Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Consejos para evitar el agotamiento de los cuidadores Skip to content
 

7 consejos efectivos para evitar el agotamiento de los cuidadores

Cuidar de un ser querido puede ser gratificante, pero a la vez estresante.

Mujer con sus manos en las sienes

GETTY IMAGES

Los grupos de apoyo y recursos en línea pueden ayudar a los cuidadores a sobrellevar el estrés.

In English | Cuidar de un ser querido enfermo o en etapa terminal puede ser gratificante, pero también puede ser estresante. Ciertamente, casi la mitad de todos los cuidadores familiares dicen sentirse "algo estresados", y más de un tercio están "sumamente estresados", de acuerdo con el informe de la National Alliance for Caregiving y AARP "Caregiving in the United States 2015". Si eres uno de esos muchos cuidadores, aquí te damos algunas ideas de cómo evitar el agotamiento extremo.

1. Recuérdate a ti mismo que tu trabajo tiene valor.

Nunca olvides que lo que haces es valioso de muchas maneras. Según un informe del Instituto de Política Pública de AARP, en el 2009, cerca de 40 millones de cuidadores familiares brindaron 37,000 millones (37 billion) de horas de cuidado a sus padres, cónyuges, parejas y otros seres queridos, con un valor estimado de $470,000 millones ($450 billion). ¿Cuánto es $470,000 millones? Es casi tanto como el total de ventas de las compañías más grandes del mundo, incluida Walmart ($485,900 millones para el año fiscal que terminó el 31 de enero del 2017).

2. Encuentra maneras de comunicarte en grupo.

Por supuesto, todo el mundo quiere saber cómo salió tu papá de la cirugía, pero puede ser agotador tratar de informar individualmente a las personas por teléfono o correo electrónico. Sitios web como CaringBridge te permiten enviar mensajes en grupo de una vez. PostHope y MyLifeLine.org son otros sitios similares.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3. Únete a un grupo de apoyo.

La Family Caregiver Alliance tiene una herramienta de navegación para la familia que ayuda a localizar recursos —como grupos de apoyo cerca de ti— y también te da la oportunidad de unirte a grupos de cuidadores en línea. Puedes conversar por internet con otros cuidadores familiares que se encuentran en una situación similar a la tuya por medio del sitio web de AARP. También puedes encontrar servicios y recursos en tu área a través del Eldercare Locator, un servicio público de la Administración de Asuntos sobre la Vejez. Además, los sitios web de la Alzheimer's Association y de CancerCare ofrecen información sobre grupos de apoyo. La Well Spouse Association es otro buen recurso si necesitas ayuda para conectarte con otros cuidadores.

4. Organízate:

Busca recursos simples como calendarios y listas de tareas pendientes que te ayudarán a priorizar tus responsabilidades. Trabaja con tus seres queridos para crear un inventario de dónde se encuentran las cosas importantes. Es esencial saber dónde están ciertos documentos: tarjetas del Seguro Social, certificados de matrimonio y de nacimiento, testamentos o fideicomisos, las escrituras de la casa, y la documentación de los seguros y las cuentas bancarias. Mantenerte organizado te dará tranquilidad y te hará estar mejor preparado para los eventos futuros.

5. Cultiva las relaciones positivas en tu vida.

Aunque te sientas abrumado, date el tiempo para hablar con tus amigos y familiares más cercanos. Pasa una velada con alguien que sepa escuchar. Limita el tiempo que pasas con personas negativas que empeoran tu estado de ánimo y perspectiva. Rodéate de aquellos que te aprecian y que realmente se preocupan por ti.

6. Te mereces un descanso.

No puedes continuar trabajando todo el día, todos los días. Todos necesitamos un respiro, incluso los cuidadores. Pídele a un amigo o familiar que te cubra durante algunas horas de vez en cuando para que puedas salir a caminar, ir a ver una película o a cenar afuera. El Eldercare Locator también puede ayudarte con recomendaciones específicas a tu área para servicios como cuidado en el hogar, planes de comidas y opciones de transporte. Indaga sobre centros de cuidado diurno en tu comunidad. En ocasiones brindan atención en un entorno grupal para adultos mayores que necesitan supervisión.

7. No te olvides de cuidar tu propia salud.

Proponte la meta de establecer una buena rutina de sueño y hacer ejercicio cierto número de horas cada semana. Asegúrate de comer sano y beber suficiente agua. Y consulta a tu médico sobre las inmunizaciones y exámenes preventivos recomendados. Infórmale a tu médico que eres un cuidador y discute cualquier preocupación que tengas. Una sesión diaria de relajación y meditación también te serán de beneficio.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO