar una dieta saludable y dormir lo suficiente también son esenciales. “Cuidar de tu cuerpo es cuidar de tus ojos”, dice Todd. 

Brinks y Todd también recomiendan “descansos de la pantalla”, especialmente a medida que pasamos más tiempo frente a la computadora durante la pandemia. Ellos citan la regla “20-20-20”: cada 20 minutos, mira al menos a 20 pies de distancia de la pantalla de tu computadora por al menos 20 segundos. “Es bueno salir y moverse, y dejar que tus ojos descansen junto con el resto del cuerpo”, dice Todd.

A un nivel más sistemático, podemos abogar por mejorar y avanzar el acceso a cuidados de la salud y por conseguir más apoyo para telesalud e investigación de la salud ocular. “Si tienes la suerte de vivir muchos años, vas a sentir cambios en la visión”, expresa Todd. “Eso no significa que no se puede hacer nada al respecto”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.