Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Hija es la asistente personal de su mamá con Alzheimer Skip to content
 

Rol de cuidador: asistente personal

Una joven madre asume un segundo trabajo al encargarse de satisfacer las necesidades básicas de su madre.

Olivia García cuida de su madre con Alzheimer

EDWARD LINSMIER

"Al principio fue difícil”, acepta Olivia García, de 34 años, al referirse al cuidado de su madre, Rosalinda Ovalle, de 62 años, a quien le diagnosticaron Alzheimer en el 2013.

In EnglishOlivia García, de 34 años, agente de seguros y madre de dos hijas en Cape Coral, Florida, cuida a su madre, Rosalinda Ovalle, de 62 años, que padece de Alzheimer y demencia del lóbulo frontal. Durante la semana, Rosalinda va a un centro de cuidado diurno para adultos, el cual su seguro paga. 

Mi madre vino a vivir con nosotros en el 2013 porque necesitaba cuidado las 24 horas. La levanto por la mañana, la ayudo a bañarse y a vestirse, me aseguro de que coma y de que se tome sus medicamentos, y la acompaño al autobús que la lleva al centro de cuidado diurno. Suele regresar a casa antes que yo, por eso mi familia ayuda a acomodarla en la casa. Tratamos de sacar tiempo para algunas actividades por la noche antes de darle la comida y los medicamentos, y luego ayudarla a alistarse para ir a dormir. Básicamente, me encargo de todos sus cuidados y le doy lo que necesita. También la ayudo a entretenerse con juegos de cartas y muñecas, le arreglo las uñas o el cabello, o la saco a pasear los fines de semana. 

Olivia García le da de comer a su mamá

EDWARD LINSMIER

Olivia se asegura de que su madre coma bien y que se tome todos los medicamentos.

“No sé cómo logro hacer todo mientras trabajo a tiempo completo, soy esposa y madre de dos hijas en la escuela primaria, y me mantengo al día con las tareas domésticas”.

Olivia García

Hemos recorrido un largo camino desde la primera vez que vino a vivir con nosotros. Uno de los retos más difíciles se presentó en el 2015, cuando peleaba con nosotros por todo. Estaba paranoica e irritada, y agredía físicamente a las personas. Esto sucedió al poco tiempo después de que le quitáramos el auto porque lo dejaba abandonado si no le funcionaba bien. Esto sucedió tres veces y la última vez nos demoramos cuatro semanas para encontrarlo. Además, no comía, dormía ni se cuidaba bien, por lo que supimos que debíamos darle algún medicamento para calmarla. Mamá también sufre de diverticulitis, lo que nos hizo llevarla al hospital varias veces y planteó una nueva cantidad de desafíos.

Olivia García le seca el cabello a su mamá

EDWARD LINSMIER

Olivia ayuda a su madre a alistarse para ir al centro de cuidado diurno para adultos antes de irse a trabajar.

No sé cómo logro hacer todo mientras trabajo a tiempo completo, soy esposa y madre de dos hijas en la escuela primaria, y me mantengo al día con las tareas domésticas. Estoy segura de que no podría hacerlo sin la ayuda de los míos y la fuerza de Dios. Estamos muy bendecidos al tener un sistema que funciona para nosotros. Mamá y yo siempre hemos tenido una buena relación y no querría que estuviera en ningún otro sitio. Me siento bien al saber que recibe buen cuidado y que todavía conserva algo de su dignidad. 

— como le contaron a Stacey Colino

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.